La Cojera en el Ganado 

Pododermatitis Bovina

La cojera en el ganado bovino es tambien conocido como Gabarro en bovinos  Necrobacilosis; Pododermatitis gangrenosa, pododermatis, entre otros.

El gabarro es una enfermedad infecciosa bacteriana, no¬†contagiosa, de curso generalmente cr√≥nico que, en los¬†bovinos, afecta al espacio interdigital de la pezu√Īa.

Las causas que provocan las cojeras o la pododermatitis bovina, desde el punto de vista bacteriol√≥gico, son todas aquellas presentes en el ambiente, pero la gran mayor√≠a requiere de condiciones de ac√ļmulo de excretas, humedad elevada y mal manejo.

Puedes leer Medicamentos que no se deben usar en vacas lecheras.

Etiología del Gabarro en bovinos

El Fusobacterium necrophorum es una bacteria pleomórfica filamentosa o bacilar, gramnegativa. No tiene esporas, cápsula ni flagelo, es anaerobio estricto y puede crecer en varios medios como agar simple, agar sangre, etcétera.

Produce dos toxinas; una endotoxina necrosante muy poderosa y una exotoxina.

Epizootiología pododermatitis

La enfermedad se encuentra en todo el mundo, principalmente en lugares h√ļmedos mal drenados, donde¬†se acumula agua, lodo y materia fecal. Se presenta¬†con mayor frecuencia durante la √©poca de lluvias¬†afectando a los bovinos y otras especies.

El microorganismo se encuentra en el suelo,¬†sobre todo cuando est√° h√ļmedo. Tambi√©n se encuentra¬†en la materia fecal de los animales. Los animales¬†adquieren la enfermedad al estar¬†constantemente¬†en terrenos h√ļmedos y sucios.

La¬†queratina¬†de la pezu√Īa se reblandece y adquiere una¬†consistencia¬†esponjosa, absorbe l√≠quido del piso y¬†en¬†√©ste se transportan los g√©rmenes que se instalan¬†en los tejidos blandos de la pata. No es necesaria¬†una herida para que se produzca la infecci√≥n, pero¬†cuando √©sta existe, el germen la aprovecha y aborda¬†con mayor facilidad los tejidos.

conoce aquí el Carbón sintomático en bovino 

Patogenia de la cojera del ganado

En cuanto la bacteria se pone en contacto con tejidos vivos ‚ÄĒcomo el cojinete plantar y el tejido¬†podofiloso‚ÄĒ produce necrosis, la cual se propaga¬†hasta el hueso y las articulaciones respectivas. Se¬†produce un exudado purulento que se colecta como¬†absceso en la pezu√Īa o en el casco y tambi√©n se¬†produce un exudado fibrinoso subcut√°neo que se¬†manifiesta como un flem√≥n.

La lesi√≥n se propaga a¬†la sangre y la linfa, produciendo abscesos¬†metast√°sicos en h√≠gado, rumen, ri√Ī√≥n, pulm√≥n y¬†otros √≥rganos; los ganglios linf√°ticos de la regi√≥n se
inflaman.

Factores predisponentes de la cojera en vacas

Generalmente, el problema de las pezu√Īas de losbovinos, se puede considerar una conjunci√≥n de factores que interact√ļan: ambiente, gen√©tica y nutrici√≥n se conjuntan para desarrollar procesos infecciosos en las pezu√Īas.

El ganado en estabulación total será el grupo con mayores posibilidades de padecer el problema.

Las cojeras en el ganado generalmente se presentan en tres formas:

  1. a) Abscesos subcórneos.
  2. b) Necrosis interdigital.
  3. c) Pododermatitis contagiosa.

Los programas de alimentaci√≥n actuales llevan a los hatos a una producci√≥n intensiva con muchos problemas de las pezu√Īas derivados de la acidosis ruminal y metab√≥lica que generan alta producci√≥n de histamina, lo que ocasiona congesti√≥n vascular en el corion con reblandecimiento del tejido querat√≥geno e inflamaci√≥n severa de la piel en la corona de la pezu√Īa, amplia predisposici√≥n a soluciones de continuidad, contaminaci√≥n ambiental y mayor severidad de la pododermatitis.

En algunas explotaciones, la combinación de estos factores de alimentación con pisos de piedra; malos desniveles y el irresponsable hecho de que los corrales no se limpien durante la época de secas, además de la gran cantidad de excretas que se acumulan durante la época de lluvias, favorecen, no sólo la presentación de pododermatitis sino la presentación de mastitis, luxaciones, traumatismos y fracturas.

Las vacas no descansan, y al echarse lo hacen sobre una masa semifluida que produce una irritación constante y puede incluso quemar zonas extensas de la piel.

Signos clínicos de la pododermatitis

Con frecuencia, la infección es crónica.

La claudicaci√≥n ser√° el signo m√°s evidente en ganado lechero, que es el grupo zoot√©cnico con mayor n√ļmero de casos, de los cuales, 75% de los casos cl√≠nicos se presenta en los miembros posteriores y el restante 25% en los miembros anteriores; posiblemente porque el peso de un bovino descansa principalmente en su parte trasera (ubre, √ļtero, rumen, muslos, cadera, etc√©tera).

En algunos casos, principalmente de necrosis interdigital, la inflamaci√≥n es evidente y a√ļn m√°s cuando el proceso es contagioso, en donde las lesiones cut√°neas son visibles la mayor parte de las veces.

Generalmente el animal afectado presenta fiebre (a veces imperceptible), manifiesta gran dolor, claudica a menudo, le resulta imposible desplazarse y pierde peso; si es vaca lechera, reduce notablemente su producción, el miembro afectado se encuentra inflamado y produce un penetrante olor putrefacto, similar al del queso descompuesto.

A la presi√≥n del¬†casco o la pezu√Īa con una pinza, los animales¬†manifiestan¬†gran dolor.

Se observa la colección de exudado purulento.

Pododermatitis Bovina

Pododermatitis Bovina

Inmunidad ante el Gabarro

El germen es mal ant√≠geno; no estimula la formaci√≥n¬†de anticuerpos. La √ļnica forma de resistencia¬†es¬†por la acci√≥n de los leucocitos.

Diagnóstico de la podermatis

La observación de las condiciones higiénicas de la granja es sugerente de la enfermedad.

El diagnóstico clínico es sencillo, ya que la claudicación que presenta una vaca lechera es, en 90% de los casos, debida al gabarro.

Cuando se requiera asegurar el diagnóstico, se puede aislar e identificar el germen.

Pododermatitis Bovina

Pododermatitis Bovina

Pronóstico del Gabarro

Los animales no tratados pueden quedar parcialmente inválidos permanentemente. Cuando el tratamiento se aplica oportunamente, generalmente los animales se recuperan.

Tratamiento para la cojera del bovino

El tratamiento deber√° de ser lo m√°s r√°pido posible a la presentaci√≥n de la claudicaci√≥n, ya que esto reducir√° el costo por tratamiento de la vaca. Se piensa que el mejor punto de detecci√≥n de las claudicaciones es la sala de orde√Īo en la cual, los arreadores y orde√Īadores, f√°cilmente observan a los animales (en hatos grandes conviene aplicar programas de est√≠mulos econ√≥micos para los trabajadores en relaci√≥n al reporte de vacas afectadas).

Los reportes tempranos posibilitan la revisi√≥n de las patas en potros de contensi√≥n especiales para establecer el recorte de pezu√Īas y su tratamiento. Se insiste en la importancia de revisar las pezu√Īas del miembro afectado ya que, en muchas ocasiones, s√≥lo se encuentran crecimientos de callos en la planta de la pezu√Īa o crecimiento exagerado de puntas y muralla, lo que modifica el paso, o bien se observar√°n, piedras, corcholatas, piezas dentarias, metales, clavos, alambres.

 En animales pesados esta alteración del paso produce dolor por desviación de las articulaciones y al transcurrir los días la claudicación es cada vez más evidente.

En el caso de abscesos subc√≥rneos (localizados f√°cilmente con pinzas detectoras de dolor), √©stos se debridan, se lavan con agua oxigenada, se enjuagan con soluci√≥n salina fisiol√≥gica, se coloca un ap√≥sito con pomada yodoformada adicionada con unos gramos de sulfato de cobre, se protege con cinta adhesiva impermeable y se venda con un m√≠nimo de 2 m de manta y se coloca un tac√≥n de madera pegado en el dedo sano para evitar que el da√Īado apoye; esto facilitar√° la resoluci√≥n r√°pida del caso (existen tacones comerciales).

En caso de necrosis interdigital, después de lavar perfectamente la pata afectada, se debe retirar el tejido necrosado, lo que se facilita sin cortar demasiado tejido, se pasa rápidamente una tira de manta frotando la herida para lavarla con agua oxigenada, se enjuaga y se coloca un apósito de la misma manera que en el caso anterior. Tratándose de necrosis contagiosa ocasionada por Serpens spp., la vacunación será la mejor forma de control y prevención.

En casos masivos del problema, el uso de pediluvios adicionados con oxitetraciclina a la salida de las orde√Īas, es la mejor posibilidad de terapia; aun cuando resulta costoso, debe implementarse esta medida ya que las consecuencias econ√≥micas de esta pandemia son m√°s costosas.

Para el caso de laminitis, debe utilizarse terapia con antihistam√≠nicos y ba√Īos de agua fr√≠a en las patas da√Īadas. Cabe se√Īalar que este no es un proceso individual; suele presentarse en lotes completos (generalmente lotes de alta producci√≥n o de reci√©n paridas).

Es importante que los programas de alimentación con raciones altas en carbohidratos, mantengan control del uso de amortiguadores del pH ruminal y de niveles de micotoxinas en los insumos para formular. Estas medidas, la vigilancia de la relación entre carbohidratos y proteína, además de una alta proporción de fibra larga dentro de la ración son primordiales para controlar este problema.

Pododermatitis Bovina

El tratamiento puede ser:

General: Por medio de sulfas, estreptomicina, tetraciclinas y cloranfenicol, corticosteroides, analgésicos y yoduros de sodio o potasio.

Local: Agua oxigenada, permanganato de potasio, yoduros, sulfato de cobre, aguarrás y formol.

Quir√ļrgico: Debridaci√≥n de abscesos, canalizaci√≥n,¬†sedantes, amputaci√≥n, colocaci√≥n de¬†ap√≥sitos.

Vídeo manejo y tratamiento de las cojeras

Prevención de la cojera

Primeramente, arreglo del drenaje y aseo de pisos.

Debe colocarse cama limpia y seca, retirar constantemente la materia fecal y los restos de forraje. El uso de pediluvios ha dado buen resultado, así como la utilización de tapetes sanitarios impregnados de aguarrás, sulfato de cobre y formol.

Pododermatitis Bovina

Otras enfermedades bovinas

Mas informacion