Sanidad del caballo

Desparasitacion en caballos

Control de parásitos internos y externos del caballo.

Control de parásitos internos y externos del caballo.

Control de parásitos internos y externos del caballo.

 Un buen propietario de caballos debe asumir decididamente un adecuado programa de desparasitación de sus animales, ojala en épocas específicas del año, donde se presentan las mayores incidencias parasitarias. En el trópico, por la gran variedad de climas y pisos térmicos existen épocas definidas de invierno (período de lluvias) y de verano (temporada seca).

Por ejemplo, en la Costa Atlántica y la Hoya del Río Magdalena normalmente los meses picos de invierno son  Abril  y Octubre y los de más intenso verano son Julio  y Diciembre. La  mayor incidencia de parásitos se presenta por lo general en los meses de Mayo y Noviembre. En la Sabana de Bogotá la mayor carga parasitaria se presenta en Junio y en Diciembre y Enero, es decir, después de las lluvias de Abril y Mayo y de Octubre y Noviembre. La recomendación sería atacar los parásitos después de las lluvias, lo anterior es simplemente para indicar solo uno de los aspectos a contemplar en un programa de desparasitación.

Normas generales de importancia en el control de parásitos en caballos.

Existen varias normas de aplicación universal que se deben tener en cuenta cuando se utilizan drogas antiparasitarias en el marco de un programa de control. Son las siguientes:

Todos los equinos de la finca deben incluirse en el programa: Muy poco conseguimos, si por ejemplo-las yeguas infértiles, los ponies (si se tienen), los asnos y las mulas no se vermífuga simultáneamente con el resto de caballos. Continuarán contaminando los pastos, establos y otras áreas pastoreadas por éstos, con lo cual el programa de control es un fracaso.

Cuarentena: Aquellos caballos que están transitoriamente en la finca y todos los nuevos que ingresen deben ser puestos en cuarentena o aislados y desparasitados antes de ser mezclados con los caballos residentes.  Muchos  esfuerzos  pueden  desperdiciarse  en  pocos  días  por  la  introducción  de animales no tratados dentro de una finca donde se administran regularmente las vermifugaciones.

Los potros deben ser protegidos contra una infestación, particularmente por Strongylus tratando regularmente a sus madres. El tratamiento del potro no tiene el mismo sentido en relación con la adquisición y el daño causado por los grandes Strongylus.

Los exámenes de muestras fecales por el laboratorio deben realizarse periódicamente con el objeto de mantener una estricta vigilancia de la efectividad de las drogas usadas en los programas. La eficacia de la droga se puede determinar realizando un recuento de huevos de parásitos el día del tratamiento antes de administrar este y comparándolo con otro recuento dos semanas después. El recuento antes del tratamiento es el mejor Índice de la efectividad del programa en general. Un antiparasitario efectivo se espera que reduzca los recuentos de huevos de Strongylus, por ejemplo, a niveles muy bajos (0 a 20 por gramo de heces) y que los mantenga en esa forma durante cinco semanas post-tratamiento, como mínimo.

Variar el producto: Es recomendable no utilizar el mismo compuesto antiparasitario repetidamente en los programas de control. Se cree que cepas de parásitos y poblaciones de estos se tornan resistentes al producto. Si demarcamos muy bien las generaciones de parásitos que afectan los equinos en una finca en particular, podríamos utilizar el mismo compuesto para cada generación de parásitos y cambiarlo entre generaciones. El uso regular y alternado de varios tipos de antihelminticos se compensa por las diferencias en actividad entre uno y otro y por los efectos benéficos complementarios a juzgar por los resultados medidos a través de los recuentos de huevos.

Por que variar los desparisitantes?

Como suministrar los productos: La administración de antiparasitarios en la comida, es efectiva, solamente si la comida medicada es consumida por el caballo. Con la llegada de nuevos productos este método se usa con frecuencia ya que los compuestos son menos desagradables y pequeñas cantidades configuran la dosis total necesaria. Sin embargo, el cuidador o el mismo Médico Veterinario deberán chequear cuidadosamente que la comida se consuma totalmente sin confiarse demasiado del encargado de alimentar los caballos.

