Cabras

Glándula mamaria de la cabra

Ubre de la cabra, glándula mamaria de la cabra

Ubre de la cabra

Glándula mamaria de la cabra

Anatomía, situación y forma. de la ubre de la cabra

La ubre caprina conformada por dos glándulas independientes, está situada en la región inguinal, cubriendo la cara interna de los muslos y extendiéndose hacia atrás y hacia adelante.

Su forma es muy variada, siendo generalmente más recogida y globosa en animales jóvenes, para hacerse colgante y descendida al aumentar el número de lactaciones. En la forma, implantación y dimensiones de la ubre intervienen además, factores raciales, individuales y de aprovechamiento que determinan la capacidad productora y la facilidad o dificultad de extracción de la leche (Buxadé, 1996).

El ligamento medio que la sostiene no debe ser ni muy corto ni muy largo, es decir, la ubre no debe llegar más abajo del corvejón; los ligamentos largos la exponen a constantes movimientos pendulares cuando el animal camina y, como consecuencia, a golpes constantes que originan condiciones favorables para el desarrollo de mastitis (Bruckmaier, 2005).

Como características defectuosas en las ubres se reconocen: un pezón más grande que el otro, posiblemente consecuente a largos periodos de prácticas de ordeño mal realizadas; ausencia de un pezón, ya sea por atrofia o por haber ocasionado su pérdida alguna enfermedad; y pezones que se encuentran más adelante que el otro.

Algunas veces pueden presentarse ubres conocidas como “bolsudas caídas” que se distinguen porque se ven abolsadas en su parte final y caídas en su inserción al abdomen; es frecuente observarlas en cabras adultas de varios partos y muy lecheras, en las que al pasar el tiempo el peso de la leche ha ido descolgando la ubre, que en un comienzo lucía como una ubre abolsada.

formas de la ubre de la cabra

formas de la ubre de la cabra

Largo de la ubre de la cabra

Largo de la ubre de la cabra

Cada glándula mamaria de la cabra finaliza en una papila o pezón, generalmente único, cuyo orificio externo presenta una concentración de fibras musculares circulares que lo cierra, denominado esfínter del pezón, el cual evita el flujo espontáneo de leche al exterior y cuya resistencia es necesaria vencer para permitir la salida de leche al mamar el cabrito o al ordeñar.

La longitud, diámetro, implantación y dirección de los pezones influye también en la ejecución del ordeño; deben estar situados en la base de cada glándula para favorecer la salida de la leche y evitar la formación de bolsas donde pueda quedar leche retenida, y dirigidos ligeramente hacia adelante y abajo o completamente verticales (Buxadé, 1996).

Le Jaouen, 1991, describe las ubres caprinas en tres clases de acuerdo a su forma:

a) De pera alargada, en donde las tetas se distinguen muy poco de la parte glandular,

b) oval o tipo alpino, las cuales se insertan bien al abdomen y son tetas voluminosas perfectamente separadas de la parte glandular, ligeramente inclinadas hacia el frente y,

c) globular o tipo Saanen que están bien  insertadas  en  el  abdomen,  algunas  veces  tan  anchas  como  altas  y  con  las  tetas  más pequeñas que los otros tipos. Dichas formas de ubres se aprecian en la siguiente figura:

Forma de la ubre de la cabra

Forma de la ubre de la cabra

Tamaño de la ubre de la cabra

En  cuanto  a  su  tamaño,  los  pezones  deben  ser  proporcionados  al  tamaño  de  cada glándula correspondiente:

Los pezones cortos son inadecuados para un buen ordeño, sea cualquiera su posición, pero particularmente cuando están colocados en la parte posterior y dirigidos hacia afuera, los de tamaño mediano son los más apropiados para un ordeño fácil, prefiriéndose los colocados en la parte antero-central, dirigidos hacia abajo y al frente y, finalmente, los de excesiva longitud no facilitan el ordeño por estar más cercanos a la superficie del piso provocando mayor exposición a accidentes, que no solo pueden provocar una infección, sino debido a los múltiples rozamientos con los diferentes objetos provocan una dermatitis áspera seguida de un aspecto desagradable (Agraz, 1989).

Estructura de la ubre de cabra.

La estructura interna de la ubre está constituida por un tejido secretor o glandular y un tejido de unión y sujeción (tejido conjuntivo). La proporción de tejido glandular que hay en la ubre en relación con la de sostén o conjuntivo es decisiva para determinar su capacidad lechera. Una alta proporción de tejido glandular provocará que la ubre sea esponjosa y voluminosa antes del ordeño, y retraída tras éste.

Por el contrario, la presencia de abundante tejido conjuntivo dará la impresión de una ubre voluminosa, aun cuando su capacidad productiva sea proporcionalmente menor (Buxadé, 1996).

Estructura de la ubre de la cabra

Estructura de la ubre de la cabra

El tejido glandular de la ubre está integrado por un conjunto de unidades funcionales llamadas alveolos o acinis, en cuyo interior se elabora la leche. Los alveolos se reúnen en grupos o lobulillos y la unión de varios lobulillos integran los lóbulos, tomando en conjunto el aspecto de un racimo de uvas.

El alveolo es, por tanto, el elemento fundamental de la producción láctea, es semejante a una esfera hueca, cuyo interior está recubierto por células elaboradoras de leche y el exterior de una capa de fibras musculares y elásticas denominadas células mioepiteliales, entre las que hay un espesa red de pequeños vasos sanguíneos (Buxadé, 1996).

Los acinis en gran número, vierten la leche que elaboran en canales, a medida que la leche continúa formándose, su diámetro aumenta y reciben el nombre de canales galactóforos o cisternas de la mama.

Estos últimos representan un volumen considerable, pues se estima que en cada ordeño el 70% de la leche obtenida al comienzo del mismo se encuentra en la cisterna y en los gruesos canales galactóforos (Gallego, 1994).

Mas informacion relacionada 

2 Comentarios

  1. quilmes jimenez mengual

    buenos dias mi amigo muy buena informacion

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Revisa Política de Privacidad

Revisa Política de cookies

Tema creado por Anders Norén