Enfermedades bovinas

Sarna Psoroptica en Bovinos

Sarna Psoroptica en Bovinos

Sarna Psoroptica en Bovinos

Sarna Psoroptica en Bovinos

Que es la Sarna Psoroptica en Bovinos ?

La sarna psoróptica bovina es una dermatitis alérgica (aguda, sub-aguda o crónica) causada por ácaros del género Psoroptes (Foto 1). Éstos se alimentan sobre la superficie de la piel, cumpliendo todo su ciclo de vida (huevo-larva-ninfa y adulto) sobre el mismo hospedador. La presencia de esta ectoparasitosis es antiquísima, ya que ciento ochenta años antes de Cristo, Cato el Censor la mencionaba como una severa enfermedad de los rumiantes. Y, desde los inicios del siglo XIX se conoce que es causada por ácaros, así como los detalles morfológicos de los mismos (National Academy of Science, 1979).

 

Foto 1. Ácaros del género Psoroptes

Como se transmite la Sarna Psoroptica en Bovinos?

El ácaro se trasmite generalmente por contacto directo entre los bovinos, y las formas clínicas más severas se presentan principalmente en el invierno (con excepciones), resolviéndose en forma parcial durante el verano (sarna latente). El fenómeno de la sarna latente es fundamental para el control y la erradicación de esta ectoparasitosis. En el otoño, las poblaciones comienzan a aumentar dando lugar a los brotes típicos de sarna durante esta estación así como en el invierno.

La alimentación de los ácaros produce vesículas en la piel que se rompen, exudan suero y forman pústulas y costras. La enfermedad compromete seriamente el bienestar y la productividad animal debido al prurito intenso, a los daños de la piel, a las pérdidas de peso e incluso por la muerte de los animales severamente afectados. Las lesiones de la sarna generalmente remiten en verano hasta la desaparición de los síntomas con muy bajo número de ácaros (Romero & Fonrouge, 1993) y esto puede ocurrir debido a la baja humedad, la mayor temperatura y luz solar, causando menor reproducción y mayor mortalidad parasitaria.

La presencia e importancia de la sarna comenzó a declinar significativamente con el ingreso al mercado veterinario de los endectocidas (lactonas macrocíclicas) especialmente de la ivermectina.

Por su seguridad y practicidad, esta droga revolucionó el tratamiento de la sarna y, como consecuencia de su uso generalizado, (para el control de sarna pero también para el de nematodes gastrointestinales), la prevalencia de esta ectoparasitosis bovina disminuyó drásticamente hacia inicios de la década del año 2000.

Sin embargo, en los últimos años, parece existir un aumento en el número de casos de sarna en bovinos de carne o leche  (Fotos 2 y 3).

Foto 2. Sarna psoróptica. Dermatitis mayor al 40 % de la superficie corporal en bovinos de feed lot

 

Foto 3. Sarna psoróptica en bovinos de leche. Dermatitis circunscriptas base de la cola (Julio 2014)

Foto 4. Sarna chorióptica en base de la cola de una vaca en lactancia (Agosto 2014)

Probablemente, una de las causas que ha favorecido este aumento de la sarna bovina es el desarrollo generalizado de resistencia de los nematodes gastrointestinales a las lactonas macrocíclicas, y el reemplazo de las mismas por otras drogas antihelmínticas específicas (como levamisoles y bencimidazoles) sin actividad acaricida.

Diagnóstico y tratamiento de la Sarna Psoroptica en Bovinos 

Si bien las lesiones (dermatitis) y signos (prurito intenso) son sugestivas de la presencia de sarna, el diagnóstico de laboratorio temprano es esencial para la identificación correcta del tipo de ácaro actuante (Chorioptes o Psoroptes ) ya que el tratamiento puede ser diferente.

Le puede interesar  Campilobacteriosis Bovina

Las muestras para el diagnóstico se realizan con raspados sobre las lesiones con dermatitis y en los bordes de las mismas, y la observación posterior de este material en el laboratorio. En los extremos de las patas de los ácaros existen estructuras finas denominadas pedicelos y que terminan en una especie de ventosas. La longitud y características de estos pedicelos permite el diagnóstico del género del ácaro actuante (Foto 5: pedicelos largos y articulados, microscopía óptica común y Foto 6: pedicelos cortos, microscopía por inmunofluorescencia).

Foto 5. Psoróptes

Foto 6. Chorióptes

El tratamiento de la sarna chorióptica generalmente produce buenos resultados con acaricidas fosoforados, piretroides, formamidinas y con lactonas macrocíclicas como avermectinas y milbemicina. En producción de leche y con este tipo de sarna la problemática de los residuos puede ser evitada con el uso de eprinomectina, una avermectina formulada como pour on con buena eficacia contra este tipo de sarna y sin restricciones post tratamiento.

Le puede interesar Coccidiosis de los bovinos

Por el contario, el tratamiento de la sarna psoróptica presenta un desafío mucho mayor. En este caso, es imperativo que los tratamientos se realicen sobre todo el grupo animal y no solo en aquellos que manifiesten signos clínicos.

El género Psoroptes presenta mayor patogenicidad y menor susceptibilidad a las drogas para su tratamiento. Así, por ejemplo la eprinomectina ayuda en el control pero no elimina las colonias de este ácaro mientas que otras avermecinas inyectables (ivermectina, doramectina, abamectina y doramectina) o milbemicinas (moxidectin) se muestran eficaces, pero la problemática de los residuos prácticamente las excluye del uso en vacas en lactancia, y puede restringir su aplicación en animales próximos a su terminación dentro de los feed lots.

Las condiciones de manejo y la epidemiología de la sarna están asociadas íntimamente, y las nuevas situaciones creadas por los modernos sistemas intensivos de producción animal favorecen el contagio y la transmisión de los ácaros.

La severidad de las pérdidas económicas directas y su manifiesto impacto negativo sobre la salud y el bienestar animal requieren del diagnóstico temprano y de tratamientos acaricidas bajo estricto asesoramiento profesional.

En este contexto, las complejas interacciones existentes entre las drogas endectocidas como las lactonas macrocíclicas y los parásitos externos e internos está creando en toda la región central de la Argentina nuevas poblaciones parasitarias (por ej. nematodes resistentes) o la re-emergencia de parásitos que considerábamos en franca retirada (como por ejemplo, los ácaros de la sarna).

Si quieres recibir cada articulo que publicamos en tu correo, suscribirte Clic aqui 

Mas Información relacionada

 

 

2 Comentarios

  1. Bulmaro

    Interesante articulo.

  2. Santiago Domingo Martinez Garcia

    Interesante articulo para ambliar mas nuestro conocimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén