Prof. Luiz Carlos Pinheiro Machado

La sucesión de análisis de suelo del proyecto Alegría, – Cuadro 1 –, reveló un hecho de extraordinaria importancia: hubo un aumento en el nivel de fósforo extractable y también en fósforo total que escapa a las explicaciones convencionales.

A partir de un suelo miserable en P – 0,96 ppm – llego, después de 38 años de Pastoreo Racional Voisin, a 28 ppm, sin la incorporación de fertilizantes fosfóricos. Además, también el P total tuve un fuerte aumento, llegando a 100 ppm, contra trazos del lote testigo.

transmutación de los elementos del suelo

Este es el hecho que no tiene discusión. Además, tuve resultados similares en proyectos en la Argentina y en Cuba. La agronomía convencional, a no poder explicar el origen de este P, niega los resultados!

Como el avestruz que mete la cabeza en el suelo par no ver la tempestad. Pero la explicación existe y está en la transmutación de los elementos con baja energía producida por enzimas y bacterias.

La transmutación biológica a baja energía es una teoría desarrollada por Kervran, Francia,  en las décadas del 50 al 70, que propone el pasaje de un elemento a otro, a nivel del núcleo de los átomos, de las partículas de hidrógeno (H), de oxígeno (O), de carbono (C), con la formación de nuevos elementos, mediante “reacciones subatómicas, que no pertenecen a la química, ya  que están en un estado ulterior, molecular, y no son tampoco de la física nuclear, pues hay una nueva propiedad de la materia, aunque no identificada”.

Continúa Kervran: “Yo tenía, pues, un grupo importante de cerca de 6.000 análisis, que me mostraban que la única explicación posible estaba en el cambio de +/- H o de +/- O por una acción biológica, y eso explicaba una enorme cantidad de enigmas, en los cuales yo pensaba (formación de las dolomitas en el seno de los calcáreos, de la sílice por las diatomeas en los lagos, donde no hay sílice etc.)” – “Me percaté, entonces, por otro lado, de que las transformaciones de N eran reacciones subatómicas con H, O, C, y no debían ser una simple coincidencia…”

La teoría de Kervran explica fenómenos existentes en la naturaleza, como por ejemplo, que la cantidad de calcio existente en el pollito recién nacido es mayor que la cantidad de Ca existente en el huevo, antes de la eclosión.

Para comprobar eso, comparó la cantidad de Ca del huevo con el tenor de ese elemento en el pollito, despreciando el Ca de la cáscara, que no varía. Verificó un aumento de 4,92 veces en el Ca del pollito en relación al del huevo. Fue controlada la composición de la cáscara, y no hubo alteración en el nivel de Ca, lo que significa que el aumento de CaO fue debido a una transmutación.

En el reino vegetal ocurren igualmente transmutaciones biológicas a baja energía. Numerosas experiencias demostraron que la cantidad de Ca existente en la avena germinada en ambiente controlado, es superior a la cantidad de Ca existente en los granos antes de la germinación.

En una de esas experiencias, se analizaron lotes de 100 granos de avena, lo más homogéneos posible, de modo que la dispersión del peso de los granos fuese inferior a 5%. En uno de los lotes, se determinó la cantidad de Ca, y otros, con el mismo peso, fueron colocados en germinación en ambiente controlado, como testigos. Se determinaron las cantidades de Ca en los lotes testigos y en las plántulas germinadas. El resultado mostró un aumento de 351% en la cantidad de Ca en las plántulas germinadas.

¿De dónde vino el Ca de los huevos incubados y de las plántulas de avena? Este es el hecho, y ninguna teoría y opinión puede negarlo. Para Kervran, estos y otros hechos son explicados por la teoría de la transmutación biológica a baja energía.

Kervran explica esa transmutación por la equivalencia de números atómicos de los elementos, provocada por la acción biológica-enzimática y / o bacteriana. El autor usa el símbolo :=: para representar la equivalencia de números atómicos.

Así, el Ca e el caso de la avena y del huevo, puede haber tenido su origen en una de las siguientes equivalencias:

Krevran enfatiza la presencia del silicio como elemento básico de las transmutaciones biológicas a baja energía y el Si es el mineral más abundante en la superficie terrestre, que tiene, entre otras, la siguiente equivalencia:

Estas transmutaciones también pueden ocurrir en PRV, y estos procesos explicarían los notables aumentos de los niveles de P y K y otros elementos en el suelo de los proyectos bien manejados.

Un hecho que llamo mucho la atención de Kervran fue lo que pasó con trabajadores franceses que iban a trabajar en la Argelia, en aquel entonces, todavía colonia de Francia. Para protegerse del calor excesivo (no habitual en Francia), los trabajadores ingerían mucha sal (Na Cl) para soportar mejor el calor argelino. Midiendo la cantidad de sal ingerida y de la excretada en el sudor, verificó que la cantidad ingerida era muy superior a la excretada.

