Aplicación de Hierro en Lechones

Aplicación de Hierro en Lechones
Aplicación de Hierro en Lechones

Aplicación de Hierro en Lechones

Por: Fabian Martinez Viloria Zootecnista

La aplicación de hierro en lechones es muy importante debido a que el  lechón en la actualidad presenta una serie de características de alto desempeño productivo como: mayores ganancias de peso, una alta tasa de crecimiento, una mejor conversión alimenticia, lo que se traduce en un menor tiempo para ofrecer animales al mercado y una mayor rentabilidad, por lo que es de suma importante cubrir todos los requerimientos nutricionales que tenga el animal y así poder satisfacer la demanda que presentan los lechones recién nacidos.

Al nacer el lechón tendrá  escasas reservas de hierro corporal entre 40 – 50 mg, y solo cubre las necesidades durante los 3 primeros días, y por ello es necesario realizar su aporte adicional.

Los cerdos confinados en producción industrial permanecen en jaulas y se encuentran limitados para obtener cantidades de hierro adicionales a las suministradas por la leche de la madre, a diferencia de lechones producidos en explotaciones en el exterior (intemperie) donde tienen acceso a otras fuentes de hierro como son el suelo, plantas, heces de la madre, alimento de la madre de donde obtienen el hierro necesario y evitar desencadenar un problema de anemia, (Samara et al 1999).

Cuando el lechón tiene deficiencia de hierro no puede sintetizar la cantidad adecuada de hemoglobina (Miller E. R. Michigan State University). En el periodo neonatal el 80% del hierro está asociado con la hemoglobina (National Research Council, 1979).

Anemia por deficiencia de hierro en lechones

La anemia se presenta debido a que al momento de su nacimiento el lechón tendrá  reservas limitadas de hierro y la cantidad que aporta la leche de la madre al día es alrededor de 1 mg, lo que es insuficiente, durante esta etapa el lechón tendrá no solo una alta tasa de crecimiento sino también una alta demanda de hierro unos 12 mg al día en promedio.

La anemia interferirá con el crecimiento del lechón, además estará  menos preparado para   a esta demanda y será mucho más susceptible a enfermedades de tipo infecciosa en comparación a un lechón que no presente ningún tipo de deficiencias.

En el año 2004 y 2008, Svoboda et al, encontraron que la menor cantidad de hemoglobina está relacionada con una menor cantidad de IgG e IgM.

La anemia por deficiencia de hierro llamada Hipocrómica-microcítica es la que padecen los lechones con mayor frecuencia.

Funciones del Hierro en Lechones

El hierro presenta las siguientes funciones:

  • Utilización, Fijación y transporte de Oxígeno por medio de la Mioglobina y la Hemoglobina.
  • En el sistema inmunológico puede activar enzimas de los procesos inflamatorios y de la formación de anticuerpos.
  • Produce ácido clorhídrico y desarrolla microvellosidades en los intestinos favoreciendo la maduración del tracto digestivo durante la lactación.

Hierros más utilizados en lechones

El Hierro Dextrán como sustituto plasmático es el más utilizado, es un polímero polisacárido de la glucosa, se presenta en soluciones ya sea en solución salina  al 6% y al 5% en glucosa.

Uno de los efectos secundarios principales es que actúan como antígenos y producen posibles respuestas alérgicas, y en exceso puede interferir con los procesos de coagulación (Battisto y Papas, 1973).

El Gleptoferron es una solución acuosa coloidal estéril de beta oxihidróxido férrico y ácido glucoheptónico de dextrán que presenta mayor biodisponibilidad y tasa de absorción que otros hierros.

Cantidad adecuada de Hierro en Lechones durante la lactancia

Como se mencionó anteriormente un lechón al día necesita en promedio 12 mg de hierro, y al nacimiento tendrán pocas reservas y  la leche de la cerda sólo aporta al día solo 1 mg.

Existen algunos Investigadores como el Dr. Mavromichalis I, que afirman que las reservas reales de hierro corporal en los lechones apenas logran ser de 6.5 – 7 mg ya que el resto de los 40 – 50 mg se están ligados a la hemoglobina y no son una reserva. Por lo que es necesario suplementar en los primeros días de vida con 200 mg de Hierro.

Se debe tener claro que el suministro de hierro debe realizarse  entre 3 – 5 días de vida del lechón para evitar que agoten las reservas y se de una dilución de los eritrocitos ya que, en las primeras 24 horas se duplicara el volumen plasmático.

Kimberly A. y cols. (1997) evaluaron la dosificación de Fe en los que se ha suplementado con 300 mg y 200 mg de hierro por lechón con un mayor porcentaje de Hemoglobina (Hb) en los lechones que se administraron 300 mg de Fe, sin embargo no encuentran diferencias en la ganancia diaria de peso con los animales que recibieron 200 mg de Fe. Los animales de ambos grupos se mantuvieron con las mejores condiciones biológicas y de salud.

¿Cómo se suministra el Hierro en los Lechones?

En el lechón el hierro se suministra el los músculos  de cuello, para ello se utilizan una jeringa estéril con agujas calibre 20 o 21 de  una y media pulgadas. La inyección se debe aplicar en el cuello con el objetivo de prevenir posibles daños y cicatrices en el muslo, también para evitar que puedan aparecer manchas de hierro en la canal.

Hay que tener claro que al momento de realizar aplicación se debe asegurar condiciones mínimas de asepsia, por esta razón, el hierro al momento de retirarlo del frasco se utiliza una aguja distinta a la empleada para su aplicación, por lo general se usa una de calibre 16 o 18.

Antes de inyectar, si la zona de inyección esta sucia, se debe limpiar utilizando un antiséptico. Se debe tener mucho cuidado de no inyectar  la zona de la columna vertebral. Se debe halar o estirar la piel hacia atrás con su dedo o doble el cuello del lechón hacia un lado antes de insertar la aguja, esto con el fin de que al retirar la aguja, la piel ayudara a sellar el sitio de la inyección y el reflujo de sangre será mínimo. Inserte la aguja perpendicularmente a la zona donde va a inyectar.

No es recomienda mezclar medicamentos inyectables como vitaminas, antibióticos y hierro.

Referencias Bibliográficas

  • Kimberly A. Murphy, BSc; Robert M. Friendship, DVM MSc; Catherine E Dewey, PhD. Effects of weaning age and dosa- ge of supplemented iron on the hemoglobin concentration and growth rates of piglets. Swine Health and Production, 1997; 5(4): 135-138.
  • National Research Council, 1979. Nutrient Requirements of Domestic Animals. Nutrient Requirements of Swine, Eighth Revised Ed. National Academy of Science-National Research Council, Washington, D.C.
  • N; McGlone. J. 1999. Intensive Indo or versus Outdoor Swine Production Systems: Genotype and Supplemental Iron effects on Blood Hemoglobin and Selected Immune Measures in Young Pigs. Journal of Animal Sciences. 77: 2384-2390.

Cursos en Porcicultura

Si estas interesado en la Porcicultura te presento nuestros dos curso  relacionados.  

Más artículos de cerdos  

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta información, no se podrá difundir en ninguna forma y por ningún medio ni virtual ni impreso excepto para uso privado.

Kevin Gonzalez

Zootecnista, Magíster en Administración, Docente Universitario.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.