¿Es cierto que cuando los perros comen pasto se están purgando?

Popularmente, se tiene la creencia de que los perros se purgan o desparasitan por el consumo recurrente de pasto; esto es completamente falso.  El 80% de los perros suelen comer brotes tiernos de vez en cuando y este comportamiento puede deberse a varias circunstancias. La primera, y menos preocupante, es que simplemente busquen suplementarse con fibra adicional o minerales.

Es necesario aclarar que una de las formas comunes de transmisión parasitaria es por la ingestión de pasto contaminado con huevos de parásitos; adicionalmente, se debe tener en cuenta que en la actualidad es común aplicar productos químicos sobre los prados, lo que puede generar toxicidad en un animal que consuma pasto.

Por que los perros comen pasto

Existen varias hipótesis del porque los perros consumen pasto:

• Cuadros de mal nutrición: pueden generar consumo de sustratos anormales, buscando suplir la necesidad de nutrientes. 

• Algunos pacientes pueden llegar a relacionar el consumo de pasto con el proceso del vómito. Si en un momento en el que el animal curse con un cuadro gastrointestinal consume pasto para lograr vomitar, y así sentir alivio, habrá tendencia a repetir el comportamiento, ya que se relaciona con mejoría. 

• Comportamental (por gusto).

Por que los perros que comen pasto vomitan

Precisamente esta última consecuencia, el vómito, es la que suelen buscar algunos perros cuando de repente se ponen a comer hierba compulsivamente. El motivo es que algún alimento o algún objeto que han tragado les ha sentado mal y les está provocando un malestar digestivo. Por lo tanto, de manera también instintiva, comen hierba para irritar las paredes del estómago, aumentar la secreción de ácidos gástricos y finalmente provocarse un vómito que expulse el elemento que les ha sentado mal.

Como muchos perros son auténticas aspiradoras, es normal que de vez en cuando muestren este comportamiento por haber comido algo que les cause malestar. Ahora bien, si esta ingesta compulsiva -a diferencia de cuando la arrancan de una manera más eventual- se repite a menudo deberemos preocuparnos. Es posible que en tal caso nuestro perro esté sufriendo de algún problema gástrico que nos haya pasado desapercibido y que corra el peligro de convertirse en crónico. 

Recomendaciones ante los perros que comen pasto

• Evaluar si al paciente se le está administrando el alimento idóneo según su etapa de vida. 

• Realizar desparasitaciones con regularidad, con productos recomendados el Médico Veterinario según la edad y peso del paciente. 

• Sacar al animal a sus paseos siempre con bozal, para evitar el consumo de pasto o basura. 

• En este caso el hábito no tiene mayor problema que vigilar que el pasto que ramonee nuestro perro sea conocido y de hecho nos conste que no haya sido fumigado con sustancias tóxicas como plaguicidas o herbicidas que podrían causarle una intoxicación.

• Si el consumo de pasto llega a considerarse un problema, puede ser conveniente consultar con un Médico Veterinario especialista en etología. 

No olvides suscribirte por correo aqui

Mas Información 

 

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star