Caballos

Aspectos reproductivos de la yegua

Reproducción de la yegua

Reproducción de la yegua

Aspectos reproductivos de la yegua

Fisiología de la reproducción en la yegua

La yegua es un animal con celo estacional de día largo, es decir, comienza a estar en celo debido a la estimulación lumínica, por ello, los celos transcurren de enero a julio.

El ciclo de la yegua dura 21 días, 16 de anestro y 5 de estro (celo). Los signos más característicos del celo, que son graduales, son que las yeguas se quedan quietas con el macho, exteriorizan el clítoris y orinan frecuentemente. En los últimos meses los celos son más cortos, pero más intensos y en las yeguas de edad más avanzada es normal que la duración varíe.

Época de apareamiento de la yegua

En la reproducción de las yeguas pueden tener sus ciclos estrales durante todo el año. Sin embargo, alguna yegua dejan de circular a finales de otoño y durante el invierno.

La mayoría de las yeguas son creadoras por temporadas; o por lo menos lo serían bajo condiciones naturales. La mejor época para cruzar a las yeguas durante la primavera. El período de marzo hasta Julio comprende la temporada normal de cruza. La yegua Generalmente, están aumentando de peso durante esta época, y los periodos de celo de la yegua son más evidentes.

Los Potrillos concebidos en la primavera nacerán en la próxima primavera, cuando tendrán el mínimo de problemas de periodos, enfermedades y clima. Durante esta época las yeguas parecen alcanzar su más alto nivel de eficacia en reproducción. Esto es apoyado por el hecho de que la mayoría de los potrillos son nacidos en abril, mayo y junio.

Si tiene planeado exhibir a los caballos, sería mejor que llegarás en en una fecha más temprana. Enero y febrero sería lo mejor para poder aprovechar de 2 meses más de crecimiento.

Puedes leer 

El ciclo estral y el celo de la yegua

El ciclo estral de la yegua es de un promedio de 21 días, sin embargo, hay variaciones considerables entre las yeguas. En realidad, el ciclo es de 21 días nada más cuando la yegua está en brama por 5 días. La mayoría de las yeguas están en celo de 3 a 7 días, pero ocurren periodos cortos de celos de un día y tan largos como de 37 días. El promedio entre cada celo es de 15 a 24 días. La yegua Generalmente presentan celo por periodo más largo durante el principio del período de cruzamiento.

Conforme avanza la época de cruza, los días de celo tienden a disminuir. La yegua muestra varios síntomas de que está en celo. Pónselo intenso está bien marcado por la relajación de los genitales externos, orina con más frecuencia,, y muestra un deseo aparente de compañía, alza la cola, contracciones en la vulva, y una ligera descarga de mucosa de la vagina.

La yegua deberá ser probada por un rejón si hay alguna duda. Uno o dos días antes de entrar en celo, mostrar a menor resistencia al rejón. Si la yegua es esquiva, hay que presentarla ante el rejón cada tercer día conforme se acerca la temporada. Esta operación deberá hacerse con cuidado y a juicio de la persona que se la lleva acabo.

Cuidados de la yegua preñada

La yegua preñada necesita hacer ejercicio, lo ideal es tenerla suelta con otras yeguas, pero si esto no es posible y está estabulada, es conveniente soltarla o incluso montarla a diario, en tanto en cuanto, se pueden montar hasta el noveno mes de los once que dura la gestación.

El período de gestación en la yegua es de un promedio de 336 días, o 350 días si se cruzó con un burro. Sin embargo, existe una variación considerable entre cada yegua. El período puede variar de 20 a 30 días en una u otra manera. Una regla empírica para determinar la fecha del parto, es restarle un mes y agregarle dos días a la fecha en que se cruzó la yegua.

Para fines prácticos, la yegua a tenido un período de gestación normal cuando produce un potrillo normal, independientemente del número de días.

