Medicamentos que no se deben usar en vacas lecheras. – Zootecnia y Veterinaria es mi Pasión
Zootecnia y Veterinaria es mi Pasión

Medicamentos que no se deben usar en vacas lecheras.

Por Kevin Gonzalez Martinez

La industria lechera está comprometida a producir leche y carne de óptima calidad, seguras, abundantes y baratas. Animales sanos ayudan a producir alimento seguro y la prevención de enfermedades es la clave para mantener sanos a los animales. Cuando las vacas lecheras se enferman y es necesario tratarlas, los ganaderos y veterinarios usan fármacos de manera inteligente. Los antibióticos se deben usar apropiadamente para prevenir que residuos lleguen a la leche o la carne. La comercialización de leche o carne con residuos de antibióticos, aunque no haya sido intencional, es ilegal y puede resultar en penalizaciones económicas y criminal.

Nuestro Objetivo: Producir carne y leche libre de antibióticos y cualquier otro medicamento

Una de las principales causas por las que algunos medicamentos  están contraindicados (significa que no se deben utilizar) en este tipo de animales es la persistencia de residuos quimios en leche por tiempos prolongados.

Esto es residuos de medicamentos en leche o en carne, los residuo es toda sustancia química o biológica, que al ser administrada o consumida por el animal, se elimina y/o permanece como metabolito en la leche, en la carne o en los huevos, con efectos nocivos para el consumidor (Cotrino, 2001).

Los residuos más problemáticos presentes en la leche, son los que se derivan de fármacos antibacterianos, hormonas promotoras del crecimiento, y de ciertos pesticidas, metales pesados y productos químicos. El uso de éstos compuestos, hace que tomen Contacto con diferentes tejidos comestibles de los animales; así se ve expuesto a ellos el ser humano (McEwen, 1997; García y col, s.f.).

Sin embargo, algunos vaqueros y productores usan medicamentos no aprobados para vacas en producción de leche. Esta práctica es incorrecta.

Las indicaciones de las etiquetas de estos medicamentos especifican que no se deben usar en estos animales, pero encontramos que algunos productores siempre los utilizan, posiblemente porque no leen la etiqueta.

Como ejemplos mencionamos los siguientes: La penicilina benzatínica, que es un antibiótico; la ivermectina (Ivomec® o sus genéricos); la doramectina (Dectomax®) y la abamectina (Duotin® o sus genéricos), que son antiparasitarios.

Especial cuidado se deberá tener con los productos con esos principios activos pero de elevadas concentraciones o con retardadores de absorción (ej. IVOMEC Gold®, ivermectinas 3,1 %, ivermectinas L/A, etc.) porque sus períodos de retiro son aún mayores.

En este sentido se recomienda a todos los lecheros que tengan una lista selecta de medicamentos veterinarios aprobados entre los cuales puedan seleccionar los mas adecuados. Hacer esta lista es una responsabilidad compartida entre el productor y su asesor veterinario.

Un plan de tratamiento para los animales es un paso importante para prevenir la contaminación accidental de la leche, revisar el plan de tratamientos para problemas de salud comunes en su hato.

Los siguientes, son fármacos prohibidos para usarse en vacas lactantes según FDA:

Cloranfenicol, Clenbuterol, Dietilestilbestrol (DES), Dimetridazole, Ipronidazole Glicopéptidos, Otros nitroimidazoles, Furazolidona, Nitrofurazona, Fluoroquinolonas (Ejs: Enrofloxacina –danofloxacina), Sulfadimetoxina, Sulfadimetoxina (de liberación sostenida).

Asegúrese de leer toda la información de las etiquetas   antes de usar los medicamentos

La etiqueta es el documento que provee información básica sobre el medicamento: Esta debe contemplar: dosis, vía de aplicación, intervalo entre tratamientos y la duración del tratamiento, las indicaciones y la categoría de animales de producción a tratar con este medicamento. La etiqueta aporta la composición del medicamento (principios activos y concentración) y el laboratorio que lo fabrica.

Cuales son esos medicamentos y que tiempo de retiro tienen?

La presencia de residuos de antibióticos en alimentos, se debe a que no existen controles sobre el manejo de dichos medicamentos, ni orientación veterinaria respecto a los antibióticos a suministrar de acuerdo con análisis previos, dosis y tiempo de duración del tratamiento. Además, por intereses económicos, no se deja un tiempo prudencial entre el último suministro y la total eliminación del medicamento, para poder disponer del producto alimentario.

La única condición para que estos medicamentos aparezcan como RESIDUOS, es que pasen de la sangre a la leche, en la cantidad mínima necesaria, para que sea considerado como un residuo violatorio.

Que es el tiempo de retiro

El “tiempo o período de retiro o supresión”, es el período de tiempo que se debe esperar para destinar la leche al consumo humano o animal, desde el momento en que se suministró el último tratamiento a la vaca en producción, con el objeto de que no existan residuos de dicho medicamento en el alimento (tolerancia 0), o bien, que dichos residuos se encuentren en proporción inferior al límite máximo admitido o permitido (LMR), para dicho medicamento y alimento (concentración legal o inocua).

Para saber los periodos de retiro de algunos antibióticos y otros productos químicos descarga este mismo articulo en PDF aqui: Medicamentos que no se deben usar en vacas lecheras.

 

Siguenos en you tube clic aquí:

Zootecnista con Maestría en administración, Docente Universitario.

1 Comment

  1. Julio

    12 Junio, 2017 - 12:33 am
    Reply

    Me encanto este artículo por que así sabemos que fármacos no me debemos suministrar a loa animales para que no tengamos problema con la leche gracias por este dato

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: