Las hembras alcanzan su madurez sexual entre 6 y 7 meses  y los machos entre los 7 y 8 meses de edad.

El Sylvilagus floridanus es de ovulación provocada, es decir, que la acción sexual del macho es suficiente para desencadenar en la hembra la ovulación lo cual ocurre a las 8 o 12 horas después del salto, estando los óvulos durante 12 horas en condiciones de ser fecundados.

El ciclo ovárico normal es de 15 a 16 días siendo solo fecundable de 12 a 13 días. El dimorfismo sexual es muy común en los lagomorfos.

Según LINZEY, (1998), el Sylvilagus floridanus no exhibe un dimorfismo sexual definido, pero las hembras tienden a ser más grandes que el macho.

Los machos sexualmente activos presentan testículos escrotados y el glande del pene extrusible. Las hembras en estado de preñez o después del parto muestran folículos de graff y cuerpos luteos.  Las hembras presentan útero  doble.  Los embriones son rojizos, esféricos, cuando se desarrollan en la parte media de la longitud del útero.  No se han encontrado más de tres embriones en un solo útero contando con los dos úteros de una misma hembra .

Durante el período de reproducción la mayoría de los conejos mantienen una jerarquía, la cual está asociada con la secreciones aromáticas de las glándulas superficiales que expulsan en la orina y excremento. Si un varón estorba el territorio de otro que corteja a una hembra, éstos comienzan a luchar manifestándose con mordeduras puntapies y rasguños .

 El cortejo comienza cuando el macho sigue a la hembra de cerca y ella comienza a correr lejos, posteriormente ambos aprietan sus cabezas haciendo contacto con la boca, ellos normalmente se lamen durante varias horas, el varón presenta la cola como una forma de seducirla, luego aprieta firmemente la parte de atrás de la cabeza de la hembra para luego morderla firmemente en la parte del cuello desencadenándose de esta forma la cópula, la cual finaliza cuando el macho realiza una serie de puntapiés hacia atrás.

 En Norte América, la reproducción se lleva a cabo durante todo el año, dependiendo de  factores que desencadenan la reproducción, entre estos se encuentran la temperatura, la precipitación y la disponibilidad de alimentos.  Además existe otro factor que se encuentra estrechamente desarrollado con el tamaño de la camada de la hembra, el cual es la intensidad de luz de la zona. Cuando es menos marcado este factor se presenta mayor número de animales por camada; lo cual ocurre en el norte, así el numero de crías por camada puede variar de 4 – 7. Caso contrario se presenta cuando la intensidad de luz es mayor, produciendo camadas menos numerosas. Esto se presenta en la zona sur, donde el número de animales puede variar de 1-5.

 El tamaño de las camadas también depende de la madurez sexual de la hembra. Para Venezuela se reportan camadas entre 2,4 – 2,6 animales por parto en hembras primerizas; es decir, que las hembras con menor madurez sexual presentan camadas menos numerosas. La producción para una hembra que sobrevive un año normalmente sería de 22 animales, pero dado que la supervivencia adulta es baja, estimada en 0,63% por mes, para la población de Paraguana en Venezuela norteña, el promedio de producción por hembra es de 5,2 animales por año.

Imagen relacionada

Puedes leer Siete (7) puntos que debes de saber de la Gestación de la coneja