¿Por qué los gatos llevan animales muertos a casa?

¿Tus gatos llevan animales muertos a casa? Tener un gato trae sorpresas. Su comportamiento es diferente al de otras mascotas y de vez en cuando nos deja confundidos. Como cuando te trae un pájaro o roedor muerto. ¿Qué significa esto?

Los gatos no nacieron realmente para convertirse en las tiernas mascotas que hemos decidido tener. Ellos en realidad se han desarrollado y han evolucionado para ser depredadores.

Sus dientes agudos, sus garras y sus patas son perfectas para salir a cazar, y estos animales comienzan a desarrollar ese instinto desde que nacen, es decir, desde que su madre sale a cazar para traer alimentos para ellos, este instinto no disminuye dependiendo del lugar donde viva, lo hace el gato de la calle como el gato que vive cómodamente en tu casa.

Sin embargo hay varias teorías que respaldan este interrogante:



Ve en ti un mal cazador

La primera teoría indica que el gato te trae presas porque ha observado que no eres el mejor cazador y le preocupa que te mueras de hambre. Toda esa información que viene en su DNA y que aprendió de su madre lo convence de que tiene que cuidar de ti. Tú eres el individuo débil de la camada. El gato te quiere enseñar a ti como su mamá le enseñó a él.

Te trae un regalo

Esta teoría se basa en que el gato hace despliegue de sus habilidades como cazador y en agradecimiento por ser parte de tu familia, te obsequia su presa para que, nuevamente, no te mueras de hambre.

Cuidado con tus reacciones

No importa la razón por la que el felino trae el obsequio, el gato siempre se queda observando tu reacción.

La normal es gritar y salir corriendo. Y lo entendemos, no es nada agradable encontrarte con un pájaro o ratón muerto a tu puerta. Pero sin darte cuenta le estás hiriendo sus sentimientos. El gato te está regalando algo que piensa que necesitas y lo ve de muy mal gusto que no le agradezcas su intensión.

Películas que todo estudiante de Veterinaria o zootecnia debe ver

¿Hay alguna manera de evitar que esto suceda?

No, como explicamos es parte de ser gato. Pero sí puedes evitar que las víctimas sean pájaros o animales que viven en tu jardín: Mantén al gato dentro de casa. No sólo evitas problemas con vecinos enojados, también ayudas a que tu gato siga saludable. Cazar tiene sus peligros, la víctima puede pelear antes de caer rendida y un buen picotazo del pájaro o mordida del ratón causan infecciones graves.

De modo que aunque el asco trate de apoderarse, se fuerte y dale cariños al gato. Dile “gracias” y prémialo con caricias o un bocadito.