Ganadería

Cinco consideraciones del uso de la urea en rumiantes

En la formulación de alimentos balanceados no se consideran valores energéticos para la Urea, aunque su composición química sea a partir de carbono y nitrógeno. La Urea comercial tiene 45% de nitrógeno (variando de 42 a 46% N) que multiplicado por 6.25 da un valor de 281% de proteína, con rangos de 260 a 287.5% dependiendo de su nivel de pureza y humedad, ya que es muy higroscópica y puede capturar humedad ambiental.

Hay que recalcar que la Urea no es una fuente de proteína (no contiene Amino Ácidos) y que su concentración de nitrógeno y rápida degradabilidad en el rumen permiten el crecimiento poblacional de bacterias las cuales actúan en la síntesis metabólica de sus propios amino ácidos para su reproducción.

Con la muerte de esta microflora tan variada en el tracto digestivo, sus paredes celulares ahora pasaran a ser digeridas y absorbidos casi todos sus componentes, contribuyendo así con Amino Ácidos, Ácidos Grasos y Vitaminas. Por ello hay que alimentar al animal y con el mismo cuidado a su flora bacteriana

Con respecto al empleo de la urea, debe tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Altos niveles de inclusión pueden generar aglutinación y empedramiento de la mezcla en el comedero (Lopes, 1999). No se debe dar más de 1/3 del total de nitrógeno de la ración, que a ojo de buen cubero equivale a 1.5% de urea granulada en el total de la ración. ademas No dar mas del 1% del nitrógeno no proteico de la dieta.

2. Presenta baja palatabilidad, por lo que también funciona como regulador del consumo de la MMM, conjuntamente con el NaCl.

3. Puede segregarse cuando se mezcla con otros ingredientes.

4. Cuando la urea se utiliza en la alimentación de rumiantes, las exigencias minerales,  particularmente de azufre, tienen gran importancia (Lopes et al., 1997). La relación N: S debe ser 15:1 (Soto y Reinoso, 2007). Se recomienda la mezcla de urea y sulfato de amonio en proporción 9/1 (Carvalho et al., 2009) o de 3 g de azufre por cada 100 g de urea (Soto y Reinoso, 2007).

5. Una de las limitaciones del uso de la urea por los rumiantes es su solubilidad ruminal, transformándose rápidamente en N-NH por la acción de la enzima ureasa producida por los microorganismos (Oliveira et al., 2004). Niveles elevados de N-NH3 pueden inducir toxicidad (Itavo et al., 2008), por lo cual la urea debe ser suministrada a los animales en cantidades controladas.



Cantidad de urea a suministrar

Una regla muy difundida es suministrar 0.2 gr de urea por cada kg de peso vivo, así de esta manera si una vaca pesa 500 kg su consumo máximo seria 500 kg pv x 0,2 = 100g de urea/día, recuerda que la urea contiene = 46 de Nitrogeno.

Ejemplo

 100 gr de urea = 46 gr de nitrógeno no proteico.

Los rumiantes convierten 6,25g de nitrógeno en proteína.

100g de urea = 46g de N x 6,25 = 287,5g de proteína bruta

Recuerde que la flora no soporta cambios brusco de nitrógeno por lo tanto se debe dar un proceso de acostumbra miento para no causar intoxicación en los animales. de esta manera, La urea se mezcla con melaza y se le va dando de 10 a 20 gr cada día hasta llegar a los 100 gr.

Una vez y ya acostumbrado de le da diario, dar a animales mayores de 6 meses, para mezclar con ensilajes la proporción es de 2 kg de urea por tonelada de forraje verde. tengo muco cuido con el manejo de la Urea en los rumiantes evitando a toda costa un alto consumo de los animales para evitar la intoxicación.

La intoxicación presenta síntomas como son disnea (pupilas y mucosas azules) y timpanizmo (panza soplada) para esto se trata con azul de metileno al 10 vía intravenosa (1 lt de agua hervida + 20g de azul de metileno), también se usa vinagre en grande cantidades vía oral, si usa la urea con solo melaza no mezclar con agua.

Cuando la dieta de los animales tiene niveles altos de nitrogéno de alta degradabilidad ruminal, no se recomienda utilizar urea porque eso puede crear una carga de amonio en el rúmen y en el metabolismo del animal, perjudicando la utilización de la energía y por consecuencia la producción. Actualmente, en la utilización de úrea, más que recetas fijas de utilización se necesitaría considerar la disponibilidad de nitrogéno ruminalmente degradable y energía fermentable, para poder optimizar la conversión del nitrogéno de la urea en proteína microbiana.



2 Comentarios

  1. Nixon Estupiñán

    Excelente documental

Deja un comentario

Desarrollado Por OzunaSoft