Como aliviar el dolor de la artritis en perros y gatos 

Cuando su perro se levanta por la mañana, ¿se tambalea como un herido de guerra? ¿Sugato deambula por la casa arrastrando las patas? La artritis puede causar dolores severos en las caderas, los codos y la espalda.

Aunque hay diversas clases de artritis, la más común entre los animales de compañía es la osteoartritis. También denominada enfermedad degenerativa articular, suele aparecer después de años de uso y desgaste de las articulaciones.

Los animales de gran tamaño son particularmente propensos a la osteoartritis, pero has­ta el gato más pequeño puede padecer sus penosos efectos. Se trata de una enfermedad dolorosa, que no se aliviará sin su ayuda.

Desde los primeros síntomas de artritis, el animal necesitará atención del veterinario.

Éste podría recomendar antiinflamarorios, como comprimidos entéricos de aspirina o corticoides, La acupuntura también puede ser de gran ayuda. Pero hay varias medidas que usted puede tomar en casa para ayudar al animal a sentirse más cómodo.

Síntomas de artritis en perros 

Muchas personas asumen que su perro caminará peor cuando se vaya haciendo mayor, y no piensan en que pueda tener artritis, como los humanos. Pero si detectamos la artritis canina a tiempo, sí se puede tratar, al menos para mantener el físico de nuestro perro lo mejor posible por más tiempo. Así, aunque el perro sea anciano, siempre tendrá una mayor calidad de vida. ¿Como saber si mi perro tiene artritis canina? Fíjate en cómo camina y cómo se mueve tu perro. A continuación te mostramos algunos de los síntomas de artritis y artrosis en perros más frecuentes (recuerda que no sólo los perros ancianos la sufren):

  • Rigidez
  • Notar que el perro está limitado en sus movimientos, es decir, hay determinados gestos corporales que no puede hacer y antes sí hacía
  • Le cuesta subir escaleras, subir al sofá o a la cama, dificultad para saltar
  • Le es difícil tumbarse y levantarse
  • Inflamación de las articulaciones, y en fases muy avanzadas, puede provocarse deformidad
  • Se puede llegar a “escuchar” sonido en las articulaciones al moverlas
  • Dolor articular, aunque esto es difícil de observar al inicio de la enfermedad, ya que muchos perros no se quejan de ese dolor.

Tratamiento para artritis en perros y gatos

Bajo ninguna circunstancia debe darle al perro medicamentos para personas, incluso fármacos comunes y de venta libre como la aspirina, pues pueden resultarle tóxicos. Los suplementos como glucosamina y condroitina y los antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden ayudar a disminuir el dolor, pero lo mejor es consultar con el veterinario antes de administrarlos.

Alíviele el peso.

Los animales más pesados son más propensos que los delgados a sufrir dolores articulares. Ayudarle a perder peso es 10 mejor que puede hacer por su mascota.

Al adelgazar, se reduce la presión sobre las articulaciones, con el consiguiente alivio del dolor.

Para que el animal pierda peso, tome medidas tan sencillas como eliminar las golosinas de su dieta y evitar darle las sobras de la comida familiar. También puede cambiar su alimento por otro con menos grasa y más fibra que el que toma en la actualidad. De ese modo, el animal comerá la misma cantidad, pero consumirá menos calorías.

Aquí aprende Cuanto debe comer tu perro (Infografia)

Anímelo a hacer ejercicio.

El ejercicio regular es vital para frenar la evolución de la artri­tis, razón por la cual los veterinarios recomiendan varios paseos diarios de unos 20 minutos cada uno.

A muchos gatos les encanta salir a caminar, aunque por lo general insisten en escoger ellos mismos el camino. Puesto que se deshacen con mucha facilidad de los collares, y con ellos de la correa, es preferible ponerles un arnés.

Si el gato no está acostumbrado a pasear con correa, una vigorosa sesión de jue­gos -con una pelota o un juguete atado a una cuerda- constituye un buen sustituto.

Mantener el tono muscular y un buen nivel de masa muscular contribuye a reducir el esfuerzo de la articulación afectada de artritis.

Si un paseo de 20 minutos le parece excesivo, a1iéntelo a subir y bajar pequeñas colinas durante un período más breve. Las caminatas por la playa también son beneficiosas, siempre que el animal no se entretenga demasiado en correr o excavar.

Experimente y descubra cuál es su actividad favorita. Si al día siguiente el animal cojea más de lo habitual, sabrá que el esfuerzo ha sido excesivo. Use el sentido común y no caiga en excesos.

Es conveniente consultar con el veterinario antes de planificar un nuevo programa de ejercicios.

Mejore su hábitat.

Si el animal duerme al aire libre, compruebe que su lugar de descanso esté protegido. Cúbralo con una lámina de plástico o con un material aislante, de manera que el viento frío no entumezca sus articulaciones.

Permitale dormir dentro de casa.

El frío y la humedad del exterior aumentan los dolores causados por la artritis. El animal le agradecerá que le permita permanecer dentro de casa durante la noche.

Prepárele una cama cómoda.

Si el animal duerme sobre una superficie dura, probable­mente conseguirá aliviar sus dolores acolchando su lugar de descanso. Durante los meses más fríos, agradecerá dormir sobre una superficie blanda de material sintético. También puede invertir en una cama térmica, de venta en tiendas de artículos para animales de compañía.

sabes ¿Por qué a los perros les gusta olfatear los genitales de los seres humanos?

Déle calor.

El calor húmedo, aplicado directamente sobre la articulación dolorida, puede suponer un gran alivio para un animal con artritis.

Use una bolsa de agua caliente (llena de agua tibia, no hirviendo) o empape una toalla en agua caliente, estrújela y colóquela sobre la zona afectada. Cuando la toalla se enfríe, reemplácela por otra.

Aplique calor 2 veces al día, por la mañana y por la noche, en sesiones de unos 15 minu­tos. El animal se sentirá mucho mejor, sobre todo por la mañana, cuando sus articulacio­nes están entumecidas.

Pero, aunque el calor es bueno, no use almohadillas eléctricas, pues podrían poducir quemaduras en la piel, sobre todo si la movilidad del animal es escasa y es incapaz de apar­tarse cuando siente demasiado calor.

Aprende a reconocer  cuales son los 6  Olores que no soportan los perros

Hágale un masaje.

¿Alguna vez se ha sentido dolorido y un alma caritativa le ha aliviado el dolor con un buen masaje? Usted puede hacer lo mismo por su animal de compañía.

Masajee con suavidad la zona afectada con pequeños movimientos circulares. Extienda de manera gradual el área del masaje hasta varios centímetros más allá de la articulación dolorida, y luego, regrese al punto de partida. Si el animal parece más relajado que antes, sabrá que lo ha hecho bien.

Eleve el comedero.

Si su animal de compañía padece dolores de cuello, coloque los cuen­cos de agua y comida a una altura que no le obligue a agachar la cabeza. Puede utilizar una caja firme o una mesita de madera, °comprar un pedestal especial en un establecimiento
de artículos para animales domésticos.

Ayúdelo a escalar.

Si el animal de compañía tiene dificultades con las escaleras, puede ins­talar una rampa especial para que pueda subir y bajar por sí mismo. En cualquier caso, préstele su ayuda. Los saltos pueden causar intensos dolores a un ani­mal artrítico.

Recurra al truco de la toalla.

Si su animal doméstico tiene dificultades para andar, envuélvale el vientre con una toalla y ayúdelo a mantenerse en pie. Naturalmente, si el problema se hace crónico, deberá acudir al veterinario.

11 Puntos para evitar el aburrimiento de los perros y gatos

Tratamiento solo para perros

Dele aspirina.

Los comprimidos entéricos de aspirina pueden aliviar notablemente los dolores causados por la artritis. Los expertos recomiendan administrar un cuarto de una tableta de 325 mg por cada 5 kg de peso del animal, 2 veces al día. Por ejemplo, un perro que pese 20 kg podrá [Ornar 1 tableta 2 veces al día, mientras que un animal pequeño necesitará 1/4 de tableta o menos. Para evitar molestias gástricas, use siempre comprimidos entéricos y adrninístrelos después de las comidas.

Recuerde que las dosis de aspirina inocuas para los perros pueden ser morrales para los gatos, de modo que nunca dé aspirina a un gato sin autorización previa del veterinario. Tampoco debe administrar Otros fármacos a perros o gatos sin consultar con un profesional.

Llévelo a nadar.

La natación es un ejercicio excelente, ya que mantiene la masa muscular sin forzar las articulaciones afectadas por la artritis. Muchos perros artríticos querrán nadar de manera espontánea.

Lleve a su perro a un río, lago, piscina o a cualquier otro sitio donde no tenga que luchar Contra el oleaje. Los animales más pequeños se beneficiarán incluso de una sesión en una tina con agua templada. Dondequiera que nade el perro, permítale hacerlo tanto tiempo como desee, siempre que no muestre indicios de fatiga.

Sin embargo, algunos perros se mostrarán reacios a meterse en el agua. En este caso, no los obligue a nadar.

Abriguelo.

Si la temperatura es especialmente baja, proteja a su perro con un abrigo o un jersey. Todo lo que pueda hacer para darle calor, ayudará a aliviar los dolores de la artritis.

En las tiendas de artículos para animales de compañía encontrará una amplia oferta de «alta Costura»para perros.

como aliviar la artritis en perros

 

Temas relacionados