Fuentes de nitrógeno no proteico en rumiantes

Kevin González Martínez (Zootecnista)

 Las fuentes de nitrógeno no proteico bajo niveles de Proteínas tales como los residuos de cosechas, los pastos en la estación seca y la caña de azúcar.

En general son fuentes de nitrógeno fermentable y utilizable por las bacterias ruminales para la síntesis de su proteína, pero a diferencia de las fuentes de proteína fermentable, no aportan o suministran poca energía. Muchos compuestos se han investigado y pueden ser utilizados para este fin, como acetato de amonio, succinato de amonio, fosfato diamónico, etc, pero por razones de precio, disponibilidad y palatabilidad, Las fuentes de nitrógeno no proteico más utilizadas son la urea y el estiércol de aves (cama de pollos y gallinaza).

 Urea

urea en rumiantes

Urea

Es un compuesto blanco cristalino qué contiene el 46% de nitrógeno, es decir, que contiene 6.25 gramos de proteína que equivalen a 288% de proteína cruda. La urea es transformada en amonio dentro del rumen de los animales y éste compuesto es transformado e incorporado a la proteína bacteriana que posteriormente pasa al organismo animal. Para evitar problemas de toxicidad se recomienda no suministrar más de un tercio del requerimiento total de nitrógeno en forma de urea, y debe ofrecerla de tal manera que sea ingerida en pequeñas cantidades distribuidas durante el día.

Amplia todo la informacion sobre el uso de la urea en rumiantes aquí

Los medios más comunes para suministrar urea los animales es incorporarla al concentrado o con melaza al 3% de urea, sin embargo la forma más práctica para suministrar urea de forma segura a los animales es con bloques multinutricionales.

Aquí podrás leer todo sobre bloques nutrcionales 

Los sistemas modernos de evaluación proteica permiten establecer con precisión la cantidad de urea que se puede incorporar en una ración sin causar problemas de toxicidad.

Gallinaza y cama de pollo

Las excretas secas de las aves son utilizadas en la alimentación de rumiantes como fuente de nitrógeno no proteico su composición varía apreciablemente según el origen, siendo las gallinas ponedoras bajas en fibras y la de los pollos de engorde de calidad variable según la cama utilizada durante el sistema de producción.

Estás materias primas pueden llegar a tener entre el 15 y el 35% de proteína cruda y cerca del 60% de ellas es nitrógeno no proteico no tienen el peligro de toxicidad que maneja la urea y son además una fuente de energía y de minerales.

Una de las limitaciones para su uso en la alimentación es la posible presencia de organismos patógenos por la cual deben ser sometidos algunos procesos físicos y ensilado antes de ser utilizados como alimento.

Amplia informacion sobre el uso de la cama de pollos en alimentación de rumiantes aquí

Mas infomarcion