Las etiquetas o rótulos que acompañan los productos deberán leerse y entenderse completamente antes de administrar el antiparasitario. Todas las recomendaciones sobre la dosis y los procedimientos para preparar el producto deben seguirse cuidadosamente, así como las precauciones y las contraindicaciones impresas en la etiqueta. El desconocer estas simplezas puede acarrear situaciones desagradables. Son muchos los accidentes por sobre dosificación a causa del capricho del dueño o el desconocimiento de las elementales acerca del producto.

Prevención y Control de parásitos en caballos

Como prevenir y controlar parásitos en el caballo

Las buenas costumbres sanitarias y un alto nivel de nutrición asegurarán el éxito en los programas de control de parásitos internos. Los programas preventivos para parásitos internos en el caballo pueden ser divididos en dos áreas básicas:

A) Manejo: Los programas de manejo que interrumpen el ciclo vital de los parásitos antes que la infestación ocurra, son la clave para un control exitoso. A continuación se detallan diversos aspectos a tener en cuenta en el manejo de las instalaciones:

El encargado de los caballos o su propietario deberán prestar atento cuidado e identificar las condiciones que pueden favorecer el desarrollo de los parásitos y eliminarlas cuanto antes. Algunas condiciones que favorecen la propagación de los parásitos son las aguas estancadas en los potreros mal drenados, convivencia de caballos de diferentes edades, la mala alimentación, las fallas en el manejo y los factores ambientales como temperatura y humedad muy difíciles de controlar en nuestro medio.

En la medida que las condiciones lo permitan, los animales deberán separarse en grupos por edades. Luego de la separación de sus madres los potros deberán crecer juntos hasta que sean yearlings (tengan un año). Las hembras en gestación podrán estar con las vacías sanas y los machos adultos tendrán su propio potrero. Cuando en un potrero se encuentran charcas o aguas estancadas, éstas deberán drenarse y secarse.

La rotación de potreros es una práctica de manejo muy antigua que favorece el control del parasitismo, pues la poca permanencia del caballo en un potrero y el tiempo que esté desocupado, interrumpen el ciclo evolutivo de los parásitos impidiendo así su proliferación. En el mismo sentido se puede afirmar que un potrero densamente poblado de caballos es más propenso para el desarrollo de parásitos y por lo tanto requiere una mayor atención. En algunas ocasiones la rotación de los pastizales es impráctica ya que el período de retirada puede coincidir con una época en que los pastos alcanzan un valor nutritivo óptimo para los animales. Esto se refuerza aún más por el prolongado periodo de supervivencia de las larvas de los parásitos.

Las instalaciones equinas como corrales, las cuadras o establos, las pesebreras y las instalaciones en general, deben ser ventiladas y con acceso de sol para mantenerlas secas. La cama debe permanecer seca y se cambiará con frecuencia. Los bebederos en los potreros se deben instalar de tal manera que no se formen charcas y que los caballos no los ensucien con la materia fecal. El agua debe ser limpia y se chequeará periódicamente para larvas y gusanos de parásitos.

Otras acciones:

–  Mantener la densidad de la población dentro de los límites

–  El estiércol debe ser correctamente eliminado.

– Asegúrese de aislar y desparasitar todos las nuevas incorporaciones a la explotación o inquilinos temporales.

– Utilizar comederos para el heno y el pienso, pues alimentar a los caballos en el suelo aumenta el riesgo de infectarse con parásitos. Todos los comederos, baldes y bebederos deberían ser rutinariamente limpiados para prevenir contaminación fecal del alimento o el agua.

Métodos para desparasitar el caballo.

Metodos para desparasitar un caballo

Para eliminar los parásitos han sido desarrolladas distintos tipos de fórmulas químicas y las denominamos antiparasitarios o antihelmínticos. Los más comunes son las ivermectinas, el benzimidazol, y las pirimidas. Estos antihelmínticos están disponibles en diferentes formas físicas (pasta, aditivos de alimento, gel, líquido), y se venden bajo muchos nombres comerciales. Los antiparasitarios son efectivos por distintas vías de administración, las dosis administrada se suele basar en el peso del caballo. Los caballos necesitan ser desparasitados varias veces al año, comenzando a las 4 u 8 semanas de edad.

Por un buen número de años los antihelmínticos se administraban a los caballos por vía oral usando una sonda plástica que se hacía pasar hasta el estómago. Esto era así, .por la naturaleza física de los compuestos disponibles, por el gran volumen de las dosis terapéuticas o por la poca palatabilidad (apetencia) de  los  medicamentos. De todas  formas, este tipo de  administración aseguraba la dosis deseada. Por el desarrollo y la evolución de nuevos productos, los agentes terapéuticos  más  activos  requieren niveles de  dosificación más  bajos  y  son  también  más palatables.

Algunos productos usados para desparasitar caballos (Diclorvos, Febantel, Mebendazol, Oxibendazol, Pyrantel y Tiabendazol) pueden darse en la comida. Más recientemente, aparecieron las formulaciones tipo pasta para administración oral las cuales son fáciles de manejar sin pérdida alguna de su actividad antihelmíntica. Están disponibles como pastas el Tiabendazol el Mebendazol, el Febantel entre otros. Con el reciente advenimiento de las Ivermectinas (productos derivados de Streptomyces avermitidis) la ruta parenteral de administración se ha revivido.

El levamisole también podría usarse por esta ruta pero se ha mostrado deficiente en actividad y además induce una reacción de los tejidos musculares en el sitio de aplicación. Solo la experiencia clínica determinará si la administración parenteral de las lvermectinas es posible para uso rutinario en el control de parásitos en el caballo.

Programa de Desparasitación del caballo

Desparasitacion del caballo

Una nueva investigación sugiere que la parasitología mayoría de nosotros somos demasiado desparasitación a los caballos ! Los horarios de desparasitación de rotación que hemos estado recomendando se basan en realidad en la ciencia que tiene más de 40 años de edad.

Estas prácticas han provocado un enorme aumento de la resistencia del parásito porque hemos sido innecesariamente desparasitación nuestros caballos cada 8 semanas. Si seguimos utilizando las mismas prácticas, los antiparasitarios actuales ya no serán efectivos. Los investigadores han encontrado que sólo el 20 % de la población equina en realidad lleva a 80 % de todos los parásitos.

 Al realizar el recuento de huevos fecales dos veces al año ( FEC ), vamos a ser capaces de identificar a cada caballo adulto como, shedder huevo parásito media o alta baja y luego ser capaz de adaptar nuestras prácticas de desparasitación más específicamente para cada caballo. Esto significa menos dewormings y más efectivas al año por cada caballo de menor resistencia de los parásitos, y medicamentos antiparasitarios más eficaces para nuestro futuro.

ADULTOS: Todos los caballos adultos deben tener una FEC a cabo dos veces al año (primavera y otoño). Siga las siguientes recomendaciones según resultado FEC del caballo (* ver nota más abajo para yeguas embarazadas):

Bajos Raspadores ( < 200EPG ): desparasitar dos veces al año o Primavera : pamoato de pirantel o Fenbendazol (Se recomienda que shedders bajos consiguen desparasitados con búsqueda ® o Panacur Power Pak ® en el tratamiento de primavera cada dos años para orientar las larvas enquistadas ) o Otoño: Ivermectina.

Raspadores medianos (de 200 500EPG ): desparasitar a tres veces al año. NOTA: El veterinario puede considerar hacer Reducción FEC en este grupo

o Primavera : pamoato de pirantel o Fenbendazol

o A principios de verano : En busca ® o Panacur Power Pak ®

o Otoño : Ivermectina

Altas Raspadores (> 500EPG ) : Deworm cuatro veces al año y hacer FEC reducción anual *

o Primavera : pamoato de pirantel o Fenbendazol

o A principios de verano : En busca ® o Panacur Power Pak ®

o A principio del otoño : La ivermectina

o Tarde de otoño : pamoato de pirantel o Fendbendazole

* NOTA : Se recomienda no usar Panacur Power Pak ® o Misión ® durante el embarazo. Yeguas embarazadas no deben recibir cualquiera de estos productos hasta después de parir .

* FEC reducción implica la realización de una FEC antes y 14 días después (21 días después si se utiliza Misión ®) desparasitación con el desparasitante recomendada para comprobar la resistencia del parásito . FEC debe disminuir en un 90 % .

Horario Potro

Potro Horario *

o 2 meses de edad: ( Anthelcide Oxibendazol )

o 4 meses: dosis doble Strongid ( pamoato de pirantel )

o 6 meses : Haga una FEC ( recuento de huevos fecales ) antes del destete ( alrededor de 6 meses) y elegir el desparasitante consecuencia

o 9 meses: Ivermectina

o 12 meses: Ivermectina

* Si las condiciones lo ameritan (por ejemplo, gran número de potros y / o contaminación premisa porque potros se apaguen en el mismo terreno cada año) potrillos puede ser desparasitados cada mes hasta los 6 meses de edad. Esto se puede lograr mediante el uso de Panacur dosis única ( fenbendazol ) en el régimen en 1 , 3 , y 5 meses de edad .

Control de parásitos externos Del caballo

Control de parásitos externos Del caballo

Los parásitos externos del caballo (ectoparásitos) incluyen ácaros, garrapatas, piojos, moscas y mosquitos. Cuando están presentes en número abundante estas plagas ocasionan anemia, falta de apetito (anorexia) cólico, inflamación de la piel (dermatitis), adelgazamiento, pérdida de pelo, frotamiento o roce de la cola, mal aspecto general, debilidad y si no se tratan o hay descuido incluso ocasionan la muerte. Algunas especies de ectoparásitos pueden ser vectores de enfermedades graves en animales y humanos.

El propietario de caballos es responsable de aplicar buenos métodos de sanidad y manejo que prevengan el desarrollo y presencia de estas plagas. Los productos químicos usados para el control y la eliminación de ectoparásitos deben manejarse con cuidado para evitar intoxicaciones del operario. Todos los productos comerciales son efectivos cuando se usan a una concentración apropiada, en la dosis requerida y mediante su aplicación adecuada. Si se aplican en la piel, bien sea en “spray”, aerosoles o cremas, se deben probar primero en una pequeña área de piel, en algunas razas de caballos (las árabes y los palominos especialmente) pueden causar reacciones de sensibilidad en la piel, especialmente los productos derivados del petróleo, usados en diferentes formulaciones.

Cuando se  utilicen insecticidas por  aspersión o fumigación se debe tener precaución de  no contaminar el agua y el alimento de los caballos. Si se hace en recintos cerrados se deben sacar los caballos de las pesebreras antes de la fumigación y devolverlos una vez el rocío ha caído. Los caballos no deben fumigarse directamente. Las aplicaciones de los productos deben coincidir con el patrón diario de actividad de los insectos. Para controlar las garrapatas de las orejas se usarán aerosoles y cremas colocándolos bien profundo en ambos pabellones. Las moscas, piojos, garrapatas, mosquitos, etc., se pueden eliminar del cuerpo del caballo lavando manualmente con esponja o aplicando directamente en aerosol pero a presiones bajas. Se procurará cubrir la cabeza, nuca, pecho, abdomen, periné, entrepierna y miembros.

Es común también hallar ácaros dentro de las orejas del caballo, por lo que éste sacude bruscamente la cabeza; en este caso se pueden instalar gotas en el oído que contengan un producto que elimine estos parásitos (acaricida). La sarna corióptica, producida por el Chorioptes equia manera de ejemplo, se asienta preferiblemente por debajo del corvejón y de la rodilla (carpo), por lo que los animales afectados se muestran inquietos y patean contra objetos fijos. El colocar cremas acaricidas constantemente en los sitios afectados contribuye a solucionar estos problemas.

Es importante también observar cuidadosamente las etiquetas de los preparados en relación con las dosis y las contraindicaciones, para evitar riesgos de toxicidad en los animales.

No olvides suscribirte por correo aqui

Mas Información 

 

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star

1 Comentario

  1. Dr. Osvaldo Camacho

    Gracias mi estimado Dr. Es una buena información la misma que servirá para la recuperación en saludo Animal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Revisa Política de Privacidad

Revisa Política de cookies

Tema creado por Anders Norén