Diez (10) Reglas básicas para instalaciones equinas – Zootecnia y Veterinaria es mi Pasión
Zootecnia y Veterinaria es mi Pasión

Diez (10) Reglas básicas para instalaciones equinas

 Diez (10)  Reglas básicas para instalaciones equinas

Reglas básicas:

Debemos tener en cuenta que nuestros caballos permanecen mucho tiempo confinados en sus cuadras, por este motivo, un correcto diseño resulta imprescindible.

1. Un caballo necesita como mínimo un alojamiento de 3 x 3 m.

2. El suelo debe ser fácil de limpiar y no resbaladizo.

El material más usual es el recebo compactado. Estos pisos son flexibles, absorbentes, silenciosos, blandos, conservan una agradable temperatura, mantienen los cascos húmedos y brindan agarre al pisar. Antes se coloca gravilla o piedra porosa y arena como material base filtrante, de 15-20 cm sobre el suelo original, para que sirva de drenaje y finalmente se pone una capa de recebo apisonado y nivelado de por lo menos 15 cm de espesor, con pendiente hacia la puerta no mayor al 2%. Una mezcla formada por 2/3 de arcilla y 1/3 de arena, drena bien, tiene problemas de olor mínimos y se renueva con facilidad. La arena sola tiene el inconveniente que se pueden ingerir algunas partículas, aumentando el riesgo de cólico.
Los pisos de concreto, asfalto o ladrillo en general son duraderos, no requieren mantenimiento, son fáciles de limpiar e higiénicos, tienen el inconveniente de ser rígidos y no tienen capacidad de desagüe, también están asociados con una mayor incidencia de lesiones en las extremidades como trastornos de ligamentos y tendones. Son muy fríos y al ser deslizantes cuando están mojados son peligrosos para caídas, precisan una cantidad considerable de cama y/o que los caballos permanezcan al aire libre mínimo durante 4h/día.

Los pisos de madera, usados algunas veces en Europa para pisos elevados, carecen de durabilidad, son absorbentes, difíciles de limpiar, acumulan la orina, también conservan malos olores, son deslizantes cuando se humedecen, son propensos a atraer roedores y en general son poco higiénicos, no obstante brindan una buena tracción y constituyen una superficie tibia.

3. El techo tiene que aislar tanto del frío como del calor.

4. La cama debe estar limpia y seca, con un grosor mínimo de 20 cm, siendo superior junto a las paredes para evitar traumatismos. En la práctica se suele colocar la mayor cantidad en el centro buscando que la cama sea más confortable y consiguiendo, sin embargo, que sea menos segura. Los tipos de cama pueden ser los siguientes :

 

19-Sin título

También  te puede interesar (Áreas para la inyección en equinos)

5. Las paredes deben ser perfectamente lisas para que no se rocen. No debe tener ningún saliente, por pequeño que éste sea. Las paredes de separación entre cuadras no deben llegar al techo, para favorecer la ventilación.

6. El comedero y el bebedero se deben situar lo más lejos posible entre sí. El comedero y bebedero deben ser cuidadosamente diseñados e instalados para evitar que se enganche la cabezada.

Los caballos están adaptados a comer a nivel del suelo. Sin embargo, cuando la comida se deposita en un comedero adecuado, se evita el desperdicio y se mantiene la salubridad y el control de la comida. Serán suficientes para contener 6.5Kg de cereal y se situaran de forma conveniente y donde sea fácil su limpieza. Si se sitúan en la parte anterior del compartimento del caballo, el personal responsable de la distribución del pienso puede observar la conducta del caballo cada vez que recibe la ración, otros criadores prefieren por comodidad y seguridad, que se ubiquen de manera tal que el trabajador dosifique la ración sin necesidad de entrar a la caballeriza.

7. Es fundamental una buena iluminación y ventilación. Por ello son más adecuadas las cuadras exteriores.

Lee (8. ULCERA DE CORNEA EN EQUINOS)

8. Las puertas deben ser grandes para evitar traumatismos, siendo preferibles las de dos hojas que mejoran la ventilación y la iluminación.

9. Las ventanas se deben abrir por arriba y hacia dentro de manera que el aire que entra se dirija hacia la parte superior.

10. Es aconsejable poner una reja entre las cuadras que les permita verse pero no morderse. Además mejora la ventilación y la iluminación. En base a lo explicado, podemos concluir que una cuadra debe ser espaciosa, segura, confortable, ventilada, luminosa y seca.

Zootecnista con Maestría en administración, Docente Universitario.

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: