Raza de ovejas Pelibuey

La raza Pelibuey tienes sus origines en África, cuya mejoras se le hizo a la oveja enana africana obteniendo como producto la raza Pelibuey, la cual se considera una raza dominante en Cuba y es conocida como carnero de pelo de buey, Cuban Hairy y cubano rojo, la cual constituye cerca del 75 % del contingente de ovejas de ese país, se expandieron también en algunas islas del Caribe.

La raza pelibuey no cría lana, siendo una raza de netamente de pelo (deslanada); que le da una gran adaptación a los ambientes tropicales donde las ovejas con lana no sobreviven.

En México  es conocida como Tabasco y además se encuentran en países a lo largo de América llamada también  oveja de pelo de tipo americano .

Todas las razas de ovejas aquí

Características Físicas del Pelibuey

Los machos Pelibuey son de 8 a 9 cm más largos que las hembras, la mayoría de las ovejas de esta raza son de coloración bermeja, encontrándose algunas ovejas pelibuey con tonalidades más oscuras llegando al rojo, además se pueden encontrar individuos de un bermejo casi amarillo hasta un color rojo caoba.

La cara y patas generalmente presentan una tonalidad más clara que el resto del cuerpo, algunas veces pueden presentar lunares blancos en la frente y punta de la cola, como también pueden existir ejemplares blancos y negros o llamados barriga negra, tienen cola medianamente larga, los machos tienen una ligera melena, las hembras no la presentan.

Características productivas 

El peso adulto para los machos varía entre 45 y 60 kg y para la hembra entre 37 y 47  kg.

El peso al nacimiento esta en 2.8 kg y Su peso al destete para los machos varia entre 12 y 18 kg en 70 días de lactancia.

Bajo condiciones normales de explotación los corderos alcanzan a los 90 días de edad alrededor de 14 y 13 kg, y a los 300 días 39 y 35 kg pare los machos y hembras, respectivamente.

La investigación realizada en la Estación Experimental Ovino-Caprina CUBA se encontró que los corderos de partos simples fueron aproximadamente 22 % más pesados que los de partos dobles y 40 por ciento en relación a los de partos triples.

El peso al nacimiento es más elevado en las ovejas de segundo parto, descendiendo en los partos siguientes. El peso más bajo se manifiesta en las ovejas de primer parto.

Dentro de una raza, el nivel alimentario determine, en primer término la velocidad de crecimiento de los animales. En estabulación y con un sistema alimentario a base de forraje y un suplemento de pienso a razón de 250 y 350 g diarios por animal se logra una ganancia diaria posdestete entre los 102 y 119 g

Su rendimiento en canal esta entre 40 – 45%;

La pubertad de las corderas se manifiesta entre los 245 y 300 días con un peso corporal entre 22 y 27 kg.

Su prolificidad esta con nacimientos promedio de 1.5 corderos por borrega..

Peso al sacrificio no se realiza a edades muy tempranas por los que son animales de crecimiento lento, esto obedece a que los ovinos de este tipo no han sido mejorados para tal función (Leupolz, 2000).

Por lo general, el primer estro posparto se presenta entre los 40 y 55 días después del parto. El intervalo entre partos se encuentra entre los 200 y 300 días, dependiendo de la alimentación de las ovejas.

La duración de la gestación es de 148 a 149 días. No obstante,  hay ovejas que llegan a parir a los 141 días y otras prolongan la gestación hasta los 160 días.

Las observaciones actuales reflejan que la duración del ciclo estral es de 16 a 17 días y que la del estro es de 25 a 31 horas.




Características reproductivas 

Esta raza presenta una prolificidad de 1.7 a 1.9 crías / parto, edad al primer parto de 16 a 19 meses, intervalo entre parto menor a 210 días.

El ovino Pelibuey

Reproductora de la raza Pelibuey

Mas razas

Bibliografia.

PERON, N.; LIMA, T. & FUENTES, J. El ovino Pelibuey de Cuba. Revisión bibliografica de algunas características productivas. Cuba 1988. 1-5 Disponible  aqui

ZORAIDA, A.; RONDON, M.; JOSEFINA, B.; SADDY, J.; MARTINEZ, N. & RIOS L. Evaluación de algunos factores que afectan la introducción a la reproducción en borregas West african. Revista Científica 2002: 12 (2)  445 – 448.