Papilomatosis en perros

Definicion de Papilomatosis en perros

Los papilomas cutáneos (verrugas) son engrosamientos de la epidermis sujetos a la dermis por proyecciones en forma de dedo, normalmente frondosos y múltiples.

Etiologia y Patogenesis

La mayoría de las lesiones se deben a un papovavirus DNA, aunque existen papilomas idiopáticos escamosos no víricos1’3. Las lesiones de papilomas víricos se pueden transmitir por contacto directo o indirecto, con periodos de incubación que oscilan entre 2 y 6 meses.

Características clínicas

La papilomatosa vírica cutánea es habitual y aparece preferentemente en perros jóvenes. Las lesiones aparecen en forma de masas aisladas o múltiples de color blanco o carne, pediculadas o en forma de coliflor, con un tamaño que oscila desde los 2-3 mm, hasta los 3 cm de diámetro. Generalmente se localizan en la mucosa oral pero también pueden encontrarse en la lengua, paladar, faringe, epiglotis, labios, conjuntiva, córnea, párpados y piel.

Existe una forma menos habitual que es el papiloma cutáneo invertido, y que aparece con mayor frecuencia en la zona ventral del abdomen y en la ingle, y presenta el aspecto de una lesión elevada de 1-2 cm de diámetro con un poro central.

Presentan proyecciones en forma de hoja de palma hacia el centro de la lesión similar a un cráter. Ocasionalmente, cualquiera de ambos tipos de lesiones puede presentar la forma de cuerno cutáneo. Los papilomas víricos usualmente son benignos y desaparecen en un plazo que oscila entre algunas semanas y algunos meses.

Sin embargo, en raras ocasiones se ha descrito su transformación maligna en carcinomas de células escamosas. Los papilomas no víricos idiopáticos son infrecuentes y aparecen sobre todo en animales viejos. Las lesiones tienden a ser pequeñas, con un diámetro de 1 -5 mm, de aspecto pedunculado o verrugoso, y se localizan principalmente en la cabeza, párpados y patas .

Diagnostico diferencial

• Adenoma de glándulas sebáceas
• Acantoma queratinizante infundibular

Pruebas diagnosticas

El diagnóstico se puede basar en la historia y el aspecto clínico de las lesiones. Hay que considerar la escisión y el examen histopatológico si su aspecto es inusual.

Tratamiento

Normalmente no hace falta tratamiento porque los papilomas víricos caninos regresan espontáneamente en el plazo de unos tres meses, y el animal afectado desarrolla una inmunidad permanente ante nuevas infecciones. Las masas grandes de lesiones en regresión pueden desprender un olor pútrido.

Si las lesiones son abundantes y grandes hasta tal punto que interfieran con la masticación, se pueden tratar con criocirugía (dos ciclos de congelación-descongelación) o electrocirugía. No se ha documentado que las vacunas autógenas o de origen comercial sean efectivas, y en algunas ocasiones han aparecido carcinomas de células escamosas en el punto de inyección.

Puntos clave

• Un cuadro habitual que raramente necesita nada más que su simple identificación.