Edema de la ubre

Definición Edema de la ubre

Es una afección en la que se acumula líquido en el parénquima de la ubre y en las zonas adyacentes; este líquido se localiza debajo de la piel y no en el tejido secretor. En casos graves la inflamación puede extenderse a toda la parte inferior del abdomen.

Etiología

Actualmente se piensa que aunque el obstáculo al drenaje venoso resulte de la presión del feto en la cavidad pélvica y se considere como la causa primaria del edema de la ubre, probablemente actúe como factor predisponente la hipoproteinemia, por las demandas —en el último tercio de la gestación— por parte del producto en pleno desarrollo.

El edema también puede manifestarse por la instalación de agentes bacterianos causantes de mastitis, produciendo un edema duro o fibroso a la palpación.

Epidemiología

Suele presentarse principalmente en vacas a primer parto. No hay datos con respecto a morbilidad y mortalidad, pero se dice en la literatura que es vago y nulo, respectivamente, pues actualmente se cuenta con medicamentos específicos, según la gravedad de cada caso.

Se ha notado un ligero aumento de estos casos en explotaciones donde de manera rutinaria se proporcionan concentrados ricos en energía antes del parto, o bien, cuando inmediatamente después del parto se suministran concentrados sin dejar que disminuya o desaparezca el edema en la ubre.

Signos clínicos

Aparte de la molestia percibida en el animal por el gran volumen de la ubre, está la manifestación de los cuatro puntos cardinales de toda inflamación: dolor, rubor, aumento de la temperatura y de tamaño, además de dificultad al ordeño o la lactancia.

Una ubre edematizada determina el debilitamiento de los ligamentos que la sostienen, flojedad de los pezones y ubre colgante que está más predispuesta a traumatismos por otros animales o por afecciones de bacterias causantes de mastitis que tienden a complicar el cuadro al tornar el edema a una consistencia fibrosa.

Diagnóstico

Se realiza generalmente por medio de la inspección visual, la palpación, la observación de calor y por el término de su presentación que es antes y después
del parto que, de prolongarse, debe someterse a tratamiento.

Tratamiento

La administración de diuréticos y corticosteroides es el tratamiento de elección, que tienen efecto benéfico brindando excelentes resultados en gran proporción de los casos. Estos deben ser aplicados por víaintramuscular.

Los diuréticos pueden aplicarse IM; de igual manera los antiinflamatorios como la dexametazona, y la flumetazona.

También es eficaz la clorotiacida (2 g 2 veces al día, vía parenteral, por 6 días, desapareciendo con frecuencia el edema en 24 horas. El uso de diuréticos antes del parto puede resultar peligroso, ya que produce gran pérdida de líquidos.

En este caso también poseen valor terapéutico los fomentos calientes, el masaje y la aplicación de linimentos.