Once (11) maneras para combatir las garrapatas en los perros y gatos

Las garrapatas meten la cabeza dentro de la piel, chupan la sangre y pasan la mayor parte de su vida pegada a la piel de los mamíferos. También son responsables de propagar dolencias como la fiebre purpúrea americana o la enfermedad de Lyme, y puede multiplicar su tamaño hasta 50 veces después de un buen festín de sangre. aquí aprenderás Once (11) maneras para combatir las garrapatas en los perros y gatos

Las garrapatas son pequeñas criaturas similares a insectos que se le pueden adherir a medida que usted va pasando por el medio de arbustos, plantas y pasto. Una vez que se le pegan, las garrapatas de desplazan hasta lugares calientes y húmedos, como las axilas, la ingle y el cabello.

En ese punto y de manera típica, se adhieren firmemente a la piel y comienzan a chupar sangre. Las garrapatas pueden ser bastante grandes –aproximadamente del tamaño del borrador de un lápiz– o tan pequeñas que es casi imposible verlas. Las garrapatas pueden causar una variedad de problemas de salud que van desde casos inofensivos hasta problemas serios.

No olvides leer 11 Puntos para evitar el aburrimiento de los perros y gatos

Problemas causados por garrapatas

Los daños que pueden causar las garrapatas son las siguientes

Enfermedades causadas por garrapatas en

Las garrapatas pueden transmitir enfermedades graves, ya que en su interior sobreviven y se multiplican ciertos tipos de gérmenes. Lo malo es que cuando unagarrapata chupa la sangre de tu perro, también abre un camino de entrada para estos gérmenes que pueden infectar al perro.

A continuación detallamos tres de las enfermedades más importantes transmitidas por las garrapatas.

La piroplasmosis, o babesiosis

Es transmitida cuando en la garrapata se encuentran formas infecciosas de piroplasma. Se transmite aproximadamente dos días después de que la garrapata se haya fijado en el perro. Esta enfermedad ataca especialmente a los cachorros, a los animales enfermos o convalecientes. Si se elimina cuidadosa y correctamente la garrapata, el riesgo de transmisión se reduce mucho.

Los síntomas son: fiebre, mucosas pálidas, apatía, anorexia, anemia, sangrado por la nariz, sangre en la orina, jadeo, diarreas y pérdida de visión.

El pronóstico de la piroplasmosis es grave. Hay que tratar a tiempo al perro porque, de no ser asi, puede llegar a morir por fallo hepático y renal.

Ehrlichiosis

Causado por la bacteria Ehrlichia canis.

Los síntomas son: fiebre muy alta, aumento de los ganglios, problemas respiratorios, anemia, signos neurológicos, ceguera, edema y vómitos en su fase aguda.

El tratamiento es a base de antibióticos, durante un período de entre dos y cuatro semanas. El pronósticode curación de esta enfermedad tiene directa relación con el estado de salud y la edad del animal.

Enfermedad de Lyme, o borreliosis

Esta enfermedad es una zoonosis, o para que nos entendamos mejor, contagiosa para los humanos. Pero la enfermedad de Lyme no se puede transmitir directamente de tu perro a ti, solo te puedes contagiar, si unagarrapatas infectada te pica a ti.

Es causada por la bacteria Borrelia burgdorferi que afecta la piel y se propaga hacia las articulaciones y sistema nervioso pudiendo afectar a otros órganos en su etapa más avanzada. Produce cuadros de fiebre, anorexia, poliartritis, miopatías y adenopatías.

Para tratar esta grave enfermedad hace falta untratamiento con antibióticos durante un mínimo de tres semanas.

No es extraible que las garrapatas estén incluidas en los veterinarios. Por fortuna, hay forma de mantener estas voraces parásitas a raya.

Éstas son las sugerencias de los profesionales.

Estrategias para Perros y gatos

Corte la hierba.

Las garrapatas se refugian entre la vegetación, a unos cuantos palmos de altura, esperando pacientemente su alimento.

Por lo tanto, mantener la hierba corta es una forma de dificultarles las cosas. Sobre el césped corto, las garrapatas tienen más impedimentos para adherirse a sus víctimas.

Elimínelas de pequeñas

Aunque las garrapatas maduras «acechan .. a presas grandes, las más jóvenes se alimentan de ratones y otros roedores antes de pasar a los animales de maíz, Si consiguen que su jardín mar un sitio enhóspito para los roedores, también reducirá
el número de garrapatas .

Retire las malezas y las rocas y cubra los cubos de basura con tapas herméticas.

También es conveniente guardar la leña para la chimenea lejos de la casa. Aleje, también, de la vivienda, los comederos para pájaros, así como los atraídos a atraer roedores.

Tome el camino más transitado.

