Enfermedades Porcinas

Erisipela Porcina

Erisipela Porcina

Erisipela Porcina

Erisipela Porcina

Por: Fabian Martinez Viloria; Zootecnista

Erisipela Porcina también conocida  como roséola o mal rojo del cerdo, es una enfermedad que ataca a los cerdos de diferentes  edades y razas.

Está enfermedad es  producida la bacteria Erysipelothix rhusiopathiae, y se caracteriza por ser una enfermedad de tipo zoonotica  es decir se transmite de los cerdos al hombre. El microbio se puede encontrar en la piel, la orina, las heces y el vómito de los animales que estén enfermos; el contagio se puede producir cuando los animales enfermos comparten el  alimento y el agua contaminada con los animales sanos. También se puede transmitir por la picadura de garrapatas, de moscas chupadoras y piojos del cerdo.

Síntomas de Erisipela Porcina

En casos agudos en pocas horas  los animales mueren. Se pueden presentar fiebres altas entre 40 – 41 º C, depresión, escalofríos, el animal se aísla, perdida de apetito, permanecen echados y cuando son obligados a caminar, caminan envarados, algunos cerdos chillaran por el dolor generado por la artritis, tendrán  respiración acelerada, diarrea;  estreñimiento, vómito y conjuntivitis.

Cerdos  de piel blanca en el abdomen, en la punta de las orejas, cara interna de los muslos, axilas, punta de las patas se pueden observar zonas de erupciones enrojecidas  que con el tiempo volverán de color  moradas.

En 48 horas de Iniciarse la enfermedad  algunos cerdos de capa blanca, pueden presentar unas manchas rojas en forma de rombos que con el tiempo pueden desaparecer o formar unas costras negras que se desprenderán de su piel.

En casos crónicos se presentan procesos artríticos con un deterioro de los animales debido en gran parte a las dificultades que tendrán para caminar, se debe tener claro que esta forma no es fatal pero se tendrá un inconveniente  en el crecimiento y además  los animales se volverán diseminadores y eliminadores permanentes del germen.

Lesiones Ocasionadas por Erisipela Porcina

Necropsias realizadas en algunos animales muertos por casos agudos  no muestran ningún tipo de lesiones macroscópicas y más aun cuando están involucradas cepas de alta virulencia. En animales muertos por casos forma crónicos se pueden distinguir desprendimientos oscuros de la piel en los zonas donde ha habido manchas  y la mayoría de las articulaciones muestran lesiones por artritis.

En las vísceras se pueden observar unos puntitos de sangre dispersos  e igual que algunos ganglios, hay presencia de trombos blanquecinos en las válvulas Del corazón. En los riñones se puede encontrar manchas de color blancas con forma de triángulo con la punta aguda hacia el interior del órgano.

En esta enfermedad se pueden encontrar lesiones hemorrágicas en los cadáveres y en los órganos internos que son muy parecidas a enfermedades como  cólera porcino, salmonelosis porcina y  Estreptococosis porcina, por lo que es muy importante enviar muestras al laboratorio para tratar de aislar el agente y llegar a un diagnóstico definitivo.

Tratamiento contra Erisipela Porcina

La enfermedad se puede combatir  con antibióticos de amplio espectro, cómo la penicilina aunque también pueden usarse la estreptomicina y la tetraciclina  por 3 – 4 días hasta que se pueda notar la recuperación de los animales.

El efecto del antibiótico y la respuesta al tratamiento dependerá de la etapa por la que el animal pase, habrá mejor respuesta al tratamiento su éste se aplica al inicio De la enfermedad.

Referencias Bibliográficas

AECID. 2010. Erisipela Porcina. Principales enfermedades de los cerdos. Cartilla básica n°3.

Artículos relacionados

Cursos en Porcicultura

Si estas interesado en la Porcicultura te presento nuestros dos curso  relacionados.  

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat