Bienestar Animal

El bienestar animal determina gran parte de la productividad

El bienestar animal determina gran parte de la productividad y calidad de la leche

El bienestar animal debe ser visto como Dios, algo que no se ve pero se siente, debe ser ley primordial en las empresa pecuarias para que la productividad se incremente y ademas tener una buena incidencia respecto a las tecnologías de punta y las instalaciones.

Todos sabemos que no se trata de cuestiones éticas o morales puesto que un buen trato a los animales, redunda en excelente resultados productivos y por ende económicos.

Los principales indicadores del bienestar animal se basa en los protocolos europeos de Welfare Quality, pero deben ser adaptados a las condiciones locales de producción.

Un ambiente no optimo o desfavorable para los animales trae consigo que el organismo del animal se tenga que adaptar a las circunstancias y esto implica respuestas fisiológicas que causan estrés a los animales y por ende pérdidas considerables en la producción, que ademas en muchos casos termina en disminución inmunológica en los animales, siendo propensos infecciones que terminan en graves enfermedades.

Una forma de saber en un tambo si los animales en el ordeño están estresados es a través del bosteo en la sala de ordeñe, ya que el estrés genera una defecación involuntaria en los animales”. La infraestructura es otro factor importante, el cual debe causar el estrés lo menos posible y este podrían minimizarse con un adecuado manejo de los animales.

Tenga mucho cuidado con el tema de la infraestructura, pues Ante un mal trato los animales incluso podrían seguir asociando las instalaciones con las experiencias negativas sufridas previamente, aun cuando el manejo mejora, en este sentido; en algunas investigaciones en Argentina se observo que en algunos establecimientos que pese al buen trato de los operarios, los animales seguían con mucho bosteo sobre las instalaciones y se golpeaban, se pudo descifrar que los operarios anteriores trataba muy mal a las vacas, entonces relacionaban esa instalación con el mal trato.

Otros estudios demostraron el impacto negativo que ejerce el estrés calórico sobre la producción de leche y ademas las condiciones de las instalaciones. Así cuando el animal no encuentra un lugar seco y limpio donde echarse, se disminuye las horas de descanso que este necesita y ademas se produce una reducción de la cantidad de leche producida.

Los productores deben tener mucho cuidado al momento de hacer modificaciones o al tomar decisiones  y no hacerlo de forma desordenada para mejorar el sistema, de este modo es mejor trabajar lotes pequeños y no hacer grandes inversiones en infraestructura pudiendo dividir los lotes, con un costo cero.Claves para que los animales reciban un buen trato

No se debe recurrir a gritos, silbidos o golpes. Mucho menos a picanas. Tampoco se recomienda el uso de perros, así como cualquier trato que ocasione lesiones.

Duante el arreo de los animales, éstos deben venir a su paso y nunca estar presionando evitando que amontonen.

La vaca es un animal rutinario creando hábitos sobre todo en sus horarios de ordeño. Ademas se debe identificar y respetar las jerarquías sociales que ellos mismos crean, por eso siempre entran a la sala en el mismo orden. No cambie los horarios pues altera las rutinas de los animales y por ende causan estrés.

Los tiempos de espera y la superficie necesaria para los animales juegan un papel importante en el bienestar animal de las vacas. Por esta razón el manejo de los animales al ingresar, debe ser en orden y por ende los bretes deben ser los mínimas posibles para que el flujo de animales sea mayor, por esta razon otro indicador de tranquilidad en las instalaciones es el tiempo de flujo (tiempo en que tardan los bovinos en acomodarse en los bretes).

Niveles de producción

En una investigacion en Argentina Se destacó un tambo con deficiencias de infraestructura, pero que con un buen trato animal obtuvo el mejor nivel de producción, de 29,9 litros diarios por vaca.

En su trabajo, la investigadora detalló los niveles de producción obtenidos en los tambos, en relación a las instalaciones y al manejo. De este modo concluyó que si bien el tambo que presentó la mejor situación de bienestar animal obtuvo 27,5 litros de leche por vaca y por día (en un sistema pastoril con suplementación), otro tambo en donde se hubiera esperado que el nivel de producción fuera mayor por el tipo de sistema (encierre permanente y alimentación mezclada), la cantidad de leche obtenida fue similar (27,14 lts/VO/día).

En este último establecimiento se encontraron las peores condiciones de indicadores animales, justificando la falta de eficiencia en la alimentación”, advirtió la investigadora.

Otro caso a destacar es el de un tambo que presentó la mayor cantidad de ítems relevados como “malos” (principalmente por la infraestructura), pero por la mejor situación en relación a los indicadores animales mostró el mejor nivel de producción de los siete establecimientos (29,9 lts/vo/día).

No olvides suscribirte gratis 

Mas Información

2 Comentarios

  1. Ma. de Lourdes Molina

    Excelente artículo; los médicos veterinarios, productores, zotecnistas y toda persona involucrada con los animales, debe ser tener conocimiento y convencimiento del bienestar animal.

    • Diego

      Además de la mala ortografía y redacción, el artículo está lleno de mentiras, eso sí, muy poderosas: la zootecnia es una ciencia criminal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Revisa Política de Privacidad

Revisa Política de cookies

Tema creado por Anders Norén