Sincronización del celo en bufalas

Después del punto de vista práctico los tratamientos de sincronización del celo no se deben efectuar cuando no exista una actividad reproductiva evidente en los sistemas de producción de búfalos.

Se debe usar solo cuando se observe una actividad sexual intensa, por lo tanto el celo se sincroniza, no se induce.

Protocolo  ovsynch

Las bases de ovsynch se fundamentan: La primera GnRH se da para inducir la ovulación y promover la formación de un nuevo cuerpo lúteo (CL) y una nueva onda folicular; es decir, para devolver a la bufala o la vaca “al comienzo de ciclo estral”.

La prostaglandina administrada 7 días después se utiliza para regresar el nuevo CL y la última GnRH se administra 48 horas después para inducir la ovulación del nuevo folículo.

La inseminación a tiempo fijo (IATF) se lleva a cabo de 16 a 24 horas después; o antes del tiempo esperado de ovulación el cual es aproximadamente 24 a 34 horas después de la segunda GnRH en el protocolo ovsynch clásico.

En Bufalos se usa de esta manera

Día 0 = 10mg de GnRH*
Día 7 = 15 mg de Prostaglandina**
Día 9 = 10mg de GnRH.*
Día 10: IATF 16 hs. Después de la última dosis de GnRH.
* Acetato de Buselerina) Gestarâ, Over.
** D(+) Cloprostenol) Prostal®, Over.

La Resincronización se llevo delante de la siguiente manera:

Día 18 post-IATF: 10 mg de GnRH*.
Día 25 post-IATF: se realizo el diagnostico precoz de gestación por ultrasonografía utilizando un equipo PIEMEDICAÒL 485 vet. con transductor transrectal de 8 Mhz. Con la aplicación de 15 mg de Prostaglandina** a las hembras vacias.

Día 27 pos-IATF: 10 mg de GnRH a las sacias.
Día 28 pos-IATF: Re- Inseminación artificial a tiempo fijo 16 hs después de la última dosis de GnRH.

30 días después se realiza el examen ultrasonografico para diagnostico de gestación de la bufala. Se aclara que el estudio se realizo con un rodeo de carne, manejado en condiciones extensivas a campo natural y sin suplementación alimentaria.

Protocolo ovsynch

Protocolo ovsynch

Los datos obtenidos con este protocolo demuestran que la implementación de un protocolo de sincronización y resincronización de la ovulación e IA a tiempo fijo, con el auxilio de la ultrasonografia, en búfalas con cría al pié permite obtener porcentajes de preñez del 69 al 71 % en 27 días de estación reproductiva sin realizar detección de celo en los retornos y con la realización de solo 6 movimientos de los animales durante el trabajo. Se hacen necesarios mas trabajos en esta área, con el objeto de poder concluir con mayor certeza.

Con en uso prostaglandina F2 alfa. El celo se presenta a las 72 y 96 horas con buenos resultados. En valle rivera Brasil, se sincronizaron 46 búfalas y se observo el 91.3% de exactitud en la detección de celo.

El intervalo entre la aplicación  y en comienzo  de la manifestación  de los síntomas fue de 62.57 horas.

Los elementos a considerar a través de la palpación son el feto y membranas fatales, el alargamiento del útero y el frémito de la arteria uterina media. También se cuenta con los niveles de progesterona pero es costoso.

El Protocolo Ideal

Desafortunadamente no existe un “protocolo ideal” que pueda usarse en todas los sistemas de producción. Lo que pudiera funcionar en una lechería puede no funcionar en la lechería vecina. Algunas consideraciones en los protocolos que pudieran optimizar los resultados son las siguientes:

• Para ovsynch los tiempos recomendados son de 48 a 56 horas entre el tratamiento de prostaglandina y la segunda GnRH, y de 12 a 24 horas desde la segunda GnRH a la IATF.

• Cosynch es generalmente el protocolo con la TC más baja. Si se esta usando este protocolo puede considerarse la inseminación doble (aplicar una inseminación artificial secundaria 24 horas después de la primera inseminación artificial) o inseminar al día siguiente.

• El protocolo cosynch de 72 horas puede utilizarse para obtener buenos resultados si se combina con un buen programa de detección de celos.

• Aparentemente de todos los protocolos actuales el protocolo de 56 horas es el que ofrece las mejores TC. Sin embargo, este protocolo requiere un tratamiento que se administra en momentos en que las vacas normalmente no son sometidas a manejo reproductivo lo cual puede crear problemas con el cumplimiento del programa.

Una característica reproductiva que debe ser tomada en consideración en los bufalinos es la baja incidencia de comportamiento homosexual durante el celo, esto se refiere, al hábito de las hembras montar unas a otras durante la fase de aceptación.

Al contrario de los vacunos, es raro observar esta sintomatología en bufalinos, ósea, solamente en 3,44% (Baruselli, 1992; lo que indica que, con mayor frecuencia, el macho realiza la monta en el período de celo.

Este comportamiento disminuye la visualización externa del celo y, durante mucho tiempo, hizo pensar que los bufalinos presentaban celos débiles y silenciosos, lo que demuestra que es indispensable la utilización de rufiones para la detección de celo en esta especie.

Esta característica, asociada a la gran variación de la duración del celo en los bufalinos (6 a 48 horas), torna el manejo de la detección de celo más trabajoso y dificulta la utilización de la inseminación artificial.