Mastocitoma en Perros

Definición de mastocitoma

El mastocitoma se define como una proliferación neoplásica maligna de mastocitos que se encuentran fundamentalmente localizados en la dermis. Son tumores muy frecuentes en caninos y menos frecuentes en Felinos y Humanos.

Si bien los mastocitos son células hematopoyéticas con origen en la médula ósea, no se los suele encontrar circulando en sangre periférica, por el contrario, suelen observarse en el tejido conectivo de todos los tejidos, especialmente a aquellos que tienen contacto con antígenos externos (piel, aparato respiratorio y digestivo) Los mastocitos son células redondas que tienen numerosos gránulos en el citosol que tienen moléculas vasoactivas como heparina, histamina, citoquinas y leucotrienos

Etiologia y Patogénesis

La etiología de la neoplasia del mastocytoma no se conoce. Sus células son constituyentes normales de la dermis canina y felina. En algunos casos, en particular cuando hay múltiples neoplasias, puede haber una secreción significativa de mediadores vasoactivos, como histamine o heparina, lo que da lugar a una actividad paraneoplásica.

Esta puede oscilar desde un eritema local y edema hasta la ulceración péptica y coagulopatías.

Características Clínicas de la mastocitoma

Los tumores de mastocitos son más frecuentes en perros viejos. No hay predisposición sexual pero algunas razas están más predispuestas, como los Boxer, Labrador Retriever, y Staffordshire Bull Terrier. La presentación más frecuente en el gato es un nodulo dérmico aislado, aunque a veces se pueden encontrar lesiones múltiples.

En gatitos siameses se ha descrito un síndrome de mastocitoma benigno, que se presenta en forma de pápulas cutáneas múltiples y nodulos. En el perro los tumores habitualmente empiezan en forma de nodulos dérmicos aislados o múltiples, pero su aspecto clínico y su evolución posterior varían y es muy impredecible.

Pueden variar desde 1 a 10 cm; pueden ser blandos o duros y están bien circunscritos. En líneas generales, los mastocitomas o bien son nodulos solitarios de crecimiento rápido, o bien nodulos poco definidos de crecimiento lento con tendencia a metástasis rápidas.

Diagnostico Diferencial

• Histiocitoma
• Granuloma bacteriano fúngíco
• Granuloma por cuerpo extraño
• Otras neoplasias cutáneas

Pruebas Diagnosticas

La sospecha clínica se puede confirmar examinando muestras de aspirados con aguja de biopsia debidamente teñidos. El examen de las muestras teñidas adecuadamente ofrece la información suficiente para asegurar que se ha extirpado a una distancia adecuada (2-3 cm), pero no para permitir clasificar el tumor.

Todas las neoplasias extirpadas se deberían someter a examen histopatológico. Desafortunadamente, hasta la  fecha ha sido muy difícil predecir el comportamiento
biológico, o incluso establecer el tratamiento idóneo (a parte de la cirugía), en base a la clasificación histopatológica de la morfología de mastocitoma.

Tratamiento para la mastocitoma

Todos los tumores de mastocitos deben considerarse potencialmente malignos en el perro, por lo que en caso de lesiones aisladas el mejor tratamiento es una amplia escisión local.  Se recomienda dejar un amplio margen quirúrgico de 2-3 cm en todas las superficies, incluso en las lesiones  aparentemente bien delimitadas.

En algunas zonas del cuerpo (la zona distal de las extremidades por ejemplo), este tipo de escisión puede requerir la aplicación de colgajos cutáneos o algún otro tipo de injerto quirúrgico. Existen pocas pruebas que demuestren que la escisión de nodulos aislados debiera ser seguida de quimioterapia.

Se ha propuesto un régimen de tratamiento por etapas para los tumores de mastocitos caninos y la tabla siguiente se basa en estas referencias:

Fase 1: Un tumor aislado en la dermis sin afectar a los ganglios linfáticos regionales.

• Escisión quirúrgica amplia con cimetidina (5 mg/kg p.o. q 6 h) si hay secreción de histamina.

Fase 2: Un tumor aislado en la dermis con afectación de los ganglios linfáticos regionales.

• Escisión quirúrgica más radioterapia.
• Cimetidina si hay secreción de histamina.

Fase 3: Múltiples tumores o tumores grandes infiltratives, con o sin afección de los ganglios linfáticos regionales.

• La escisión quirúrgica puede ser útil, la quimioterapia es imprescindible. Prednisolona (40 mg/m2 p.o. q 24 h durante 7 días, después 20 mg/m2 p.o. a días alternos) y vincristina (0,5 mg/m2 i.v. una vez por semana).

 • Cimetidina si hay secreción de histamina.

Fase 4: Cualquier tumor con metástasis distante

• Prednisolona (40 mg/m2 p.o. q 24 h durante 7 días, después 20 mg/m2 p.o. a días alternos) y vincristina (0,5 mg/m2 i.v. una vez por semana).
• Cimetidina si hay secreción de histamina.

Se ha sugerido la tiamcinolona (1 mg/cm de diámetro del tumor) intralesional, como complemento adecuado para el tratamiento de tumores en las fases 3 y 410. También existe un considerable interés en la aplicación intralesional de agua desionizada, y su infiltración post quirúrgica en la zona operada”.

Puntos claves

• Neoplasma con un elevado potencial de malignidad.
• La mejor opción de curación se consigue con una amplia escisión por todos lados.
• Se recomienda la radioterapia de las lesiones recurrentes.

Neoplasia de mastocitos. Múltiples nodulos eritematosos en las ingles de un perro.

Neoplasia de mastocitos. Nodulo aislado y ulcerado en la cadera de un perro.

Otras enfermedades de perros