Alimentación bovina

Manejo diario de la vaca lechera de alta productividad

Alimentación de la vaca lechera

Alimentación de la vaca lechera

Manejo de la vaca lechera

Las super vacas

En 1975, la vaca Beecher Arlinda Ellen estableció un récord en producción láctea con 25,300 kg de leche en 365 días; su día de producción pico fue de 88 kg y su promedio a lo largo de la lactación fue de 69 kg. El último día de la prueba produjo 60 kg. Durante el pico de lactación comió sobre 7% de MS y bebió 180 A 220 Lt de agua por día. Ellen era una vaca excepcional en ambos aspectos: producción de leche y capacidad para comer. Consumió sobre 7% de su PV en MS. Una vaca, en promedio, come 3 a 5% de su PV en MS. Después de Ellen, han existido muchas otras vacas de producción similar, siendo estos animales reflejo del enorme potencial acumulado por efectos de la genética y la selección y del gran desafío que representa la alimentación de las vacas.

Para lograr que las vacas de alto potencial lo manifiesten, se debe manejar su alimentación de acuerdo a las demandas de nutrientes de cada etapa del ciclo de lactación, especialmente en la primera mitad de la misma.

Lactación/ciclo de gestación

En el ciclo lactación/gestación se distinguen 5 periodos:

? El primer periodo del ciclo de lactación abarca del parto al pico de producción.  Durante este periodo las vacas altas productoras deben aprovechar sus reservas corporales para satisfacer sus requerimientos nutritivos. Comúnmente la vaca alta productora perderá reservas grasas considerables durante este período.

?  El segundo periodo inicia después del pico de producción; es en ese momento cuando se debe adicionar el nivel máximo de MS en la ración. Este nivel de consumo determinará la extensión de la curva de producción láctea, ya que es cuando la vaca
comienza a declinar en su producción. De igual manera, durante este periodo se presenta una desestabilización del PV, llegando a perder hasta 1 grado de CC.

?  El tercer periodo del ciclo de la lactación es una etapa de ganancia de peso y elevado consumo de alimento que se debe aprovechar para recuperar la CC. El PV debe aumentar gradualmente para que la vaca alcance el peso deseado hacia el fin del periodo.

Esta fase no puede lograrse en hatos altos productores por el nivel alto de producción de leche. Obviamente, mientras se mantenga una alta producción de leche, las vacas no podrán alcanzar una adecuada relación consumo de alimento-producción láctea y, por ende, de su CC. La calidad de la ración se volverá aún más crítica considerando que la vaca no tendrá grandes reservas corporales aprovechables para la lactación siguiente.

? El cuarto período, denominado “vaca seca”, donde la meta es restaurar el rumen a una condición saludable de fermentación. Esto se logra suministrando una ración a base de heno de leguminosas.

? El quinto periodo es el de cierre del período seco. Esta es una fase transicional que se aprovecha para introducir a la vaca al hato en leche.

Alimentación de la vaca

Alimentar a la vaca lechera alta productora es un desafío continuo, especialmente durante la lactación temprana, cuando la ingesta de MS puede ser limitada. El enfoque primario para satisfacer sus necesidades alimentarias es proveerle la mejor calidad de forraje.

Para mantener el óptimo funcionamiento del rumen, el forraje debe constituir al menos 40% de la ración diaria de la vaca. Como ya se ha mencionado, asegurar una alta calidad de los forrajes permitirá el adecuado equilibrio de las raciones.

Mantener consumo de la vaca lechera

La clave para conseguir la alta producción de leche, es mantener estratégicamente sobrealimentadas a las vacas. Un inadecuado balanceo de la ración en la etapa de producción correspondiente se traduce en merma de la producción, lo mismo que una alimentación en baja cantidad.

Pero no solamente es la producción de leche que se pierde; también el tejido de la ubre se reduce, por lo que nunca recuperarán la potencialidad total de su producción. Únicamente si estas vacas se alimentan correctamente tendrán la oportunidad para producir a su máximo.

