Pastos y forrajes

Curva de crecimiento, rebrote y defoliación de los pasto

crecimiento de los pastos

Crecimiento de los pastos

<

La sensibilidad de las plantas al corte es diferente si este es mecánico o por el diente del animal, mientras la segadora corta todas las plantas, no ocurre lo mismo con el diente del animal. El corte a diente no es a la misma altura en todas las plantas. El animal escoge las plantas y las partes de éstas que más le agradan, en ciertas ocasiones, especialmente en tiempo seco arranca la hierba en lugar de recortarla, deposita excreciones (heces y orina), el pisoteo es diferente realizado por el pie que por la maquinaria y la saliva ejerce un efecto sobre la cicatrización de las heridas en las plantas. La siega y el pastoreo crean dos floras diferentes aun partiendo de una misma mezcla de semillas. La avena es una planta que es más abundante en los prados de siega que en los pastizales a diente. Por el contrario el raygras es una planta totalmente característica de pastizales, más abundante que en un prado de siega (Voisin, 1971). En ocasiones alternar siegas y pastoreo directo puede ser beneficioso, al obtenerse un “equilibrio” entre especies adaptadas a cada método. Por ejemplo una pastura que viene siendo pastoreada si se deja para segar, permite mantener ciertas gramíneas de tallos altos, alcanzando un estadio de evolución más avanzado, ofrece a ciertas hierbas la posibilidad el momento de la floración, y desarrollar mejor sus raíces y reduce el crecimiento de hierbas de poca altura (malezas enanas).



1 Comentario

  1. Francisco Arcos

    gracias por sus textos, son muy útiles

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Revisa Política de Privacidad

Revisa Política de cookies

Tema creado por Anders Norén