Como la nutrición causa abortos en Bovinos

Rómulo Campos G. MV., DSc. Érika A. Hernández, Est. Zootecnia

En este enlace encontraras los efectos de la nutrición sobre todos los aspectos reproductivos Como la nutrición mejora la fertilidad del bovino

El aborto en bovinos es la expulsión involuntaria del producto de la gestación entre los 45 días de gestación y los 250 días. El aborto, tiene diferentes orígenes, los más frecuentes de tipo infeccioso, de aquí, la poca atención prestada a los abortos de otro origen, en especial los causados por problemas nutricionales.  Se considera el aborto como una señal inequívoca de un complejo muchas veces de origen multifactorial (Moncada, 2001).

Contaminación del alimento

Un agente etiológico relacionado con aborto nutricional son los alimentos contaminados por micotoxinas, éstas son elementos tóxicos producidos por hongos que crecen en plantas, henos, silos, granos, subproductos y otros alimentos almacenados; existen diferentes tipos de micotoxinas, entre estos se pueden contar, por ejemplo las   Aflatoxinas, metabolitos tóxicos producidos por Aspergillus  y  Penicillium.

Son  derivados  difuranocumarínicos.  Atraviesan  la barrera placentaria provocando cirrosis hepática; También, producen cambios en la coagulación sanguínea por alteraciones de la protrombina, Factor VII y X, y posiblemente también el Factor IX,  interfieren en el metabolismo de la síntesis de las proteínas debido a que ocurre una modificación en el ADN patrón y RNA polimerasa en la fase de translación, y ácidos nucleicos.

Zearalenona: producida por Fusarium graminearum, roseum y otros,   produce pérdida de peso, exudado vaginal, muertes embrionarias y abortos ya que las lesiones   están  confinadas  al  aparato   reproductor,  se  presenta  edema   e hiperplasia del útero y atrofia de ovario.

Trichotecenos: producidas especialmente por Fusarium tricintum, tiene acción citotóxica  en    tejidos  de  rápido  crecimiento  y  con  rápido  recambio,  como  la médula ósea, gónadas y tejido linfático. Son teratógenas y embriotóxicas.

Ochratoxina: es embriotóxica, provocando abortos en vacas lecheras. El trébol blanco y en menor cantidad el trébol amarillo poseen cumarina, que bajo la acción de ciertos hongos se transforma en dicumarina, sustancia con acción anticoagulante y tóxica que impide la formación de protrombina o Factor II en el hígado; debido a su competencia con la vitamina K la cual interviene en la síntesis de la protrombina, atraviesa la barrera placentaria, presentándose nacimientos de animales con hemorragias fatales en encías y ombligos.

La deficiencia de manganeso, inhibe la coagulación sanguínea debido a que la protombina y otras proteínas asociadas con el fenómeno son glucoproteinas que requieren glicerol-transferasa, la cual contiene manganeso, para su síntesis.

Minerales

El  manganeso,  forma  parte  primordial  de  la  superóxido  dismutasa,  enzima ubicada a nivel mitocondrial.

La enzima exhibe gran actividad antioxidante dentro de los organismos, aumenta su actividad paralelamente con la producción de progesterona en el cuerpo lúteo de los mamíferos razón por la cual, se considera que  ejerce  un  papel  fundamental  en  el  mantenimiento   de  la  función  de sostenimiento de la gestación, esteroidogenésis e integridad de esta estructura en muchas especies animales.

El carácter antioxidante de estas moléculas se ha evidenciado también a nivel de endometrio durante el curso normal de los ciclos estrales, lo que favorece la regulación de los mismos y la preparación de estos tejidos para soportar y mantener una preñez. Por tal motivo, al haber una deficiencia de este elemento, se producirán abortos.

También esta relacionado con el desarrollo y crecimiento de los tejidos óseo y cartilaginoso por ser componentes importantes de las enzimas galactotransferasa y glicosiltransferasa encargadas de estimular la producción de muco polisacáridos y glicoproteinas primordiales para el desarrollo de estas estructuras.

Aportes insuficientes del elemento en la dieta se han relacionado directamente con anestro, retorno irregular al estro, pobre desarrollo folicular, quistes ováricos, retraso en la ovulación,   reducción en tasas de concepción e incremento en tasas de aborto entre otras.

El Yodo es el elemento constitutivo principal de las hormonas tiroideas (tiroxina y triyodotironina) relacionadas con la termorregulación, metabolismo intermediario, reproducción, crecimiento y desarrollo (Gatti, 2006), hematopoyesis y circulación sanguínea y funcionamiento neuromuscular.

A nivel reproductivo, las deficiencias de este elemento  se reconocen por supresión de la presentación de celos, aumento de natimortos, abortos, aumento de casos de retención de membranas fetales, gestaciones prolongadas (Moncada, 2001).

Se ha comprobado que el Yodo (I) y  el selenio (Se) interactúan para alterar la función  de  la   glándula  tiroides.  La  adición  de  tiroxina  exógena  provoca incremento en el tamaño y crecimiento de los fetos y las membranas fetales en forma significativa, acompañado de desarrollo acelerado a nivel pulmonar y tejido adiposo.

Niveles deficientes de yodo durante la gestación tardía inducen bajos niveles de la hormona en los neonatos lo que incrementa la susceptibilidad a la hipotermia y disminuye notablemente la viabilidad de la cría.

Las deficiencias de Yodo, suelen presentarse también cuando los animales consumen pastos que poseen sustancias bociógenas, contenidas por ejemplo en Panicum coloratum y Paspalum dilatatum así como en el Trifolium repens. Las deficiencias  de  yodo  inducen  hipotiroidismo,  reducción  de  la  tasa  metabólica basal, retardo en el crecimiento, problemas cardiacos y reducción de las secreciones apocrinas.

El cobalto es un componente esencial de la vitamina B12. Los microorganismos ruminales son capaces de sintetizarla si existe el Co. La enzima metilmalonil-CoA mutasa es esencial para el metabolismo del propionato y el succinato, esto es con la regulación de los aportes de energía en rumiantes.

Su deficiencia por tanto, conlleva a una deficiencia energética, los signos clínicos son semejantes a un cuadro  subclínico  de  deficiencia  proteica  o  energética.  Cuando  el  cuadro  se agrava aumenta la perdida de peso, extrema inapetencia, perdida de masa muscular, abortos, anemia severa y muerte.

La deficiencia de vitamina B12  impide la formación de la hemoglobina y se dan lesiones a nivel del SNC, se afecta seriamente el metabolismo de carbohidratos, lípidos y ácidos nucleicos afectando el desarrollo fetal y aumentando el riesgo de abortos.