Enfermedades de los Equinos

Influenza Equina

Influenza Equina

Influenza Equina

Influenza Equina

Por: Fabian Martinez Viloria (Zootecnista)

que es la Influenza Equina

Influenza Equina

Enfermedades de tipo respiratorias en los equinos son de suma importancia debido a su impacto directo en su rendimiento. La influenza equina es una enfermedad endémica en todo el mundo y prácticamente en toda la población de caballos.

Es más, los brotes producidos por esta enfermedad se consideran la principal razón por la cual eventos ecuestres son cancelados (excepto en países como Islandia y Nueva Zelanda e), ya que, en estos eventos, en los que se juntan una gran cantidad de equinos, permiten una mayor difusión de este virus, el cual se transmite vía respiratoria.

Que es la Influenza Equina?

La influenza equina, es una enfermedad muy contagiosa y directamente de un caballo a otro las partículas víricas se pueden transmitir con facilidad, también por medio de equipos, ropa contaminada o por el aire. Caballos que no estén vacunados, y que no tengan ningún tipo de exposición anterior al virus, tendrán una tasa de infección del 100%.

El virus de la influenza equina se encuentra dentro de la categoría deL virus de la “gripe A”, presenta dos subtipos que son completamente diferentes los cuales son equino-1 (H7N7) y equino-2 (H3N8).

Esta enfermedad genera en la animal inflamación de las mucosas respiratorias y, después de un período de 1-5 días incubación del virus aproximadamente, comienzan a aparecer los primeros síntomas de gripe, para el animal el cuadro clínico resulta ser muy debilitante y puede durar unos 10 días, pero la tos puede durar por más tiempo.

Los caballos que logran recuperarse de esta enfermedad no estarán inmunizados de por vida y corren el riesgo de volverse a contagiar frente a una nueva exposición al virus.

Síntomas de la Influenza Equina

  • Los animales presentan elevada fiebre entre 39.5 ºC – 41.1 ºC.
  • Escaso rendimiento y Letargo.
  • Anorexia, una tos seca y ronca acompañada de una respiración rápida y dificultosa.
  • Los ganglios linfáticos mandibulares Aumentan su tamaño.
  • Las extremidades del animal presentan edemas.
  • Secreción nasal que puede ir desde acuosa a tomar un color amarillo verdoso.
  • Secreción en los ojos.

Diagnosis de la Influenza Equina

síntomas de la gripe equina

síntomas de la gripe equina

Los síntomas de la gripe equina son iguales a los que aparecen en otras enfermedades respiratorias, como neumonía bacteriana, papera equina, infección por estreptococos e infección por herpesvirus equinos tipo 1 y 4.

Sin embargo, una vez se han descartado otras causas más graves de una infección respiratoria, el diagnóstico de gripe en caballos sin vacunar se suele hacer basándose en los antecedentes y en el síntoma clínico de la tos seca característica de esta enfermedad.

Puesto que los caballos vacunados pueden presentar sólo síntomas relativamente leves y eliminar muy pocos virus, para llegar a un diagnóstico exacto es imprescindible tomar muestras nasales con hisopos para hacer un aislamiento del virus (ZOOETIS 2015).

La súbita y explosiva aparición de una tos frecuente y sonora en varios animales y una infección localizada en las vías respiratorias anteriores con estados febriles, hacen sospechar de un brote de Influenza Equina. Además, se tendrá en cuenta la época del año, ya que esta infección viral es más común en los meses de invierno y primavera por ser el virus más resistente a climas fríos. El hemograma presenta una marcada linfopenia, siendo rara la leucopenia (CICCIARELLA & BOSISIO 2005).

Para confirmar el diagnóstico puede aislarse el virus a partir de muestras tomadas con hisopos de la zona nasofaríngea, en el curso agudo de la enfermedad. Para serología deben enviarse sueros pareados tomados en los primeros días de iniciada la enfermedad y 20 días más tarde, donde se evidenciará un incremento en el título de anticuerpos de hasta cinco veces en casos positivos de Influenza. Se utilizan las pruebas de inhibición de la hemoaglutinación y de fijación del complemento. La prueba de ELISA permite establecer un diagnóstico rápido de esta virosis respiratoria (CICCIARELLA & BOSISIO 2005).

Tratamiento de la Influenza Equina

Tratamiento de la influenza equina

Tratamiento de la influenza equina

Es fundamental el reposo absoluto de los pacientes hasta diez días después de haber desaparecido los signos clínicos. Se debe proporcionar una buena alimentación y una adecuada higiene. Los boxes se mantendrán ventilados y libres de polvo.

De persistir el cuadro febril por más de 5 días, se aplican antibióticos de amplio espectro, antisépticos broncopulmonares, soluciones electrolíticas y vitamina C. En complicaciones respiratorias por lesiones pulmonares, puede ser muy beneficioso el uso de la oxigenoterapia (CICCIARELLA & BOSISIO 2005).

Los caballos afectados se tienen que aislar y dejar en reposo absoluto en un entorno libre de polvo y bien ventilado, lo que constituye la parte más esencial del tratamiento. A veces es necesario mejorar la palatabilidad del alimento para facilitar su deglución por parte del animal; esto se logra, por ejemplo, con un pienso blando o heno de calidad húmedo.

Se pueden administrar antiinflamatorios para reducir la fiebre y si aparece una infección bacteriana secundaria, se acompañarán también de antibióticos. No se permitirá que el caballo haga ejercicio intenso hasta dos semanas después de haber cesado los síntomas (ZOOETIS 2015).

Prevención de la Influenza Equina

La vacunación es la principal herramienta para prevenir o reducir los síntomas de gripe equina. La primera vacunación se realiza con dos aplicaciones separadas por 4-8 semanas y después se aplica una dosis anual de recuerdo.

Sin embargo, otros factores que aumentan el riesgo de exposición, como las competiciones u otras concentraciones equinas, pueden aconsejar revacunar cada seis meses en lugar de una vez al año.

Todos los caballos que entren por primera vez en unas instalaciones deben de someterse a análisis serológicos para determinar si necesitan una vacunación de recuerdo o no (ZOOETIS 2015).

También es fundamental aplicar unas buenas prácticas de manejo e higiene para reducir la difusión de las partículas víricas. Se deben aplicar medidas de higiene periódicamente, consistentes, por ejemplo, en desinfectar los vehículos de transporte, los cubos y demás equipo. Los cuidadores también se deben lavar las manos con frecuencia. Cualquier caballo con síntomas de gripe se debe aislar inmediatamente para reducir el riesgo de contagio de la infección a los otros caballos (ZOOETIS 2015).

Profilaxis en el caballo

La medida profiláctica más importante es la aplicación de vacunas bivalentes. Los potrillos se inmunizan a partir de los dos meses de edad, con un refuerzo a los 30 días y al destete.

Todos los equinos sanos que intervengan en actividades deportivas, en espectáculos públicos, paseos, recreación, en establecimientos de reproducción y/o cría, en la obtención de productos biológicos; en lugares de compra venta de ganado, en tareas de defensa nacional, seguridad pública o de cualquier otra índole, serán inmunizados cada noventa días, durante los meses de marzo, junio, setiembre y diciembre de cada año.

Animales utilizados en tareas rurales u otras, radicados en establecimientos de campo sin fines deportivos o recreativos, serán sometidos a una vacunación anual aplicada durante el mes de junio, tal como lo establece el artículo 2 de la resolución N° 453/87 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA)1.

Luego de la inmunización se debe evitar que los animales realicen trabajos intensos a fin de evitar reacciones en el sitio de inoculación o cierto grado de depresión, aunque podrán efectuar ejercicios muy livianos durante 5-7 días (CICCIARELLA & BOSISIO 2005).

Entre los dos tipos de Influenzavirus no hay inmunidad cruzada, es decir que la infección producida por uno de los virus dará inmunidad para ese tipo solamente. La enfermedad adquirida otorga protección por un año, mientras que tras la vacunación es de 4-6 meses.

Los equinos que enferman nuevamente de Influenza presentan un cuadro subclínico con poca tos y leve hipertermia. No obstante, contribuyen ampliamente en la diseminación del virus (CICCIARELLA & BOSISIO 2005).

Referencias Bibliográficas

  • CICCIARELLA, N. H; BOSISIO, R. C. 2005. Enfermedades Infecciosas de los Equinos 2da. Edición. Influenza Equina. Disponible en URL: http://www.fvet.uba.ar/fcvanterior/equinos/enferm_infecc_de_los_equinos-101012.pdf

  • ZOOETIS. 2015. Influenza Equina. Disponible en URL: https://www.zoetis.es/conditions/caballos/influenza-equina.aspx

Artículos relacionados

Descargar el Articulo

Para descargar el Articulo solo debes hacer clic en la imagen que te dejaremos aquí debajo.

Suscribete gratis por correo

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.