Cuando pasee por zonas infestadas de garrapatas, no se aventura a lo desconocido. Camine por los perros y asegúrese de que su animal hace lo mismo. De esa forma, evitará las hierbas altas o las zonas boscosas, donde aguardan las garrapatas.

Puedes leer ¿Por qué a los perros les gusta olfatear los genitales de los seres humanos?

Proteja su pelaje.

Antes de aventurarse en territorio de garrapatas, proteger su animal de compañía con un producto en polvo o en aerosol que contenga piretrina, un insecticida derivado del crisantemo.

Sin embargo, antes de poner un insecticida a un gato, lea detenidamente la etiqueta del envase.Algunos productos y dosis de inocuos para los perros pueden ser peligrosos para los gatos.

Cuando consultar al veterinario

Su perro se ha pasado el fin de semana correteando alegremente por los campos y bosques, y su gato se adentró en la música en busca de ratones, reales o imaginarios.

Pero después de la diversión, sus pobres animales no han vuelto a ser los mismos. Se
niegan a comer y parecen tener dolores articulares. O puede que tengan llagas, fiebre y diarrea. Hasta es posible que esté parcialmente paralizado.

Llame al veterinario de inmediato. Las garrapatas pueden transmitir varias enfermedades que se manifiestan con otros síntomas y otras enfermedades desagradables.

Por ejemplo, una persona presente en las glándulas salivales de las garrapatas puede causar una rara pero peligrosa enfermedad y parálisis por garrapata.

Esta enfermedad hace que los cuartos traseros del animal, y probablemente todo su cuerpo, se debiliten de forma progresiva. Sin embargo, una vez que se desprende la
garrapata, el animal se recupera rápidamente.

Tras una infestación por garrapatas, el veterinario para las pruebas necesarias para descartar otras dolencias, como la enfermedad de Lyme o la fiebre purpúrea americana.

Aunque estas afecciones son peligrosas, pueden curarse con antibióticos, sobre todo si se diagnostican a tiempo.

Aunque no haya descubierto ninguna garrapata en el animal, debe llamarse al veterinario al notar cualquier síntoma. Las garrapatas son muy pequeñas y el hecho de que no las hay, ninguna prueba que no hay estado allí.

Garrapatas en perros

Busque a los intrusos.

Cuando regrese a casa con e! animal, sornétalo a una cuidadosa revisión. Aunque algunas especies de garrapatas son fáciles de ver, Otras no son más grandes que e! punto que cierra esta frase. Es necesario aguzar la vista para detectarlas.

Las garrapatas prefieren los sirios cálidos y protegidos, de modo que mire con atención debajo de las patas y alrededor de las orejas.

Despréndalas con un peine.

Si descubre una garrapata, rocíe al animal con un insecticida para garrapatas y luego péinelo con un peine de púas finas. En las tiendas de artículos para animales de compañía se venden peines para eliminar pulgas, que le ayudarán a desprender los parásitos que todavía no se hayan adherido a la piel.

Actúe con rapidez.

Si descubre una garrapata que ya ha empezado a alimentarse, es fun­damental retirarla con rapidez. Cuanto más tiempo chupe la sangre de! animal, mayor es el riesgo de que le transmita la enfermedad de Lyme.

No juegue con cerillas.

Olvídese de los remedios populares para extirpar garrapatas. El método de quemarlas con cerillas o cigarrillos es ineficaz y puede quemar la piel del animal.

Tire con suavidad.

La mejor forma de desprender una garrapata es cogerla con unas pin­zas lo más cerca posible de la cabeza y tirar con suavidad. De esta forma, el parásito sale entero.

Como medida de precaución, después de retirar la garrapata, moje la zona afectada con un antiséptico tópico o un ungüento con antibiótico.

como quitar Garrapatas en perros

La garrapata muerde, por lo que causa heridas en la piel del can. Por ello, tras eliminar el parásito, hay que curar la herida del perro con detenimiento.

El primer paso consiste en limpiar la zona afectada por la garrapata, con jabón y agua templada. Después, habrá que desinfectar el corte con antiséptico de yodo, reducido antes con una proporción similar de agua, mezclada con ayuda de un bote cerrado que se agite.

El siguiente paso es dejar airear la herida causada por la garrapata en la piel del perro, con cuidado de que el animal no tenga acceso a ella. En los casos de mayor gravedad, puede ser útil recurrir a un collar isabelino.

Deshágase de ellas con cuidado.

Cuando haya desprendido a la garrapata, no se limite a arrojarla al cubo de la basura o al inodoro. Las garrapatas no mueren simplemente porque las separe de la piel, y podría encontrarse con una trepando por el inodoro en el momento menos oportuno.

Introduzca las garrapatas en un frasco con alcoholo insecticida. Luego, cierre el frasco y arrójelo a la basura o consérvelo para enseñárselo al veterinario en caso de que el animal haya contraído la enfermedad de Lyme.

12 Remedios Naturales Para Eliminar Las Garrapatas