Una startup estadounidense crea carne de pollo y de pato sin herir a ningún animal

Un tema con mucha controversia y estoy preparado por los malos comentarios de los extremistas protectores de animales.

People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) es la organización de derechos de los animales más grande del mundo, con más de 5 millones de miembros y simpatizantes. PETA quiere acabar los mataderos en todo le mundo y de esta manera evitar el maltrato de animal en el mundo, según la organizacion se debe salvar a todos loa animales del planeta y que no deben ser consumidos.

PETA se enfoca en cuatro áreas en las que el mayor número de animales sufre más intensamente por períodos de tiempo más largos: en las granjas industriales, en el comercio de la ropa, en los laboratorios y en la industria del entretenimiento.

Esta organización ha celebrado algunos titulares de la prensa internacional:  que encontrado como son:

  • La carne de laboratorio, más cerca de llegar al supermercado
  • La “carne de laboratorio” está cada vez más cerca de la mesa
  • Esta es la carne artificial que salvará el planeta (y su receta)

Estos titulares se deben a que Una startup estadounidense esta creando carne de pollo y de pato con medios artificiales es decir en laboratorios y pretende competir con la industria cárnica del mundo sin herir a ningún animal.

Situados en el área de la bahía de San Francisco, Memphis Meat ha querido unir el espíritu innovador de Silicon Valley y las tradiciones gastronómicas del sur de los Estados Unidos.

No es la primera vez que científicos logran producir carne animal en un laboratorio. Esta misma compañía consiguió hacer albóndigas el año pasado y hace tres meses produjeron carne de ternera para hacer fajitas. Además, científicos holandeses crearon la primera hamburguesa de carne de células de animales en 2013.

El proceso de creación dura tres meses. Se hace a partir de células Madres de animales tomadas de músculos de animales que se recolectan con una simple biopsia, para luego ser ‘alimentadas y criadas’ en laboratorio. De esta manera pueden crecer y fortalecerse para crear nuevo tejido muscular, que se desarrolla estirando las células proliferadas entre dos soportes de velcro. La tendencia innata de estas células para adherirse unas a otras causa el aumento de volumen y la formación de pequeños filamentos de carne.

Finalmente, estos filamentos se compactan para dar forma a la carne o hamburguesa. Sin embargo, la ‘carne sintética’ hasta el 2013 no era exactamente un producto gourmet, era incolora y para obtener el rojo se le agrega jugo de remolacha.

También le falta el sabor, por la ausencia de grasa y sangre y por tanto se añade a la receta un poco de azafrán, sal, huevo en polvo y pan rallado. Los que la probaron en Londres dijeron que estaba un pelín sosa, pero que era muy similar a la carne real, a pesar de algunas diferencias en la textura.

Sin embargo este año la empresa por primera vez consiguió crear platos a través de células de aves: el crujiente pollo frito y un pato a la naranja.

El problema sigue siendo el precio: producir medio kilo de carne supone un coste de 9.000 dólares. Aunque, la empresa ha logrado en solo un año -desde las albóndigas- reducir a la mitad el coste. Por ello, creen que pronto podrán competir en el mercado dentro de poco tiempo. Para ser más exactos, Memphis Meats espera tener sus productos en los supermercados estadounidenses en 2021.

Sin duda se trata de un producto completamente revolucionario que ha recibido alabanzas desde organizaciones como PETA: “Estamos muy a favor de todo aquello que reduzca o elimine los mataderos”.

El análisis 

Yo me pregunto: en un caso hipotético donde la industria cambie y se llegue a producir o remplazar a los animales de granja que pasaría con estas especies?

Será que en un mundo capitalista la protección de estas especies se llevara acabo?

Sabemos que productos sintéticos se están agregando para simular las características organolecticas?

Si en gran parte la calidad nutricional en términos de ácidos grasos  esenciales y aminoácidos depende de la dieta, entonces seria invertir mas productos sintéticos a la dieta humano.

Y peor aun, que pasaría se los señores de PETA conversen a que todos seamos vegetarianos?

Pues bien algunas opciones que pasarían seria la extinción de estas especies domesticas.

No sería un hermoso paraíso con animalitos felices corriendo por doquier. Las vacas, pollos y cerdos ya no nos serían útiles. La población de los mismos disminuiría drásticamente pues nadie se encargaría de criarlos ni cuidarlos y los que queden vivos tendrían que ser adoptados, sería grotesco ver a los talibanes de PETA promoviendo la adopción de vacas de 400 kilos que requieren comer 40 kg de pasto al día y  cerdos de 100 kg, sin mencionar ovinos, caprinos, búfalos y demás animales de granja.

Estos animales han sido criados por los humanos y se han adaptado a eso, no serán capaces de sobrevivir en estado salvaje, muchas de esas especies han sido genéticamente seleccionadas para su consumo y morirían si se les abandona.

Por otro lado, las tierras que actualmente se usan para pastar y criar animales serían necesarias para cultivar verduras cereales y frutas, al dejar de comer proteínas necesitaríamos muchos mas alimentos de orígen vegetal.

Las gallinas si sobreviven se convertirían en una peste similar a las ratas que arrasarían con los sembradíos de cereales y los cultivadores las matarían. Las vacas son enormes herbívoros que necesitan toneladas de comida y ya nadie se encargaría de cultivar el pasto para alimentarlas. Sin duda esos animales se extinguirían si dejáramos de consumirlos, existen gracias a que nosotros los criamos para poder comerlos; moleste a quien moleste los seres humanos hemos alterado el planeta hasta tal punto que somos una pieza clave en el ecosistema.