Se pueden seguir varias alternativas para motivar a la vaca lechera a alimentarse. Es conveniente considerar que para cambiar los ingredientes en la ración —especialmente forraje—, los cambios deben ser graduales, sobre un periodo de semanas, de este modo vaca y rumen podrán ajustar la flora bacteriana.

Los alimentos frescos dispuestos frente a la vaca estimulan su consumo, de igual forma, el suministro frecuente de los comederos obliga a la vaca a volver al comedero. Por otra parte, la mezcla total de las porciones o, por lo menos, la frecuente alimentación de concentrado ayudarán a mantener al rumen en balance adecuado y permitirán una óptima fermentación.

Ordeño de la vaca lechera

Normalmente, las vacas se ordeñan 2 veces diarias:  el ordeño tres veces por día se ha fomentado para aumentar la producción de leche entre 20 y 25%. Esto puede ser útil en vacas altas productoras porque el ordeño alivia la presión en la glándula mamaria y le permite continuar produciendo leche.

Sin embargo, si el programa de alimentación no es proporcional al nivel más alto de la producción de leche, la vaca perderá condición corporal más rápido, y el efecto a largo plazo será de poco o ningún aumento de la cantidad de leche.

Agobio calórico

El estrés calórico puede ocasionar baja en la producción de leche entre 10 y 20%. Esta pérdida está directamente relacionada con la disminución en el consumo de alimento. Esto resulta especialmente nocivo para altas productoras porque se limitan las reservas corporales.

Para mantener un alto consumo, se pueden hacer varias cosas: Una alternativa consiste en hacer varias cosas: Una alternativa consiste en aumentar la densidad de nutrientes de la ración, y que, de este modo, la vaca no tenga que comer varias veces hasta satisfacer sus necesidades. Otra alternativa es instalar sombreaderos, ventiladores y agua en el área de alimentación lo que induce a las vacas a comer y permanecer en el área de alimentación.

Dietas de transición

Esta es la dieta que crea un puente entre la dieta tradicional de la vaca seca —basada principalmente en forrajes— hasta llegar a la dieta de la vaca en lactancia, que utiliza el concentrado como principal fuente de energía y de proteína para una mayor producción de leche.

Objetivos de la dieta de transición

  1. Aumentar el consumo de MS después del parto.
  2. Disminuir los problemas de acidosis en el rumen.
  3. Reducir la incidencia de problemas metabólicos relacionados con los primeros meses de lactancia.

Duración de la dieta de transición

Para obtener todos los beneficios de esta dieta, son necesarios, por lo menos, 5 días. El tiempo ideal para asegurar que todas las vacas y vaquillas reciban, por lo menos, los 5 días de la dieta de transición, es de 3 semanas antes de la fecha prevista de parición.

Creación de la dieta de transición

La ración debe contener la cantidad apropiada de nutrientes para la vaca y para la cría en gestación considerando lo siguiente:

? El consumo diario de MS en vacas próximas al parto sufre una caída considerable: pasa de 10 – 13 kg, a 8 – 9 kg. Para mantener la proporción de nutrientes es necesario aumentar su concentración, o sea, la energía de la ración. La pared ruminal posee papilas que, cuando la dieta está basada en granos, se estiran de 0.5 a 1.2 cm, aumentando con esto el área de superficie facilitando la absorción de ácidos grasos volátiles, reduciendo la carga ácida del rumen. La dieta de transición busca adaptar al rumen a esta futura carga de granos.

? La flora microbiana del rumen debe pasar de bacteria digestora de fibra a una con mayor presencia de digestores de almidón, debido a la carga de concentrados en la dieta de lactancia.

Las sales aniónicas deben ser parte de la dieta de transición, a fin de provocar una acidosis metabólica moderada, que hará que el organismo de la vaca busque neutralizar esa acidez interna retirando calcio —de carga positiva— de los huesos.

De conseguirse esto, el animal después de parir, al excretar grandes cantidades de calcio en la leche, estará acostumbrado a extraer calcio de los huesos y no depender del calcio en la sangre. El uso de sales aniónicas reducirá el riesgo de hipocalcemia.

Investigaciones recientes demuestran una correlación entre bajos niveles de calcio y algunos problemas reproductivos, como son: retención placentaria, prolapso uterino, mayor susceptibilidad a otras enfermedades metabólicas (como la mastitis bovina),
además de reducción de la fertilidad.

Raciones completas

En nuestro ámbito, la nueva modalidad para preparar y ofrecer raciones al ganado estabulado es el de mezclar todos los ingredientes de las raciones con auxilio de máquinas, siendo la finalidad obtener ahorro de esfuerzo y mano de obra en la rutina clásica de proporcionar los alimentos por separado y a diferentes horarios (forrajes y concentrados).

La ración completa debe prepararse cuidadosamente, de acuerdo a los requerimientos nutricionales de cada lote o grupo, según su etapa productiva.

Si, por el contrario, el volumen total de mezcla, así como las proporciones y/o calidad del mezclado son deficientes, esto se resentirá en la producción.

Algunas ventajas de una ración totalmente mezclada (RTM)

Ahorro de tiempo en el suministro de alimentos a los animales estabulados
? Mecanización de la operación.
? Reducción del número de porciones diarias de suministro.
? Simplificación del manejo de la alimentación.

Desventajas de las RTM

Costos elevados de adquisición de equipo y mantenimiento.
? Riesgo de mal proceso de mezclado por personal mal capacitado.
?  Reducción del número de mezclas de raciones por aspectos prácticos que puede afectar a algunos lotes.
?  El heno no combina en este tipo de raciones a menos que se pique debidamente, lo que incrementa el costo de elaboración.
?  La precisión del pesado de los ingredientes para la mezcla diaria demanda una báscula adecuada.

Ventajas adicionales

1. Administrar una RTM puede ayudar a obtener el máximo rendimiento de la vaca lechera; esto se logra suministrando todo el tiempo una ración nutricionalmente balanceada, lo que permite un consumo muy cercano a sus requerimientos de energía para mantener sus características físicas apropiadas para la óptima función del rumen.

En todos los casos, deben evaluarse las ventajas y desventajas de cualquier sistema de alimentación antes de escoger el sistema de ración total.

Para ello, se debe considerar el tamaño del hato, los grupos de animales, los aspectos económicos, las instalaciones y el grado de mecanización y si es posible mezclar todos los ingredientes en la granja.

Como medida paralela, regularmente se deben llevar inventarios de forraje y alimento para asignarlos oportunamente al grupo específico de animales.

También es conveniente realizar pruebas periódicas, tanto al forraje como al alimento, varias veces al año o cuando se perciban cambios en la producción de leche: la grasa, el porcentaje de proteína en la leche y la condición y el peso corporal actual de la vaca, y los cambios en la humedad del forraje o de los ingredientes, así como los precios vigentes del alimento.

2. En los sistemas de ración total se pueden aplicar varias estrategias de alimentación:

a) Es posible desarrollar raciones totales para los diferentes grupos de animales a partir de fórmulas para vacas recién paridas y vacas en lactancia temprana, intermedia y tardía.

También se pueden usar raciones totales multigrupo para vacas tempranas y de encierro e, incluso, una ración total para vacas lactantes con o sin alimento adicional

b) Las vacas se pueden agrupar en base a la leche real o con corrección de grasa, días de leche, estado de reproducción, etcétera.

Cuadro 1. Guía para la composición de la ración totalmente mezclada para vacas de alta producción

No Olvides suscribirte aqui para que te lleguen nuestras publicaciones al correo

Mas informacion

4 Comentarios

  1. Ramon Medina Garay

    De mucho interes, estamos, proponiendo, un proyecto, de este nivel,

  2. alcadis tapia

    felicitaciones,muy buena informacion del manejo de vacas lecheras de alta produccion. quiero hacerle una pregunta.en el caso de v enezuela la leguminosa de facil manejo es la leucaena.que cantidad recomienda en la dieta diaria en la fase del secado

  3. Gilberth Pava

    Exelente articulo para alimentar vacas de produccion lechera, mi pregunta es aserca de si la dieta de las vacas productoras no varia segun el nivel del mar, ya q en algunas se presenta problemas digestivos cuando se exede algunos nutrientes Gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén