Reacciones adversas a la comida (intolerancia dietética) en perros y gatos

Definición de intolerancia dietética

La intolerancia dietética es una dermatosis infrecuente provocada por una respuesta anómala a una comida o aditivo ingeridos.

Etiologia y Patogénesis

La etiología de la mayor parte de casos de intolerancia dietética no está  eterminada, pero puede referirse tanto a una intolerancia a la comida o a una hipersensibilización a ella. La intolerancia a la comida es cualquier respuesta clínicamente anómala a la ingestión de un alimento que no tiene un componente inmunológico, tal como intoxicación por comida, idiosincrasia de la comida, reacciones metabólicas e indiscreciones dietéticas.

La hipersensibilidad a la comida es una respuesta anómala a un alimento o un  aditivo alimentario mediada inmunológicamente. A menos que un caso concreto se demuestre que está mediado inmunológicamente, el término preferido es “reacción adversa a la comida o intolerancia dietética”.

A pesar de que se ha comprobado que muchos ingredientes dietéticos provocan reacciones adversas en el perro, los que están implicados con mayor frecuencia son la ternera, la leche de vaca y los cereales. En el gato se han estudiado pocos casos para determinar los ingredientes que tienen una mayor probabilidad de provocar un problema.

Características Clínicas

La incidencia de una reacción adversa a la comida provoca controversia y es difícil de determinar porque puede coexistir con una dermatitis atópica. Se ha descrito que cerca del 10-15% de casos de dermatosis alérgica pueden ser atribuibles a reacciones adversas a la comida.

No hay predisposición sexual o de raza y a pesar de que raramente se describe una predisposición de edad, dos grandes estudios descubrieron que el 33% y el 52% respectivamente de los casos con reacciones adversas a la comida tenían menos de 1 año.

El síntoma clínico más destacable en la mayoría de los casos es el prurito. En algunos casos, se pueden observar lesiones primarias tales como pápulas, pero la mayoría de las lesiones son el resultado del autotraumatismo y la infección secundaria que la acompaña.

Es decir, pueden observarse eritemas, descamación, hiperpigmentación, liquenificación y alopecia (figura 20).  La locaÜzación de cualquier lesión dermatológica puede ser bastante variada (figura 21, 22) .  La otitis externa unilateral o bilateral puede ser una característica clínica de los perros con una reacción adversa a la comida, y puede aparecer en ausencia de cualquier síntoma de enfermedad cutánea

Los hallazgos clínicos más frecuentes son en prurito, costras y excoriaciones de la cabeza y el cuello, cuando se produce una reacción adversa a la comida en los gatos (figura 23).  tros síntomas dermatológicos en el gato pueden incluir la descamación localizada o  eneralizada, formación de costras, dermatitis miliar, áreas de alopecia simétricas o  ocalizadas, granuloma eosinofílico, eritema de las orejas y otitis externa. En los gatos no se ha observado ninguna predisposición de edad, raza o sexo.

Diagnostico Diferencial: Perros

• Atopia
• Hipersensibilidad por picadura de pulga
• Erupción por fármacos
• Foliculitis superficial estafilocócica
• Ectoparasitismo
• Dermatitis de contacto
• Defectos de queratinización

Diagnostico diferencial: Gatos

• Hipersensibilidad por picadura de pulga
• Ectoparasitismo
• Dermatofitosis
• Atopia
• Dermatitis idiopática miliar
• Alopecia psicogénica
• Pioderma
• Erupción farmacológica
• Acné felino

Pruebas Diagnosticas

Los diagnósticos definitivos se basan en administrar una dieta restringida, compuesta de ingredientes únicos a los que el animal no ha sido expuesto previamente, Existe controversia sobre la duración de la dieta de prueba necesaria para confirmar una reacción adversa a la comida, aunque en la mayoría de los casos se recomienda una duración de tres semanas.

Sin embargo, un efecto prospectivo en 51 perros descubrió que solamente el 25,5% respondían en este periodo, mientras que el 33,3% necesitaron de 4 a 6 semanas, el 23,5% necesitaron de 6 a 7 semanas, y el 17,6% necesitaron de 8 a 10 semanas’11. Actualmente la mayoría de autoridades en este campo recomiendan una duración mínima de seis semanas para poder descartar una intolerancia dietética. Si se observa alguna mejora, se reinstaura la dieta original.

Si los síntomas clínicos se deterioran, se vuelve a recurrir a la dieta restrictiva.
La secuencia de mejora, deterioro y posterior nueva mejora constituye un diagnóstico. Pueden hacerse Estudios de desafío en este punto, si se tiene que identificar el componente concreto.

A pesar de que existen múltiples “dietas hipoarlergénicas” disponibles a nivel comercial, se utilizarán con precaución, al menos durante la fase de diagnóstico, hasta que las pruebas clínicas con desafío demuestren que son tan eficaces como las
dietas preparadas en casa.

Puesto que se ha demostrado que el 75% de los casos presentan reacción a la ternera, cereales o derivados lácteos vale la pena evitarlos a la hora de elaborar una dieta restringida. Los autores recomiendan para los perros o bien pavo deshuesado o verduras.

Se pueden preparar y cocinar con antelación, dividirla en raciones, y congelarla hasta que sea necesario. El pavo o los vegetales se mezclan con arroz hervido y se administran según las directrices dadas más abajo. Para los gatos es adecuada una dieta de 100 gramos de arroz y 100 gramos de pollo (hervido con agua que luego se añade como caldo).

Otros procedimientos diagnósticos, tales como las pruebas cutáneas intradérmicas, ELISA o RAST, han demostrado que tienen una escasa sensibilidad, a la hora de detectar reacciones verdaderamente  positivas basándose en la provocación dietética.

Intolerancia dietetica en perros y gatos

Figuras 20-22. Intolerancia dietética. Un Samoyedo con extensa alopecia, descamación y costras (20); un Rottweiler con una lesión focal en la extremidad anterior (21); un Terrier Jack Russell con alopecia simétrica secundaria ai prurito (22).

Figura 23. Intolerancia dietética. Alopecia extensa, descamación y costras en la cabeza de un gato doméstico de pelo corto (las costras se deben al autotraumatismo).

Dieta de prueba a base de verduras para perros

Verduras:
1,4 kg de zanahorias
1,4 kg de peras
1,4 kg de guisantes verdes
1,4 kg de tomates frescos o en lata
285 gramos de brócoli
450 gramos de verduras (nabo, col rizada, espinacas)

Hierva todas estas verduras en agua según las instrucciones del envase. No añada ninguna salsa. Sepárelo en 18 recipientes de 0,6 litros o bolsas para el congelador, y congélelo hasta que lo necesite.

Arroz:

2 kg de arroz blanco

Hierva el arroz blanco con 6 tazas de agua según las instrucciones, pero sin añadir ni mantequilla ni salsas.

Mezcla de verduras y arroz:

Mezcle una ración de verduras con el arroz hervido y adminístrelo como se indica más abajo. Ponga en el refrigerador cualquier resto que quede.

Instrucciones de alimentación:

Llene de media a tres cuartas parte de una taza con la mezcla de vegetales y arroz por cada 4,5 kg de peso corporal. Para los perros muy grandes puede que necesite darles más arroz. Para evitar las diarreas, pase lentamente a la dieta vegetariana durante un periodo de 8-10 días. Puede que las heces del perro sean más blandas cuando consuma una dieta vegetariana. En comparación con la mayoría de los piensos comerciales, esta dieta tiene un bajo contenido proteico y puede que algunos perros pierdan peso mientras la consumen.

Dieta de pavo y arroz para perros

2,5 kg de arroz hervido
450 gramos de pavo asado
1 y 1/3 cucharadas de postre de carbonato de calcio
1 cucharada de postre de fosfato de calcico
5 cucharadas de postre de aceite vegetal
1 cucharada de postre de un sustituto de la sal (cloruro potásico).

 Preparado multivitamínico/mineral sin ningún aroma añadido

Ase o hierva el pavo (carne oscura y blanca). Cocine el arroz según las instrucciones y añada el sustituto de sal al agua. Muela o triture finamente el pavo y póngalo a un lado. Espolvoree el carbonato de calcio, fosfato dicálcico, y un suplemento vitamínico/mineral.  Mezcle el aceite, minerales y suplementos con el arroz y luego añada el pavo. Mézclelo bien, tápelo y póngalo en el refrigerador.

dieta de pavo y arroz para perros

dieta de pavo y arroz para perros

Tratamiento

Administre una dieta completa y equilibrada, altamente digestible, con un contenido limitado en antígenos, que no contenga los ingredientes desencadenantes del cuadro (identificados en los estudios de desafío).

Puntos Claves

• La intolerancia dietética es rara.
• El prurito puede ser refractario a la terapia con esteroides.
• Junto con la intolerancia dietética pueden ir asociadas una otitis externa recurrente y una pioderma superficial recurrente.