Avicultura

Equipos para granjas avicolas

Equipos para granjas avicolas

Accesorios para granjas avicolas

El fracaso en está actividad de debe a la mortalidad, mortalidad causada principalmente por enfermedades respiratorias y digestivas, como es el caso de la Enfermedad Crónica Respiratoria (ECR) y a la Coccidiosis, estas enfermedades se producen por el hacinamiento de las aves (más de las que se pueden tener en el galpón), altas o bajas temperaturas, humedades altas o bajas, deficiente o excesiva ventilación, es decir debe haber un equilibrio total en el medio ambiente en el cual se encuentran las aves y esto se logra con unas excelentes instalaciones avicolas y por supuesto un buen manejo de las camas y los equipos

 Poceta o pediluvio en la avicultura

Cada galpón en sus entradas debe contar con una poceta aprovisionada de un producto a base de amonio cuaternario o yodo al 7 %, para que el personal que entre y salga desinfecte el calzado y no difunda enfermedades. Hay que procurar cambiar el líquido desinfectante diariamente.

Cortinas para la avicultura

Las cortinas permiten normalizar el microclima del galpón manteniendo temperaturas adecuadas para las aves, de 15 a 20 °C, y más altas cuando el pollito está pequeño; también hacen posible regular las concentraciones de los gases, como el amoniaco; y cuando el pollo es adulto, ayudan a ventilar el sitio. Pueden ser hechas en polietileno y deben ir tanto interna como externamente e instalarse de manera que puedan ser abiertas de arriba hacia abajo, con el fin de regular la acumulación de amoniaco u otros gases dentro del galpón.

La Cama en la avicultura

 Se debe disponer de una capa de 8 a 10 centímetros de espesor, conformada por materiales de fácil manejo y adquisición; preferiblemente utilizar cepilladura o viruta de madera; igualmente se puede utilizar cascarilla de arroz o café, teniendo precaución de no utilizar materiales muy pequeños que puedan ser consumidos por parte de los pollos, traduciéndose en una disminución en consumo de alimento. Las funciones principales de la cama son la absorción de la humedad, la dilución del material fecal para minimizar el contacto de las aves con las excretas y proveer aislamiento entre el piso y las aves; no se debe permitir que se moje o humedezca la cama.

Criadora para aves

Existen en el mercado criadoras a gas o eléctricas, con capacidad para 500 o 1000 pollitos. Con esto se busca regular la temperatura y lograr un ambiente cálido y adecuado, ya que si el ambiente está muy caliente el pollito se amontonará en los extremos del galpón; caso contrario, se amontonaría debajo de la criadora o en el centro del galpón. En cualquiera de las dos circunstancias en las cuales el pollo se amontona, podría haber aumento de la mortalidad por asfixia o semanas después se puede llegar a presentar problemas de edemas.

La criadora se debe instalar durante las primeras tres semanas, de acuerdo con las condiciones climáticas que se presenten en la zona, a una altura de 1,20 metros por encima del nivel del piso; adicionalmente, se instala un termómetro en el centro del galpón a una altura de 60 centímetros del piso para llevar el registro de la temperatura y así poder adelantar su control. Cabe indicar que existen en el mercado criadoras infrarrojas a gas con capacidad para calentar de 800 a 1.200 pollitos y que presentan ventajas como: sistema de autolimpieza de polvo, bajo consumo de gas, regulación de intensidad gradual y mayor eficiencia.

Redondel Para pollitos

Es un círculo en lámina lisa de zinc o cartón plástico de 50 centímetros de altura que se utiliza durante la primera semana de vida dentro del galpón, con el fin de aprovechar al máximo el calor que produce la criadora para que no se aparten demasiado los pollitos, coman y se puedan vacunar con mayor facilidad. En un redondel con diámetro de 3 metros se pueden manejar 400 pollos.

Guarda Criadora: Evita que el pollito se aparte de la criadora durante los primeros días, se debe manejar en círculo y debe ser móvil, de tal manera que se pueda ampliar de acuerdo a la edad del pollito. Se pueden utilizar materiales como zinc liso, cartón plast, de 50 cms de altura. Las dimensiones varían de acuerdo a la edad.

