Razas de caballos

Raza de caballo Árabe

Raza de caballo arabe

Raza de caballo arabe

La raza de caballo Árabe.

Posiblemente estamos ante una de las razas más importantes e influyentes de la historia del caballo. De hecho la raza árabe está considerada como una de las fundadoras de todas las razas de caballos modernas del mundo.

La denominación de Árabe procede del pueblo, que por motivos religiosos, lo expansionó, y no a la región geográfica de tal nombre, ya que la Península Arábiga, inhóspita y en gran medida desértica, nunca fue tierra productora de caballos.

Origen de la raza de caballo árabe 

Diferentes teorías han sido desarrolladas sobre el origen exacto de esta raza milenaria, pero la evidencia con que contamos, a la luz de la ciencia moderna, se encamina a afirmar que, “El lugar donde habitó en sus orígenes fue Arabia”. Algunos autores sugieren que los límites donde habitó este Caballo del Desierto, fueron más amplios de lo que generalmente se supone, no obstante, existe un hecho importante que no da lugar a discusión: es una Raza Pura, conservada a través de los siglos por la sabia y aguda observación de los pueblos nómades que habitaban la Península Arábiga. Ellos fueron unos de los primeros que aplicaron el concepto de la cría y selección de animales en base a pedigrees, familias y corrientes de sangre.

Buscaban entre otras cualidades, la pureza de origen y la resistencia y velocidad en las batallas; de esto dependía la seguridad y la vida del jinete que lo montaba. Existen grabados y esculturas representando caballos de la raza ÁRABE que datan de 2.000 años AC. Estas evidencias se encuentran tanto en los registros Orientales como Europeos. La totalidad de los factores históricos genealógicos, pictóricos y osteológicos, coinciden en probar fehacientemente que la raza ÁRABE es UNA RAZA FUNDADORA, no una subraza derivada. Es la raza más antigua de la que se tienen registros conocidos.

El primer caballo de carrera fue ÁRABE. A raíz de guerras y conquistas, la raza se expandió por diversos países, contribuyendo por sus condiciones naturales y por su tremenda preponderancia hereditaria, a generar razas de cualidades específicas que respondieran al propósito que se buscaba. Tales como el Sangre Pura de Carrera, nuestro caballo Criollo y mejorando por cruzamientos: razas de silla, de tiro pesado y tiro liviano, etc.. “ES LA RAZA MEJORADORA POR EXCELENCIA, SU SANGRE SE ENCUENTRA EN 9/10 PARTES DE LOS YEGUARIZOS DEL MUNDO” (Ref: E. Solanet, “Hipotecnia”).

Características del caballo Árabe 

Cabeza de la raza arabe

La cabeza de los caballos árabes generalmente es cóncava, con una ligera forma redondeada entre las orejas y la nariz. Podemos encontrar algún que otro caballo árabe con un perfil rectilíneo, pero su cabeza debería ser entonces corta y con una forma parecida a la de una cuña, con una boca pequeña.

Las orejas acostumbran a estar inclinadas, y suelen ser más pequeñas en los machos que en las yeguas. Los ojos de un caballo árabe son generalmente amplios, grandes y brillantes, de color claramente oscuro, predominando éste sobre el blanco de los ojos.

Las fosas nasales aparecen predominantes y amplias.

También lee (“Áreas para la inyección en equinos”)

Cuerpo de la raza arabe

El cuerpo del árabe es en general más reducido y más bajo que la mayoría de las otras razas. Sin embargo toda su anatomía parece, de alguna manera tener una forma ‘cuadrada’.

La alzada de los árabes acostumbra a estar comprendida entre los 1,43 y el 1,53 metros aproximadamente. Por supuesto, siempre pueden haber ejemplares por encima y por debajo de estos estándares.

541377_734757529883980_1494583428_n

Cola de la raza arabe

La cola de un caballo árabe es sumamente característica ya que su apariencia es arqueada y con una elevación desde la raíz de la misma. Si el caballo está en movimiento puede incluso enroscarse en la espalda del animal.

Algunos especialistas consideran que esta característica típica de los caballos árabes se debe a que su columna vertebral es una o dos vértebras más corta que en el resto de razas. Sea cierto o no, le otorga mucha distinción y elegancia.

970607_595471460505491_1782964863_n

Extremidades de la raza arabe

Las articulaciones de los caballos árabes son prominentes, grandes, con huesos y tendones bien definidos. Las patas dan imagen de ser grandes pero muy redondeadas.

1003161_597084887010815_24850353_n

Movimiento de la raza arabe

El paso de un caballo árabe es muy suelto y elegante. Tanto es así que da la impresión de ‘flotar’ en lugar de trotar. El galope supone un paso muy natural para los caballos árabes por su velocidad, agilidad y brio.

1170931_625846330779888_2054287287_n

Carácter del caballo arabe

El árabe suele ser muy social y acepta bien el trato humano. Es una raza que ha convivido con el ser humano desde hace milenios y de quien dependía para sobrevivir en el desierto, durmiendo a menudo con sus dueños. De modo que su carácter hacia las personas será de total curiosidad e inteligencia en el trato.

Capas de la raza árabe

En el caballo árabe varían una variedad de capas entre ellas están: alazán, negro, blanco, bayo, ruano. Aquí dejo una imagen de las capas completas:

 

Curiosidades de la raza Árabe

El motivo de que se haya utilizado esta raza para mejorar a tantas otras es el carácter, la estética, la velocidad y la resistencia que a través de la descendencia estos caballos trasmiten. La raza ha ayudado a mejorar todas las razas de caballos occidentales, aunque en la que más ha influido es en el Pura Sangre Ingles.

