reproducción del caballo

La lactancia de la yegua

La lactancia de la yegua

La lactancia de la yegua

c505218304b50c59c3659f6dda43bae7-header-0–>

Luego del parto de la yegua El recién nacido será colocado cerca de la madre quien lamiéndolo, le quitará las mucosidades de que está cubierto; pudiendo igualmente eliminárselas con fricciones secas. Será acercado a la madre durante la fase de somnolencia de ésta, quien le acepta generalmente bien al despertar; este será, sin embargo, vigilado en caso de que no haya sido obtenido el efecto buscado. Uno de los primeros cuidados es igualmente asegurar la toma del calostro; que suministrará los anticuerpos que no pueden traspasar la barrera placentaria, proporcionando un adecuado nivel de defensas al recién nacido, lo que garantizará un índice mayor de sobre vivencia del nuevo ser.

En las primeras tomas de leche, el potro recibe de la madre el calostro y posteriormente continúa con la lactancia. Para que las yeguas produzcan la gran cantidad de leche que necesita un potro en crecimiento, sus requisitos calóricos deben aumentar de manera significativa.

La fase de lactancia es la fase de más alto requerimiento nutricional (especialmente energético) en la vida productiva de la yegua, excluyendo los períodos de crecimiento y de trabajo intenso. Es por muchos también la fase de producción más descuidada.

Después del parto, los requerimientos nutricionales de la yegua aumentan hasta en un 75% por arriba de los requerimientos de mantenimiento. Este aumento es resultado de las necesidades de producción láctea y de la ineficiencia intrínseca del proceso de conversión de nutrientes digestible a leche. Los requerimientos de energía, proteína, minerales y vitaminas son satisfechos cuando se tiene a las yeguas y los potrillos en pastos de muy alta calidad y se les suplementa con raciones de alta densidad energética.

La suplementación de la yegua debe también estar enfocada a mejorar la calidad de la leche que ésta produce, aspecto que se puede hacer a través del uso de ingredientes y nutrientes específicos. Con esto se puede lograr que el consumo energético y nutricional del potro sea mayor y por lo tanto su desarrollo mejore.

El pico de lactación ocurre en las fases iniciales y posteriormente disminuye la producción de leche gradualmente hasta llegar al destete. Durante esta fase es que la condición corporal de la yegua juega un papel muy importante. Yeguas que se encuentran en condición corporal correcta, han almacenado reservas de grasa en el cuerpo.

Esta grasa puede ser utilizada por la yegua para ayudarle a complementar los requisitos energéticos que ella tiene para producir leche. Estos requisitos son bastante elevados, por lo que sí cuenta con buenas reservas corporales, la demanda de suplementación alimenticia puede disminuir y las pérdidas de peso y condición corporal también son menos drásticas.

Es importante que no se le permita a la yegua que pierda mucha condición corporal, pues esto le afectará su rendimiento reproductivo. Yeguas que llegan al parto con baja condición corporal o que pierden mucho peso durante los meses iniciales de la lactancia  ven su comportamiento reproductivo seriamente afectado.

Yeguas que son mal alimentadas o con raciones mal equilibradas suelen presentar síntomas típicos a los que muestras animales bajo condiciones de limitación de alimento – hambre. Los síntomas pueden ser: mareos, espasmos musculares, diarreas, retención abdominal de líquidos y posiblemente muerte.

Otro síntoma que debe ser controlado en las yeguas es la defecación, para identificar oportunamente a animales con estreñimiento. Por lo general, el ejercicio es el mejor preventivo, aunque en casos específicos ingredientes de tipo laxante pueden ser utilizados como es el caso del aceite de linaza.

Producción de leche de la yegua

Hay que tener en cuenta que la producción de leche va a ser del 2,5-4% del peso vivo en el período de máxima producción durante los primeros dos meses de lactancia. Por ejemplo, una yegua de 500 Kg. producirá una cantidad de leche de entre 15-20 litros diarios.

La leche de la yegua es bastante pobre tiene menos materia seca proteína y grasa que la de vaca, aunque paradójicamente contiene ácidos grasos insaturados omega 3, que se les relaciona con el desarrollo del cerebro del potro (La leche de la yegua es utilizada en países como Rusia para la cosmética humana).

La  composición química de las leches de yegua y burra son:

Es de resaltar que teniendo en cuenta que no hay transferencia de anticuerpos de la placenta al feto durante la preñez, el potro nace sin ninguna protección contra las enfermedades, por lo cual es necesario que el potro mame el calostro lo más rápido posible, para protegerse de ellas, pues su sistema inmunológico comienza a funcionar a los 3 meses aproximadamente, esto es conocido como transferencia pasiva.

El consumo de leche para un potro será de un 25 % de su peso corporal. Por tal motivo es que los potros maman a intervalos de tiempo muy corto, aproximadamente veinte minutos entre una y otra, tomando poca cantidad cada vez.

Los requerimientos nutricionales para yeguas lactantes se contemplan en la siguiente tabla Estos estándares son los niveles que se consideran promedio para una yegua con peso adulto de 500 kg. Existe cierta discusión en relación al nivel exacto de proteína, y muchos asesores nutricionales utilizan estos valores como base, formulando raciones con un 10 a otras con un 16% más de proteína y algunos minerales.

El objetivo de este aumento tiene que ver con el nivel de producción de leche, el pico de lactancia, la concentración de nutrientes en la leche, la reposición de tejido post-parto y el futuro comportamiento reproductivo.

Requerimientos Nutricionales Para Hembras Lactantes

 

Fase

Productiva

Energía Digestible (Mcal) Proteína

Bruta

(Gr) (3)

 

Lisina

(Gr)

 

Calcio

(Gr)

 

Fósforo

(Gr)

 

Magnesio

(Gr)

 

Potasio

(Gr)

Vit. A

(UI x

10,000)

Lactación temprana o inicial (1)  

28.3

 

1.427

 

50

 

56

 

36

 

10.9

 

46

 

30

Lactación tardía o final (2)  

24.3

 

1.048

 

37

 

36

 

22

 

8.6

 

33

 

30

Mantenimiento 16.4 656 23 20 14 7.5 25 15
(1): Se considera “Lactación temprana o inicial” al periodo del nacimiento a los 3 meses post-parto
(2): Se considera “Lactación tardía o final” al periodo de los 3 meses post-parto al destete
(3): El requerimiento de proteína en % de la dieta recomendado por la N.R.C es de 10 a 12% y el que recomiendan otros investigadores varía entre los 12 y 16%

A partir del 3er mes de lactación la cantidad y calidad de leche secretada es cada vez menor y de inferior calidad, mientras que las necesidades del potro lactante van aumentando, así por ejemplo el balance entre los nutrientes secretados por la leche y los requeridos por el potro es negativo

Vídeo Alimentación de la yegua en lactacion 

Mas información de reproducción de la yegua 

Recibe todos nuestros artículos en tu correo, suscribete gratis

Mas Información

1 Comentario

  1. maria eugenia alanis vallejo

    Maestro Kevin Glz., Excelente, excelente – este tema de: “Lactancia de la Yegua” muy enriquecedora la informacion .
    GRACIAS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Revisa Política de Privacidad

Revisa Política de cookies

Tema creado por Anders Norén