Edad del pollito Área de criadora para 1000 pollos Número de animales por m2
1 día 12.5 m2 70 – 80 pollos / m2
2 – 3 días 20 m2 40 – 50 pollos/ m2
3 – 5 días 25 m2 30 – 40 pollos/ m2
5 – 7 días 40 m2 25 pollos/ m2
8 – 12 días 45 m2 22 pollos/ m2
12 – 16 días 70 m2 15 pollos/ m2
17 días en adelante 108 m2 10 pollos/ m2

En el caso de que el redondel sea instalado en una esquina, se deben disponer en este botellas llenas de agua para evitar el amontonamiento y posterior muerte por ahogamiento de pollitos. Por su parte, en climas medios a cálidos es conveniente, durante la etapa de cría, manejar las condiciones ambientales de temperatura y ventilación mediante la adecuación de un túnel en el interior del galpón, a manera de incubadora, construido en polipropileno y polietileno, equipado con criadoras distribuidas espacialmente en el túnel y a las cuales se les adaptan recipientes con agua para el manejo de la humedad en el ambiente.

 El túnel se amplía en la medida que los pollitos se desarrollan y se ajustan las densidades de alojamiento. Cabe anotar que esta adecuación se realiza por recomendaciones del asistente técnico, basado en las condiciones climáticas prevalecientes en la zona y con el fin de lograr una mejor cría de las aves.

Bebederos manuales y automáticos

 Proveer de agua limpia y fresca con un adecuado flujo es fundamental para la producción avícola. Sin un adecuado consumo de agua, el consumo de alimento disminuirá y el rendimiento de las aves se verá comprometido. Sistemas de bebederos abiertos y cerrados son comúnmente utilizados en granjas avícolas.

Los bebederos tipo manual son utilizados durante los 7 a 15 primeros días, ubicando uno por cada 50 pollitos; es de anotar que este tipo de bebedero tiene algunas desventajas como posibles desabastecimientos de agua, sometiendo a los animales a periodos de sed y encharcamientos de la cama. Por otra parte, los bebederos automáticos de válvula o de pistola se pueden utilizar a partir de la segunda semana de edad, instalando un bebedero por cada 80 pollitos, para ofrecer permanentemente agua fresca y facilitar el manejo, con lo cual se reduce el estrés que causa la entrada frecuente del operario a realizar el mantenimiento que requieren los bebederos manuales.

Bebederos manuales: son bebederos plásticos de 4 litros, los cuales se utilizan durante los primeros cuatro días. presentan algunas dificultades como regueros de agua cuando no de colocan bien, y hay que estar pendientes en llenarlos para que el pollito no aguante sed. Se coloca un bebedero por cada 50 pollitos.

bebedero manual para avicultura

bebedero manual para avicultura

Bebederos automáticos: los hay de válvula y de pistola y facilitan el manejo puesto que el pollo siempre contara con agua fresca y no se hace necesario que el galponero o cuidador este llenando bebederos manuales. A estos bebederos automáticos tendrán acceso lo pollitos hacia el quinto día. No aconsejo colocarlos desde el primer día porque el pollito tiende a agruparse debajo de éstos, se amontonan y mueren por asfixia. Se coloca un bebedero por cada 50 pollos. Si son explotaciones grandes uno por cada 80/100 aves.

 

bebedero automatico para la avicultura

bebedero automatico para la avicultura

bebederos para pollos

bebederos para pollos

Bandejas de recibimiento y comederos

Para el caso de las bandejas de recibimiento, se pueden utilizar cajas de cartón. Por su parte, durante la primera semana de vida de los pollitos en el galpón, el alimento puede disponerse en comederos bebé, diseñados para evitar la contaminación del alimento con sus propias heces. Una vez terminada la primera semana, los comederos podrán ser reemplazados por comederos tubulares hechos en plástico o aluminio, con capacidad de 10 y 12 kilogramos de alimento; se instala en clima cálido uno por cada 35 aves y en clima frío uno por cada 40 aves.

Sistemas de Comederos 

Durante los 10 primeros días de vida se debe suministrar alimento en forma de migajas tamizadas o minipélets servidos en bandejas planas o en hojas de papel de manera que los pollitos puedan llegar a él  inmediatamente. Por lo menos el 80% del piso debe estar cubierto de papel.

Los sistemas de comederos automáticos deben estar llenos al momento del alojamiento, permitiendo así un acceso fácil al alimento Iniciador. Antes del alojamiento se debe medir y colocar en el papel una cantidad total de 40 g (1.4 onzas) por ave. Para estimular el apetito del pollito, se puede agregar más alimento en el papel a intervalos regulares durante los primeros 3-4 días de edad.

El cambio al sistema principal de comederos se debe realizar gradualmente desde el cuarto o quinto día, cuando las aves empiecen a mostrar más interés en este sistema. La transición al sistema principal debe haberse realizado por completo hacia el sexto o séptimo día, y en el séptimo día ya se deben haber retirado las bandejas de alimento. Una vez se haya hecho la transición por completo, el alimento se debe cambiar gradualmente de migaja o minipélet a un pélet de buena calidad.

Las aves no deben recibir pélets enteros (3-4 mm) antes de los 18 días de edad. Las dietas que se proporcionen a las aves dependerán del peso vivo, la edad de sacrificio, el clima y el tipo de galpón y equipo.

La Tabla  muestra los sistemas más comunes de comederos y el espacio sugerido por ave. Si el espacio de comedero no es suficiente, se reducirá la tasa de crecimiento y habrá una baja uniformidad. El número de aves por sistema de comedero depende, a la larga, del peso vivo al sacrificio y del diseño del sistema. Si se está aplicando un programa de iluminación para modificar el crecimiento, se debe prestar atención especial al espacio de comederos para considerar la competencia adicional.

 Espacio de comederos por ave para diferentes tipos de comederos.

Todos los tipos de comederos se deben ajustar para garantizar el nivel mínimo de desperdicio de alimento y para que las aves tengan un acceso óptimo. La base de la tolva o del plato debe estar a nivel de la parte superior de la pechuga (Figura 2). La altura de los comederos de tubo o de plato se debe ajustar individualmente. Para ajustar la altura de los comederos de cadena se puede utilizar un malacate.

altura de los comederos para pollos de engorde

Figura 2 : Altura de los comederos para pollos de engorde

Cuando el comedero no está a la elevación adecuada (demasiado alto o demasiado bajo), se aumenta el nivel de desperdicio de alimento. Además de la pérdida económica, se pierde precisión en los cálculos de conversión alimenticia. Adicionalmente, cuando las aves se comen el alimento del piso, hay un mayor riesgo de contaminación bacteriana.

El alimento debe estar distribuido de manera uniforme en todo el sistema de comedero para dar la misma  oportunidad a todas las aves de comer al mismo tiempo. Si el alimento no está distribuido uniformemente, se reduce el desempeño y se incrementan el desperdicio y el daño por rasguños asociado con la competencia por alimento en los comederos.

Los sistemas de plato y de tubo requieren que se hagan los ajustes a nivel de cada comedero individual. Para garantizar la uniformidad en la distribución del alimento, la configuración de la profundidad debe ser la misma para cada plato o tubo. Los comederos de plato y de tubo, si son de llenado automático, tienen la ventaja de que todos se llenan simultáneamente, haciendo que el alimento esté disponible para todas las aves inmediatamente.

Sin embargo, cuando se utilizan comederos de cadena, lograr una buena distribución toma más tiempo y el alimento no está disponible de inmediato para todas las aves. Con todos los sistemas de comederos es una buena práctica permitir que las aves consuman todo el alimento que está servido en los rieles o platos una vez al día, con el fin de reducir el desperdicio y así mejorar la eficiencia.

Los sistemas de comederos de cadena permiten un ajuste más fácil de la profundidad del alimento, ya que sólo se requiere hacer un ajuste a la tolva. Un mantenimiento cuidadoso de estos sistemas minimiza la incidencia de daños en las patas de las aves.

Además de los anteriores elementos, se debe contar con una báscula para el pesaje semanal y el seguimiento al peso de los animales, una bomba de aspersión para la fumigación semanal del galpón con una solución de yodo al 7 % para controlar las poblaciones bacterianas, y un quemador a gas para la desinfección por quema o flameo de pisos y paredes del galpón.

La báscula: Es imprescindible en una explotación avícola, se deben realizar 1 a 2 pesajes por semana para saber la evolución del peso (engorde del pollo) y compararlo con las tablas preestablecidas en la producción de pollos. Las básculas deben ser revisadas permanentemente para garantizar exactitud en el peso obtenido por pollo en cada muestreo.

 El termómetro: Se utiliza el de máximas y mínimas, es indispensable para el manejo de la temperatura interna del galpón. (ver en condiciones ambientales la temperatura).

Equipo de espalda: Se debe contar con una bomba espaldera para realizar el manejo correspondiente dentro del galpón de desinfectantes o medicamentos aplicados por aspersión. Su uso debe ser estrictamente para la producción avícola.

 El Flameador: útil para la desinfección física, se trata de un dispositivo que trabaja a gas con el cual se quema los residuos de piso y paredes del galpón.

Kit para medir la calidad del agua: Es el equipo útil para determinar tratamiento adecuados o inadecuados del agua con el cloro. También permite medir la dureza del agua (pH).

Artículos relacionados

Este articulo hace parte del Manual de pollos de engorde 

Si quieres recibir los artículos  en tu correo suscribete  aquí:   

Mas información

3 Comentarios

  1. Martin Salazar

    Excelente información, cada día aprendo algo bueno, gracias.

  2. Carlos Bitriago

    Gracias estimado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén