Viruela Porcina

Viruela Porcina

Publicado por

Viruela Porcina

Por: Fabian Martinez Viloria; Zootecnista

La viruela porcina es una enfermedad que se a extendido a nivel mundial, pero en explotación intensivas se ha vuelto un poco habitual. En la antigüedad en las explotaciones porcinas tradicionales  alemanas hacia finales del verano se presentaban los problemas de viruela.

El contagio y difusión entre las granjas se presenta con mayor frecuencia para los criadores de lechones puesto que afectaba a los animales recién destetados que se infectaban, y además de ello presentaban una desagradable aspecto, que impedía su venta hasta que se recuperarán por completo.

Etiología y Patogenia de la Viruela Porcina

Los cerdos pueden ser afectados por tres tipos de virus variólicos, sin embargo el agente desencadena la enfermedad es el virus que es serológicamente idéntico al de la viruela porcina original, el cual se difunde por medio de la saliva, secreciones oculares y nasales durante el periodo de incubación y está contenido en masivas cantidades en lesiones cutáneas, en las costras que se desprenden de la piel del animal y puede sobrevivir durante muchos meses en el ambiente, así como en piojos y pulgas.

En caso de presentarse una infección cutánea el período de incubación dura de 4 – 7 días.

Los cerdos que superan la enfermedad presentan una especie de inmunidad, que puede ser transmitida a los lechones a través del calostro.

Existen casos particulares en dónde lechones infectados vía intrauterina, han nacido con las lesiones cutáneas típicas.

Síntomas de la Viruela Porcina

Los primeros síntomas  que se observan son: apatía, fiebre y pérdida del apetito.

En zonas de la piel con poco pelo, se observan unas pequeñas manchitas de color rojo intenso, que de 2 – 3 días crecerán hasta desarrollar unas pápulas del tamaño de una lenteja y una moneda muy duras. Al cabo de pocos días se transformaran en pústulas, cuyo centro en una semana producirá una costra de color negra seca, la cual quedará fija en la piel durante un mes aproximadamente.

Como ya se mencionó, la enfermedad afecta sobre todo a lechones entre 1 – 3 meses de edad, en los cuales las manchas aparecerán sobre todo en la cabeza, o estarán distribuidas por todo el cuerpo del animal.

En las cerdas las lesiones solo aparecerán en las mamas y en la base de las orejas en algunos casos. Autopsias realizadas a los lechones con los cuadros más graves, se encontraron lesiones en la mucosa del estómago, de los bronquios y la tráquea.

¿Qué tiempo puede durar un brote de  Viruela Porcina?

El brote puede durar hasta dos meses dónde aparecerán una serie de nuevas manchas a oleadas. La mortalidad puede ser de el 3% aproximadamente.

Producciones que están muy parasitadas con piojos se presentan una serie de cuadros clínicos graves. Cuando se producen simultáneamente una bacteriemia por estreptococos y una infección por el virus de la viruela, se producirán múltiples abscesos en la piel.

Diagnóstico diferencial de la viruela porcina

Al inicio de la enfermedad las manchas y las pápulas, suelen pasar desapercibidas, luego el cuadro clínico aparece más claramente en los lechones destetados.

Las lesiones cutáneas causadas por esta enfermedad se deben diferenciar de lesiones causadas por enfermedades de la peste porcina del estadio febril, y el estadio costroso causadas por Staphylococcus hyicus. Está última cuando se presenta  en las mamas de la cerda serán mucho menores que las de la viruela y en los lechones se presentaran una serie de formas y tamaños irregulares y se pueden desprender con facilidad  sin pérdida de sustancia, mientras que las causadas por la viruela por lo general están muy pegadas, son del tamaño de una peseta, redonda y tienen forma de terraplén más o menos elevado.

Tratamiento contra la Viruela Porcina

El curso de una infección clínicamente manifiesta, no se puede modificar con ninguna terapia. Pero cerdos con lesiones cutáneas manifiestas, se deben tratar con antibióticos, para evitar aparición de infecciones bacterianas secundarias.

Para  minimizar la gravedad y la frecuencia de nuevos casos dentro de la  explotación, se deberá combatir piojos y moscas. No existen vacunas contra el virus de la viruela porcina original.

Los cerdos que han padecido la enfermedad, no se pueden llevar a otras explotaciones hasta que se les haya caído todas las costras, puesto que el virus puede vivir mucho tiempo en ellas, y pueden generar un nuevo contagio.

Artículos relacionados

Cursos en Porcicultura

Si estas interesado en la Porcicultura te presento nuestros dos curso  relacionados.  


 

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta información, no se podrá difundir en ninguna forma y por ningún medio ni virtual ni impreso excepto para uso privado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.