Aquí te traigo 7 curiosidades de la raza de caballo árabe.

1. Si bien es posible, aunque raro, que se den ojos azules en algunos caballos, este color está muy mal visto y considerado un defecto en la raza.



2. Cuanto más cóncavo y más prominente sea el perfil de un caballo árabe, más deseable y apreciado es este rasgo. De hecho, los beduinos llamaron ‘jibbah’ a esta característica.

3. El caballo árabe ideal debería tener una forma corporal de “tres círculos”: uno con los cuartos traseros, otro círculo con los cuartos delanteros y el tercero con el cuerpo.

Gracias a la ausencia de su última vértebra el caballo árabe puede levantar de esta manera su cola dándole un porte majestuoso y altanero. Los caballos árabes poseen un carácter activo y animoso; son caballos veloces, ágiles, y resistentes.

 

4. El cuello debería ser más largo en lugar de más corto, y arqueado desde la cruz hasta la parte más alta de la cabeza. La unión de la cabeza y el cuello es una característica muy refinada que los beduinos llamaban “mitbah”. Esta característica permite al caballo ser capaz de girar la cabeza en el cuello, lo que a su vez le otorga mayor libertad de movimiento y toma de aire.

5. Muchos tienen 5 vértebras lumbares en vez de las usuales 6, y 17 pares de costillas en vez de 18. Así, un caballo árabe puede cargar un jinete pesado con facilidad, aunque sea pequeño.


 

6. Los dueños de los árabes a menudo los comparan con perros grandes en lugar de hacerlo con otras razas de caballos.

7. Esta raza ha sido acusada de ser “temperamental” o “loca”, sin embargo, esto es a menudo el resultado directo de abusar de su gran inteligencia natural y aprovecharse de ellos, o de moldear al animal para convertirlo en algo que no estaba destinado a ser.

 

 

Razas derivadas del árabe

Como  se ha  dicho  anteriormente  el caballo de PRá,  dada sus características morfológicas y funcionales participa en la formación de diversas razas. En España por su importancia destacan tres: el caballo Anglo-Árabe (A-á), el caballo Hispano- Árabe (H-á) y el Caballo de Deporte Español (CDE).

 La raza Anglo-Árabe

La raza A-á está clasificada como raza equina “Española” según el Catálogo oficial de razas de Ganado de España (R.D. 1682/1997 y modificaciones posteriores). Esta  raza,  procedente  de Francia,  se originó  por el cruce de dos sementales árabes y tres yeguas inglesas en las yeguadas Pompadour, Lespinats y Eugéne Gayot, en 1843 y se expandió posteriormente al resto del mundo (Llamas et al., 1992).

En España su cría comenzó muy pronto por parte del Ministerio de Defensa. De hecho, los primeros caballos Pura Raza Árabe que se importaron fueron con el objetivo de obtener animales cruzados buscando las buenas aptitudes de la raza (Maxwell, 1995). La publicación del primer tomo del Registro-Matrícula de caballos y yeguas de caballos Anglo-Árabe (A-á) en España data de 1884.

Ocupa  el  quinto  lugar  en  las  razas  equinas  en  cuanto  a  censo  se  refiere, existiendo, según fuentes del MAPyA (2003), un total de 3.421 cabezas. En Andalucía es donde se concentra la mayor parte de la cabaña ganadera de A-á, constituyendo el 57% del censo total de la raza. La Orden APA/42/2003 establece las normas zootécnicas que regulan la gestión de la raza y establece las secciones presentes en su  Libro Genealógico.

El  propósito  de  la  creación  de  esta  raza,  y  que  sigue  teniendo  vigencia actualmente,   consiste  en  producir  caballos  deportivos  de  alta  calidad  que destaquen en la mayoría de las disciplinas ecuestres.

La raza Hispano-Árabe

El cruce de individuos de Pura Raza Español  y de Pura Raza Árabe para la creación de animales H-á comenzó a realizarse también de forma temprana en el siglo XX (Steen, 2006), aunque el Libro Registro Matrícula de la raza no se creó hasta 1986 (Orden 70/1986, de 21 de agosto del Ministerio de Defensa).

Está  considerada  como  raza  “Autóctona  de  Protección  Especial”  según  el Catálogo oficial de razas de Ganado de España (R.D. 1682/1997 y modificaciones posteriores).  Su  censo  es de 2.484  cabezas,  situándose  un 37%  del  total  en Andalucía (MAPyA, 2003). Las normas zootécnicas de la raza están publicadas en la Orden APA 3277/2002. Actualmente su objetivo de cría está orientado a actividades como la Doma Vaquera, el Acoso y Derribo y el TREC (Técnicas de rutas ecuestres de competición).

 

Otras Razas de caballos 

 

Recibe todos nuestros artículos en tu correo, suscribete gratis

Mas Información

5 Comentarios

  1. Freddy david saltos Vinces

    Q belleza de caballos

  2. Antonio Gomez

    Los materiales son muy buenos. Muchas gracias.

  3. María Dolores

    Tengo entendido que la jibbah es como un escudo o ligero abombamiento entre los ojos por encima de la nariz la extrema concebidas de esta no era nada apreciada

  4. Luis Hidalgo

    Algún día podrán hacer un reportaje de cómo se depila su cara y de igual forma como se les maquilla para una exposición de caballos arabes sería magnífico saber cómo prepararles

  5. Tomás Guerra Montero

    Muy bueno e intructivo el artículo, me hubiera gustado el acompañamiento de fotos, por lo bello que son estos ejemplares, muchas gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén