Que te pueden decir los ojos, los oídos, y las expresiones faciales de tu caballo – Zootecnia y Veterinaria es mi Pasión
Zootecnia y Veterinaria es mi Pasión

Que te pueden decir los ojos, los oídos, y las expresiones faciales de tu caballo

Probablemente alguna vez te has preguntado qué es lo que está tratando de decirte tu caballo o cómo se comunica con otros caballos. 

Los caballos utilizan el lenguaje corporal y las vocalizaciones para comunicarse entre sí y con las personas que les rodean.

Todo buen entrenamiento para caballo requiere un conocimiento profundo de su conducta y lenguaje para lograr buenos resultados. Comprender su conducta y el lenguaje te ayudará a relacionarte de una manera mucho más significativa con tu caballo y profundizará el vínculo entre ustedes.

Parte 1: Observar los ojos, los oídos, y las expresiones faciales de tu caballo

1. Observa los ojos de tu caballo. Presta atención a sus ojos para que entiendas cómo se siente en un momento determinado (por ejemplo, si está alerta o con sueño). Ten en cuenta que la visión de un caballo es diferente a la de una persona. Por ejemplo, los caballos tienen una vista panorámica de su entorno (como la de una cámara panorámica). Ellos son depredadores en la vida silvestre, por lo que es importante que cuenten con una visión amplia. Los caballos también pueden tener una mala percepción de la profundidad, lo que significa que no siempre pueden percibir cuán profundo o superficial es lo que tienen en frente. Por ejemplo, lo que nosotros percibimos como un charco poco profundo puede verse como un pozo sin fondo para el caballo.

  • Si los ojos de tu caballo son brillantes y muy abiertos, esto significa que está alerta y consciente de su entorno.
  • Los ojos medio abiertos solo indican que el caballo tiene sueño.
  • Si ambos ojos se cierran, el caballo está durmiendo.
  • Si solo un ojo está abierto, es posible que algo ande mal con el otro ojo. Probablemente tendrás que llamar al veterinario para determinar por qué el otro ojo está cerrado.
  • A veces, tu caballo moverá la cabeza en diferentes direcciones para tener una mejor perspectiva de su entorno

Imagen titulada Understand Horse Communication Step 1

2. Observa cómo se colocan las orejas de tu caballo. Los caballos colocan sus orejas en diferentes posiciones al percatarse de las señales de su entorno. Estas posiciones indican cómo se siente acerca de lo que está ocurriendo a su alrededor. Los caballos pueden mover ambas orejas a la vez o moverlas individualmente.

  • Las orejas que se colocan ligeramente hacia adelante indican que el caballo está relajado. Si se colocan en punta hacia adelante, el caballo puede sentirse interesado en su medio ambiente (o incluso amenazado por este). Si sus orejas indican que se siente amenazado, su nariz se dilatará y sus ojos se ampliarán.
  • Si sus orejas se aplanan hacia atrás es una clara señal de que se siente mal. Si estás cerca de tu caballo cuando observas esto, retrocede a una distancia segura para que no te lastime.
  • Si una de sus orejas se mueve hacia atrás, entonces es probable que tu caballo esté escuchando algo detrás de él.
  • Si las orejas se encuentran de lado significa que está concentrando y relajado.

Imagen titulada Understand Horse Communication Step 2




3. Observa las expresiones faciales de tu caballo. Los caballos pueden utilizar una variedad de expresiones faciales como respuesta a su entorno. A menudo, los cambios en la expresión facial de un caballo acompañan a otros cambios en el lenguaje corporal.

  • El mentón o la boca de tu caballo se inclinan cuando se siente relajado o con sueño.
  • Si el caballo arruga el labio superior, esto se conoce como el reflejo de Flehmen. Aunque a muchas personas les parece gracioso, los caballos se valen de este reflejo para interpretar los olores no familiares de su entorno. Con el fin de estimular este reflejo, tu caballo extenderá su cuello, levantará la cabeza, inhalará y arrugará el labio superior hacia arriba y hacia adentro. Los dientes y las encías superiores del caballo quedan expuestos al realizar este procedimiento.
  • Los potros, las crías recién destetadas y los potrillos sumisos de un año hacen rechinar sus dientes para asegurarse de que los caballos adultos no les hagan daño. Lo primero que hacen es alargar su cuello y empujar la cabeza. Luego, doblan sus labios (superior e inferior) para exhibir todos sus dientes y los hacen rechinar repetidamente. Cuando tu caballo hace esto, escucharás un ruido parecido al de un tecleo.

Imagen titulada Understand Horse Communication Step 3

Fuente: wikihow.com



Zootecnista con Maestría en administración, Docente Universitario.

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: