Intertrigo o dermatitis de los pliegues cutáneos en perros

Definición de Intertrigo en perros

El intertrigo o dermatitis de los pliegues cutáneos es un cuadro inflamatorio que aparece en la piel que se encuentra en íntimo contacto con más piel adyacente que se acompaña de un crecimiento bacteriano excesivo, causada por la fricción y microtraumatismos que se producen sobre la piel de los mismos.

Etiología y Patogénesis

La dermatitis de los pliegues labiales, faciales, vulvar, corporales y de la cola aparece de resultas de la inflamación de una zona de la piel en íntimo contacto con otra. Se produce una abrasión local, inflamación y acumulo de secreciones superficiales, que dan lugar a una maceración con infección secundaria.

Características del Intertrigo

La dermatitis del pliegue del labio (39) se produce a consecuencia de una superposición de piel sobrante en el labio inferior. La piel sobrante forma una hendidura que retiene partículas de  comida y salva, proporcionando así un entorno ideal para el crecimiento bacteriano.

La infección superficial resultante se caracteriza por un olor pútrido, que muchos clientes confunden erróneamente con una enfermedad dental. La piel afectada tiene un aspecto eritematoso, a veces con úlceras, y en ocasiones está cubierta por pequeñas cantidades de exudado.

La dermatitis de los pliegues de la piel (41,42) aparece sobretodo en razas braquicéfalas, tales como Pequinés, Buli Dog Inglés y Pug. Las zonas de la piel en contacto entre sí debidas al pliegue, que se encuentran sobre el puente de la nariz y bajo los ojos, sufren maceración e inflamación debido a la epifora o al acumulo de secreciones sebáceas o apocrinas. Puede aparecer una infección bacteriana secundaria.

La dermatitis del pliegue vulvar es más frecuente en animales obesos que presentan una vulva pequeña y profunda con un pliegue perivulvar. El acumulo de orina y secreciones vaginales provoca irritación y maceración de la piel adyacente, lo que da lugar a una inflamación grave, infección bacteriana secundaria, y en ocasiones úlceras.

Los animales afectados presentan un lamido intenso y frecuente de la zona vulvar lo que acostumbra a constituir la primera preocupación del cliente. La dermatitis del pliegue de la cola (40) aparece sobretodo en los Bull Dog ingleses, Boston Terrier y Pug. La dermatitis es el resultado de la presión y la fricción de los remolinos de la cola sobre la piel del periné; también puede aparecer una maceración bajo la piel que forma un pliegue debajo de la cola. La dermatitis de los pliegues corporales aparece en los animales que presentan piel abundante y suelta, como los Basset y los Shar Pei Chinos. Las zonas donde aparecen pliegues con mayor frecuencia son las extremidades y el tronco.

Igual como sucede en otros pliegues el acumulo de secreciones superficiales da lugar a una inflamación y una  infección secundaria.

Diagnostico Diferencial

Infección por Malassezia pachydermatis
Dermatitis atópica
Demodicosis
Candidiasis mucocutánea
Linfoma epiteliotropo

Pruebas Diagnosticas

Los síntomas clínicos permiten confirmar un diagnóstico, aunque hay que tomar muestras por simple presión sobre el área afectada para determinar la presencia de bacterias o levaduras. También conviene hacer un raspado cutáneo para descartar un posible caso de demodex canis, y muestras con cinta adhesiva para descartar posibles M. pachydermatis y Candida spp. El linfoma cutáneo es raro en el perro y solamente se puede diagnosticar con un examen histopatológico de una biopsia.

Tratamiento para dermatitis de los pliegues cutáneos

Pelar bien toda la zona afectada eliminando cualquier pelo sucio que haya, y limpiarla con champú a base de clorhexidina o lactato de etilo, o bien con un gel con peróxido de benzoilo. Si las lesiones tienen un aspecto húmedo, se pueden tratar dos o tres veces al día durante 5 minutos con una solución secante que contenga acetato de aluminio (solución de Burrow). Después de limpiar y/o secar, aplicar una pomada o crema que contenga antibióticos y corticoides.

Si parece existir una infección bacteriana profunda, está indicado el tratamiento con antibióticos sistémicos. Hay que advertir a los propietarios que el tratamiento médico solamente servirá para controlar el cuadro,  y que para curarlo es imprescindible una intervención quirúrgica. Las dermatitis del pliegue labial y vulvar se tratan respectivamente con una queiloplastia y una episioplastia.

En el caso de la dermatitis del pliegue de la cola el abordaje adecuado es la amputación de la misma y la eliminación de la piel sobrante. Los pliegues cutáneos y del cuerpo también se pueden eliminar quirúrgicamente, pero en determinadas razas de exposición precisamente estos pliegues pueden constituir una característica deseable por lo que el tratamiento habrá que discutirlo cuidadosamente con el propietario antes de intervenir.

Puntos claves

A pesar de que a menudo es evidente el intertrigo, no sobrestime el papel de la infección.

Figuras 39, 40. Dermatitis de pliegue cutáneo. Se observa una amplia zona de eritema y erosión en el piiegue labial de un Cocker Spaniel (39); eritema y  lopecia alrededor de la base de la cola de un Bull Dog (40).

 

 

Figuras 41, 42. Pliegues cutáneos faciales en un Bull Dog Inglés, que al levantarse permiten descubrir un P’oderma en el pliegue.

Suscribete gratis

Mas informacion relacionada