La cubrición

Antes de la cubrición se debe “recelar” la yegua, generalmente con otro semental de menor valor, a fin de asegurar que la yegua acepta al macho. Para ello, acercaremos a este semental, llamado “recela” y si la yegua lo acepta sacaremos al semental destinado a cubrir.

El semental debe tener una cabezada con la que podamos sujetarlo sin problemas, que sólo debe usarse para cubrir, a fin de que el animal distinga si sale para cubrir o simplemente para trabajar.

Las patas de la yegua deben ser trabadas (con material destinado al efecto) para impedir coces, su cola vendada y su cuello protegido para evitar mordiscos. Es muy frecuente trabar a la yegua con cuerdas normales, provocando importantes rozaduras.

Es fundamental lavar y desinfectar los genitales, tanto de la yegua como del semental antes y después de la cópula. Generalmente el semental no tendrá problemas para la penetración, pero si esto no es así, tendremos que ayudarle y tras 8 ó 10 sacudidas se producirá  la eyaculación.

Ovulación de la yegua

La ovulación es la liberación del óvulo por parte del ovario. En la yegua, la ovulación ocurre entre 24 y 28 horas antes de terminarse el celo independientemente del tiempo que dura este periodo.

Puedes leer

Edad de apareamiento de la yegua

A pesar de que la edad de la pubertad es de 2 a 15 meses, la mayoría de los creadores piensan que es mejor cruzar a las yeguas cuando tengan tres años de edad para que puedan parir cuando tengan cuatro años. Sólo las potrancas de desarrollo excepcional son cruzadas a los 2 años.

Si la potranca se cruza como una dosañal, deber alimentarse bien, para que su cuerpo inmaduro al igual que el del feto en gestación puedan desarrollarse correctamente. Si la potranca 2 señal es Cruzada, muchos creadores no la volverán a cruzar en el próximo año.

La llevó en estado de gestación que son muy bien cuidadas producirán Hasta los 14 a 16 años de edad, y, en Casos excepcionales hasta los 25 años.

La vida del esperma y del óvulo en el canal reproductivo

El óvulo de la yegua no estará capacitado para fertilizarse por más de 12 horas después que haya sido liberado por el ovario. Las probabilidades de fertilización aumentan si el apareamiento se lleva a cabo poco antes de la ovulación.

Aunque las células espermáticas pueden vivir por un periodo de tiempo más considerable, probablemente pueden fertilizar el óvulo por no más de 48 horas. La mayoría de los criadores están de acuerdo que el tiempo que pasa entre el servicio y la ovulación no deberá exceder de 24 a 48 horas.

Cuando aparear la la yegua

Es probable que un plan sistemático ahorrará tiempo y esfuerzo a la vez que incrementará la proporción de Concepción en las yeguas. El principal problema de la cruza en lograr que el apareamiento y la ovulación coincidan.

Posiblemente el mejor método sería el de cruzar a diario comenzando el segundo día de celo y continuar durante todo el periodo de celo. El sistema Por lo común más usado por la mayoría de los creadores es el de cruzar desde el tercer día y continuarlo cada 13 días hasta el final del celo.

Celo después del parto

Existe un gran desacuerdo entre creadores acerca de la recomendación de cruzar a la yegua al primer momento de celo después del parto que generalmente ocurren El noveno días después de parir. Muchos caballistas piensan que este es el mejor momento para cruzar una yegua.

No obstante, existen datos experimentales que indican que los resultados podrían ser más favorables y se pospone el apareamiento hasta el segundo celo más adelante, después del parto.

Inseminación artificial

La inseminación artificial consiste en que el semen del semental se introduce de manera artificial en el aparato genital de la hembra. Con esta técnica se consigue incrementar el número de servicios, se mejoran los productos, por permitir explotar más los mejores sementales, y se controlan mejor las enfermedades de transmisión sexual.

Además acorta las distancias, ya que es más sencillo transportar el semen que las yeguas. En ocasiones la IA está restringida como en el PRE o incluso prohibida, como en el caso de los Pura Sangre Inglés (en adelante PSI).

