c505218304b50c59c3659f6dda43bae7-header-0–>

Prof. Luiz Carlos Pinheiro Machado

El etileno tiene una marcada influencia en la producción y renovación de la materia orgánica y de la mineralización del nitrógeno. La principal producción  del etileno ocurre en los microsítios anaerobios cerca de los pelos absorbentes de las raíces.

La materia orgánica produce altos niveles de etileno. El nitrato retarda la producción del etileno y el amonio lo estimula o no tiene acción sobre él dependiendo del tipo de suelo.

Lee Ciclos biogeoquímicos del suelo

La producción de etileno se da solamente bajo condiciones de alta reducción en el suelo. El etileno es un regulador crítico de la actividad biológica del suelo y tiene importante papel en el grado de reciclaje de la materia orgánica, de la disponibilidad de nutrientes para las plantas y la incidencia de la enfermedad de las plantas. El nitrógeno del nitrato paraliza la producción de etileno en el suelo, por lo envenenamiento del potencial redox. Tiene, además, un fuerte potencial alelopático.

En general, el crecimiento vegetal está limitado por el aporte insuficiente de nutrientes disponibles. Muchos nutrientes, como P y el S, se mantienen inmovilizados como sales complejas de Fe    férrico, esto es, Fe oxidado. Estas sales férricas tienen una carga eléctrica muy alta, y fijan fuertemente nutrientes como P y sulfato, que, de esa manera no son, ni lixiviados, ni absorbidos por las plantas.

En suelos bien estructurados y con la conveniente porosidad, y aeración, las plantas en crecimiento tienen una intensa actividad en las raíces y hay una gran proliferación de microorganismos, que son alimentados por los exudados vegetales.

Esa alta actividad produce una reducción del nivel de O², y los  microorganismos anaerobios inician su actividad, produciendo el gas etileno en los micrositios. El etileno inactiva, pero no mata a los aerobios. En suelos bien ventilados, el O² penetra y activa a los aerobios, con la consecuente limitación de la anaerobiosis. Es un ciclo que se repite constantemente, cuando las condiciones del suelo son favorables.

En la medida que aumenta el nivel de etileno, las sales férricas (Fe 3+) insolubles, son reducidas a ferrosas (Fe 2+). En este estado, las sales férricas hasta entonces insolubles, son solubilizadas, y el P y el S pasan a estar disponibles para las plantas.

Como ese mecanismo aerobio – anaerobio ocurre próximo a los pelos absorbentes, donde la actividad biológica es máxima, los nutrientes se encuentran en el lugar exacto para  ser absorbidos por la planta. Es por ello que las plantas de los bosques, con diversidad botánica, y de las pasturas bien manejadas, siempre son vigorosas y sanas.

Mas artículos 

No olvides suscribirte por correo aqui

Mas Información