Por otra parte, midiendo lo potasio ingerido y el excretado, verifico que el K excretado era mucho más que el ingerido. Este simple hecho es una prueba irrefutable de la transmutación, pues la sal se transforma en K en una reacción endógena, endotérmica, que absorbe gran cantidad de calor.

Hoy, hay un club de fútbol en Brasil, el São Paulo, de São Paulo donde los médicos dan a los jugadores en el intervalo de los tiempos, tabletas con sodio, para mejorar la resistencia de los jugadores. Pero nuestros “cientistas” siguen negando la transmutación de los elementos con baja energía.

Estos tres procesos naturales, que ocurren constantemente en la naturaleza, de cierto modo, son los responsables por la estabilidad dinámica de la fertilidad original de los suelos del Planeta. Es el constante movimiento biológico que asegura la permanencia de la propia vida. Son procesos naturales, poco estudiados, o estudiados, pero poco divulgados, porque no se puede comercializarlos. Pero esto, de ninguna forma, significa que no existan, que no sean reales! Estos procesos juntos con la fotosíntesis y con la inagotable fuente energética solar, auspician una nueva dimensión a las Leyes Universales de Pastoreo Racional enunciadas por Voisin.

El uso e interpretación de este conjunto energético-biológico, apoyados en las leyes, es que viabiliza la producción más limpia, más rentable y más grande en la ganadería bovina siempre, es obvio, basada en pasto, ya que el bovino es un rumiante y el alimento axiomático de rumiante, es el pasto.

Descritas las bases científicas del PRV, además del análisis de la sigmoidea, que se hará adelante, se comprende por que el PRV es el primero escalón de la ganadería intensiva en base a pasto. Porque, invariablemente, sea por antecedentes de laboreo con movimentación del suelo, siempre la primera etapa  del uso racional de los pastos es la desintoxicación del suelo. La desintoxicación solamente puede ocurrir por procesos biológicos y es el PRV es el camino más rápido y seguro, que viabiliza el  desencadenamiento de estos procesos. Repito, siempre por procesos biológicos, porque cualquier proceso mecánico, con acción positiva aparente, siempre agrede la estructura del suelo, con lo que se desencadena la “ruta de la dependencia”.

La nutrición natural de los pastos se da a través del ciclo etileno, con la acción de la trofobiosis y de la transmutación. Pero, es condición sine qua non que el suelo tenga una boa estructura, con buena porosidad, que permita un amplio ingreso de oxigeno para la actividad aerobia/ anaerobia y los procesos de oxireducción.

El primer paso para la dependencia es el arado, la rastra o cualquier otra práctica de agresión al suelo, con la destrucción de su estructura y la exposición de la MO a la oxidación.

Con la inversión de las camadas del suelo, se rompe la estructura, se destruyen la porosidad y la capilaridad, la vida aerobia sucumbe por la ausencia de aire y la anaerobia desaparece por la presencia de aire. Este es el primer paso desastroso, resultado de la remoción del suelo. Con la ruptura de la estructura y la consecuente compactación se inhiben tanto la aerobiosis, como la anaerobiosis, con lo cual se interrumpe el ciclo etileno. Posiblemente, esa perturbación biológica inhibiría también los procesos de transmutación, que serían la fuente permanente de los nutrientes para las plantas en un proceso sin agresión al suelo.

Con esto, las plantas y sus micro-ecosistemas pierden la capacidad de nutrirse con elementos y sustancias disponibles en el suelo, que se tornan no disponibles, como se ve en la descripción del ciclo etileno. Con la destrucción de la capacidad natural de autorregulación de la absorción de los nutrientes, las plantas sólo pueden prosperar con el aporte externo de nutrientes solubles, listos para ser absorbidos, sin necesidad de intervención de los agentes biológicos.

Estos nutrientes se encuentran en los fertilizantes solubles de síntesis química, los cuales, por ser solubles (y extraños al micro ecosistema radicular) desarrollan una proteólisis en la savia, con la producción de aminoácidos libres y azúcares solubles, que son los alimentos preferidos de los parásitos – ácaros, insectos, nematodos, bacterias, hongos y virus – .  El producto de la proteólisis atrae a los parásitos, que son, entonces, combatidos con el agro tóxicos, también de síntesis química, que son sustancias extrañas a la naturaleza, los cuales también estimulan la proteólisis, agravando más el cuadro.

Se establece así, el ciclo de dependencia, que trae aparejados erosión, costos crecientes para el productor y, principalmente, contaminación ambiental, pues la MO, principal reservorio de C en la superficie terrestre, es oxidada mediante un proceso inverso al de captación de C, que por lo tanto genera emisiones de C hacia la atmósfera. Así, el principal agente de sanidad ambiental, la MO, con su destrucción se transforma en contaminante.

Puedes leer los siguientes articulos

No olvides suscribirte por correo aqui

 

No olvides compartir en las redes sociales 

Mas Información