La recogida se hace con una vagina artificial haciendo saltar al semental sobre una yegua en celo o sobre un maniquí previamente impregnado con orina de yegua en celo.

El parto

Por lo general el parto equino es rápido y raramente necesita intervención, pudiendo parir en el prado sin problemas. Sí lo hace en la cuadra, es necesario disponer de un espacio de 4 x 4 m y preparar una cama limpia y confortable de paja, no de viruta, porque puede asfixiar al recién nacido pegándose en sus húmedas mucosas.

Entre dos y cuatro días antes del parto, las puntas de los pezones se cubren con una especie de cera (puntas de cera), los músculos de la pelvis se relajan, suelen dejar de comer y tienden al aislamiento. Unas horas antes del parto muestran síntomas parecidos a los del cólico, por tener dolor abdominal.

Es tan frecuente como erróneo cortar prematuramente el cordón umbilical, privando así al recién nacido de una cantidad de sangre fundamental. Una vez desprendido, éste se debe desinfectar inmediatamente y controlar que el pequeño orine de forma adecuada.

A las yeguas estabuladas, el día antes del parto se les debe cubrir la cola con una venda por motivos higiénicos.

Signos de partos con problemas (avisar veterinario):

— A los 5 minutos de romper aguas no aparezcan los miembros delanteros.
— Aparezca una sola extremidad anterior hasta la rodilla.
— Aparezcan ambas extremidades pero no la cabeza.
— Aparezca la cabeza y no las extremidades.
— Parto laborioso y no aparezca nada.
— Aparezca el potro invertido.

Cuidados del potro

De nada sirve una buena genética si nuestro potrillo no recibe una alimentación y unos cuidados adecuados. Los potros necesitan hacer ejercicio, por ello, lo mejor es que tengan acceso a prados y permanezcan sueltos el mayor tiempo posible (siempre que su salud así lo permita).

Necesitan un control veterinario y un arreglo de sus cascos todos los meses. En muchas ocasiones, los potros no tienen contacto con los humanos hasta que, a los tres años, se decide domarlos. Este hecho, cada vez menos frecuente, es un grave error.

La fuerza de los potros crece con suma velocidad, por lo que hay que acostumbrarlos a la cabezada de cuadra, a dar las cuatro patas y a ser tocados y atados desde el día de su nacimiento. Para esto, puede usarse la técnica del “imprinting”, basada en que los potros tienden a asociarse y a seguir a cualquier objeto grande que vean por encima suyo en el momento del parto.

Este periodo, que sólo dura dos horas, sirve en la naturaleza para que los potrillos sigan a sus madres y huyan de los depredadores.

El “imprinting training”, que se realiza con el potrillo todavía tumbado, consiste en ponerle la cabezada y acostumbrarlo a ser tocado. Esta técnica se empieza por la cabeza, ollares, orejas, cuello, patas…, hasta el muslo y se debe esperar a que esté completamente relajado antes de pasar a la siguiente parte, (entre 70 y 100 repeticiones).

Es muy importante darle golpes en los cascos para que no tema el herraje, frotarle con una bolsa de plástico que haga ruido, así como presionarle, una vez en pie, la zona donde un día estará la montura y la cincha.

Comprobación del embarazo

Alrededor de 14 a 40 y 6 días después que termine el Celo de la yegua, deberá ser probada con un rezo para ver si vuelve a presentarse el celo. Fiesta no se manifiesta de nuevo, deberá ser inspeccionada por un veterinario experimentado para comprobar si quedó preñada. Esto por lo general se hace por medio de la palpación por vía rectal alrededor de 45 a 60 días después que haya apareado. 

Tiempos del parto

Sigue leyendo

Suscribete gratis por correo aqui

Mas Información 

1 Comentario

  1. Andrea

    Buenos días,
    cuando una yegua pare un mulo o una mula, se comporta de la misma forma y le trata igual que si hubiera parido un potro?
    muchas gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén