Identificación y marcación de caballos.

Identificación y marcación de caballos.

Cualquiera que sea el número de efectivos en un plantel equino, necesitará de algún sistema seguro y efectivo de identificar a cada uno de los individuos que componen la cuadra. En los equinos, relativamente hay mayor facilidad de identificación debido a las particularidades de su pelaje; pero este no pasa de ser un sistema subjetivo de reconocimiento que no es útil para efectos de toma de registros e inscripciones en asociaciones especializadas las cuales son estrictas en grado sumo en las identificaciones.

Marcar con Hierro Candente al caballo

El método más antiguo que existe para la identificación de un caballo es la marca en caliente en donde se identifica mediante un logo o las iniciales del criador o propietario o de su criadero. Consiste en colocar al rojo vivo un hierro aplicándolo sobre la piel del animal causa durante su aplicación un fuerte dolor a más de la tensión nerviosa y la posibilidad de un accidente en su ejecución.

Se emplean hierros de 5 – 8 CMS. de longitud, la marca se aplica usualmente a la altura del humero, indistintamente en alguno de los miembros; este sistema de identificación presenta el inconveniente del daño irreversible ocasionado a la piel, lo cual para ciertos criadores es un problema que afecta el conjunto estético de su ejemplar. En campo, es el método usado con mayor frecuencia por lo económico y seguro.

Identificar con Tatuaje indeleble debajo del labio del caballo

El tatuaje consistente en la aplicación de tintas en números aplicados en la mucosa del labio superior del caballo. Se usan cifras o códigos que corresponden, o bien al orden interno de la caballeriza, o al numero de registro proporcionado por la asociación a la cual se encuentre inscrito el ejemplar. Este método es el único reconocido por criadores de razas de caballos de carreras, ya que garantiza que el ejemplar inscrito en una prueba sea en realidad él y no se preste a cambios fraudulentos que de otra forma se podrían dar con facilidad.

Fue el primer paso que se dio en la identificación del caballo de una manera clara segura y suficiente para obtener la credibilidad que se había perdido en los registros, sistema este que con los cambios tecnológicos que hoy existen fueron cambiados a sistemas menos traumáticos, ágiles y sencillos de manejar además de ser más higiénicos evitando contagios de enfermedades como la anemia infecciosa.

Marcación del caballo con Hierro Frío.

La marca en base a frío o criomarca que al introducirse en nitrógeno líquido disminuye la temperatura hasta casi 200°C bajo cero ó en una mezcla de hielo seco y alcohol que la disminuyen hasta menos 90°C suficientes para disminuir las células pigmentarias de la piel también llamadas melanocitos creciendo pelo de color blanco visible en unas seis semanas. Presenta alguna dificultad de identificación en los colores más claros siendo sin embargo visible si se aplica en ellos. Es este un método menos doloroso para el animal, más económico y por demás vistoso y agradable.

En el mercado se consiguen marcas frías elaboradas con base en sustancias cáusticas que al ser aplicadas sobre la piel, producen una “quemadura” de menor intensidad que la ocasionada por el hierro candente y con la ventaja adicional de ser reversible.

Este sistema de marcación se aplica en el mismo lugar que el del hierro candente y presenta idénticos inconvenientes.

Identificación del caballo  por espejuelos.

Investigadores en Estados Unidos encontraron que los espejuelos de los equinos mayores de un año, no cambian en el resto de su vida; y que no hay dos animales que presenten características idénticas en sus espejuelos, por tanto serían en los caballos “las huellas dactilares”. Este sistema no es muy práctico ya que necesita llevarse registros fotográficos de los espejuelos y cada vez que se necesite la identificación deberá confrontarse con la impresión original. Este método es de utilidad para ejemplares muy valiosos, pero no será cómodo, ni rentable su empleo para la gran mayoría de caballistas.

Identificación electrónica del caballo

La marcación electrónica conocida como el microchip, se impone como medio de marcación en la mayoría de los animales pues es un método poco traumático aséptico y ágil para su colocación ó identificación, obteniendo cada día más relevancia hasta llegar a ser hoy un requisito indispensable para el registro de un caballo.

Consiste en una jeringa o pistola que contiene en su punta el microchip de 3 por 15 mm, con su número mediante código de barras para ser inoculado de forma subcutánea en un lado de la tabla del cuello del equino sin producir efectos colaterales ni dolor, no se mueve, se encapsula lo que no permite reutilizarlo o cambiarlo.

Existe además un lector o trasponder que al colocarse por encima de la superficie donde se encuentra el microchip, capta el número y permite su identificación. El número de registro o microchip nos da la certeza sobre un animal evitando que hacia el futuro no se de el tratamiento manipulado e inexacto que se dio en otras épocas en donde se cambiaba el criador, los padres, el nombre del animal, volviendo a la exactitud del registro.

Permite además un mayor seguimiento a través de otros adelantos tecnológicos como el computador para hacer ciertas clases de seguimientos como control de peso, alimentación, reproducción y parentesco que no sólo facilitan si no que se convierten en una herramienta importante para el criador actual.

Ventajas del sistema

  • Control de manadas y organización más eficien Imposibilitar los cambios fraudulentos y/o hurtos.
  • Seguridad en el manejo a distancia de la cría.
  • Genera valor agregado exportaciones equinas.
  • Posibilita la masificación del seguro en caballos deportivos. Mejoras operativas en
  • inscripción y registros.
  • Sistematización de las bases de datos de las asociaciones. Control de planes sanitarios y registros epidemiológicos.
  • Titularidad y procedencia del animal.

Protocolo De Aplicación En Equinos.

1. Escaneo Del Paciente: El sitio en donde se inyectará el microchip será recorrido varias veces verificando que el animal no se encuentre identificado con anterioridad.

2. Escaneo Al Microchip: Antes de la inoculación, se deberá leer el microchip en su contenedor estéril para certificar el número y su funcionalidad.

3. Desinfección: El área de implante deberá desinfectarse únicamente con alcohol habiéndose comprobado que otros elementos desinfectantes pueden ocasionar irritación al tejido si se inyectan accidentalmente con el microchip.

4. Lugar De Aplicación: En el ligamento nucal del lado izquierdo, en la zona media entre la cruz y la nuca.

5. Aplicación: Insertar la aguja en su totalidad, hasta que la base del plástico entre en contacto con la piel. Utilice criterio profesional en animales de pequeño tamaño. Presione despacio el embolo de la jeringa. Aplique presión durante 30 segundos sobre el sitio de inyección luego de extraer la aguja.

6. Verificación: Verifique la correcta lectura del microchip en el animal luego de la aplicación.

7.  Registro De Datos: Registrar los datos que solicita la documentación que acompaña al microchip.

No olvides suscribirte por correo aqui

Mas Información