ERRORES FRECUENTES EN LA EDUCACIÓN DE TU PERRO

El adiestramiento canino es una necesidad para todos quienes tienen un perro. Pero también es un arte; una pasión compartida por millones de personas en el mundo entero. sin embargo es muy común ver estos errores en la educación de tu perro.

La educación de tu perro es una disciplina que no está definida con claridad, aunque la practican millones de personas en el mundo. Ésta es una de las razones por las que muchos propietarios de perros no entienden la necesidad de entrenar a sus mascotas. También es una de las razones, aunque no la única, por las que existen tantas discrepancias entre adiestradores profesionales.

Aprende aquí ¿Por qué a los perros les gusta olfatear los genitales de los seres humanos?

1º Dejar al cachorro suelto sin control dentro de la casa o el jardín.

2º Castigarlo a destiempo. Sólo debes corregirlo en el momento justo en el que está
realizando un acto prohibido. Hacerlo en otro momento sólo sirve para que te tema.



3º Dejarle comida todo el día, porque tiene que saber quién le suministra la comida y, por consiguiente, quién tiene autoridad sobre él. Además, lo normal es acumular ganas de comer y no “picotear” durante todo el día. Hay perros que se aburren de la comida por tenerla todo el día a su alcance.

Sabes cuanto debe comer tu perro? (Infografia)

4º Dejarlo suelto cuando salimos a la calle. El cachorro tiene que estar cerca de ti. Al
principio, puedes ayudarte de pequeños trozos de su comida favorita o un juguete tipo cuerda anudada o una pelota con cuerda, para mantenerlo siempre a tu lado. Recuerda que el perro no puede ir suelto por lugares públicos.

5º Dejarlo dormir contigo. Después no querrá dormir en otro sitio y puede que se
altere al estar solo.

Es fundamental enseñar desde cachorro a dormir en su propia cama, ya que cada uno debe aprovechar al máximo de su espacio para descansar.  Dormir con tu perro tiene efectos negativos en ti, por ejemplo algunos perros tienen hábitos de sueño que pueden interrumpir tu ciclo de descanso, lo que significa que al otro día puedas sentirte cansado y con poca energía para realizar tus labores diarias.

Además si sufres de algún tipo de alergia, dormir con tu perro no es la mejor opción, ya que el pelaje del canino puede agravar la condición de tu alergia.

Recuerda que tu mascota durante el día, puede adquirir diferentes tipos de bacterias y hongos que a simple vista no se ven y al dormir contigo pueden enfermar.





6º Premiarlo por comportamientos inadecuados, normalmente sin darnos cuenta.

7º No dedicarle el tiempo suficiente.