Andrógenos 

La testosterona pertenece a la clase de esteroides llamados andrógenos.  En el macho estos se producen en las células de leydig en los testículos por la influencia de la (LH) secretados por la hipófisis anterior.

La testosterona estimula la formación de la espermatogénesis y la aparición de las características sexuales secundarias masculinas después de la pubertad.  Es un esteroide anabólico que estimula la síntesis de proteína, lo cual induce a su vez la aceleración del crecimiento (Encarta 2005).

Sintesis de Andrógenos

La síntesis de testosterona ocurre en el retículo endoplasmático de las células de Leydig a partir del colesterol y es controlada por la acción de la (LH) que al unirse a los receptores.

Estas células activan el proceso de síntesis (Staben Feldy y Edquist, 1999), el colesterol penetra en la mitocondria por intermedio de los ácidos mavelónicos y escualeno, donde por acción enzimática es transformado a pregnenolona; posteriormente, en los ribosomas del retículo endoplasmático, puede tomar dos vías:

a) Pasa a 17-a

b) La pregnenolona con intervención enzimática pasa a progesterona (hormona sexual elaborada en el ovario) y ésta pasa a 17-a

Ambos caminos (a y b) dan un andrógeno menos potente que la testosterona que se sintetiza a la llegara de la pubertad (Agüera, 1995).

Mecanismo de accion

El efecto de las hormonas esteroides sobre las células diana depende de su fijación a receptores específicos.  Existen al menos dos tipos de receptores estrogénicos alfa y beta.  Estos receptores son grandes moléculas de proteína realizadas en el núcleo para después asociarse a moléculas de ADN específicas.  La secuencia de ADN que interactúa con el complejo hormona-receptor, se denomina elementos de respuesta hormonal, y con colaboración de otras moléculas, modulando la trascripción de diversos genes (De la Cruz, 1995).

Funciones de los Andrógenos sobre los órganos reproductores

Desde el punto de vista fisiológico, encontramos varias acciones:

  • El establecimiento de las características sexuales secundarias, como son: La configuración del cuerpo, la voz, el pelo, etc. (Stabenfeldt y Edquist, 1999).
  • Los esteroides sexuales masculinos tienen actividad androgénica, es decir, estimulan el crecimiento y función de los órganos genitales accesorios (incluyendo el pene, el escroto, la próstata y las glándulas seminales).
  • Facilitan la libido y aumentan la potencia sexual.
  • Coadyuvan el normal funcionamiento espermatogénico, es necesaria la intervención de FSH/LH y sobre todo la testosterona (Agüera, 1995).

Acciones de los Andrógenos sobre los órganos reproductores

Estas acciones se pueden resumir en seis:

  1.  Los esteroides con actividad androgénica tienen un efecto anabólico proteico y miotrófico al incrementar la síntesis de proteínas y disminuir la velocidad de descomposición de los aminoácidos, lo que lleva a incrementar la masa muscular, una distribución de grasa y un retraso del cierre epifisario.
  2. Estimulan o suprimen la producción de proteínas organoespecíficas tejidos como el riñón, hígado o las glándulas salivales.
  3. Influye sobre el equilibrio de electrolitos y agua.
  4. Favorece la retención del Nitrógeno y el desarrollo muscular en el animal joven y adulto.
  5. Interviene sobre la hipertrofia de la laringe y el engrosamiento de las cuerdas vocales.
  6. Influye sobre el crecimiento óseo y la retención de Calcio.

 

 

Metabolismo de la hormonas esteroides 

La modificación química o los procesos de degradación de las hormonas circulantes son dos elementos muy importantes para regular la concentración de hormona activa y su aporte a los tejidos efectores.

La hormona esteroide al ser transportada unida a proteínas en el plasma son protegidos frente a enzimas catabólicas; en este caso son el hígado y el riñón, los órganos de elección para degradar y eliminar las hormonas libres y sus metabolitos a través de la excreción renal y biliar, aunque parte de estas hormonas son recuperadas por la circulación heterohepática y la reabsorción renal (De la Cruz, 1995).

Aplicaciones

  • Los agentes anabólicos son una alternativa para acrecentar la producción de carne en los rumiantes, en menor escala en cerdos, y en una escala muy limitada en aves.
  • También son promotores eficaces del crecimiento en novillas, caballos y peces, éste se obtiene suministrando agentes anabólicos de carácter estrogénico y androgénico (Ciepielak, 1995).
  • El andrógeno sintético propionato de testosterona se administra en vacas y sementales usados como animales marcadores de la detección de estrógeno (Reeves, 1987).
  • La exposición prenatal a andrógenos mejora la tasa de crecimiento postnatal y la composición de la canal en novillas (Delatán, 1990)

Sigue leyendo Fertilidad del toro

Referencias Bibliograficas

AGÜERA, Sergio.  Aparato Genital Masculino.  En: Reproducción e Inseminación Artificial en Animales.  Santa Fe de Bogotá, D. C., Colombia: McGraw-Hill Interamericana, 1987.

DE LA CRUZ, Luis.  Concepto y Definición de Endocrinología, Biosíntesis y Transporte de Hormonas.  En: Fisiología Veterinaria.  SACRISTÁN F.  España: McGraw-Hill Editores, 1995.

Enciclopedia de Consulta MICROSOFT ENCARTA 2005.  Microsoft Corporation.

STABENFELT, G y EDYVIST, L.  Procesos de Reproducción en Macho.  En: Fisiología de los Animales Domésticos de DUKES.  Tomo 2.  México, D. F.: Swenson MS y Reeve WO Editores, Ed. Uteha, 1999.