Botulismo Bovino

Enfermedad del Botulismo en el Ganado Bovino
Botulismo Bovino

Botulismo Bovino

Enfermdedad del Botulismo en Ganado Bovino

El botulismo Bovino o también llamado Enfermedad de los lomos, enfermedad del cuello flácido es una patología infecciosa bacteriana producida por el Clostridium botulinum; no es contagiosa, es de curso agudo, subagudo y sobreagudo, que afecta a varias especies de mamíferos y aves, incluyendo al hombre por lo que es una zoonosis y  se caracteriza por  una parálisis motriz mortal en el ganado bovino, causada por la ingestión de toxinas en los alimentos, es más frecuente en lugares donde no haya un adecuado manejo de excretas y en donde el manejo sanitario de los pastos es deficiente.

Etiología de Botulismo Bovino

Su causa principal es la toxina del serotipo D de Clostridium botulinum, esta a su vez es muy común en la bosta del ganado acumulada en los potreros y en materiales vegetales en descomposición.

Cuadro clínico de Botulismo Bovino

Botulismo en Bovinos

En los animales se observan problemas de tipo locomotores que se pueden al principio confundir con el derriengue, luego se observa la postración hasta terminar con una parálisis total; el cuadro clínico puede durar de pocas horas a 6 – 8 días

El cuadro clínico que se presenta esta caracterizado principalmente por;

  • Parálisis muscular y motora
  • Trastornos visuales.
  • Dificultad para masticar y tragar y babeo exagerado.
  • Incapacidad para orinar.
  • Debilidad general progresiva.
  • Posición en decúbito esternal.
  • Muerte por paro respiratorio o cardíaco.

En el hombre, esta enfermedad se da principalmente como una dificultad para enfocar la vista, luego se siente una dificultad para deglutir, para moverse hasta llegar a una parálisis total del cuerpo.

Diagnóstico de Botulismo Bovino

Botulismo Bovino

Establecer un diagnóstico de esta enfermedad en campo es complicado, por lo que se debe recurrir a un laboratorio.  Para un buen diagnóstico se basa principalmente al realizar el examen físico encontramos la presencia de la parálisis motriz y el descarte sistemático de las posibles causas ya que el microorganismo se puede aislar de tejidos de animales infectados.

El diagnóstico anatomopatológico y serológico no ofrecen ninguna ayuda.

Lo que si nos sirve de gran ayuda es hacer un filtrado del contenido intestinal del cadáver (en las aves se toma contenido del buche) y administrárselo a otro animal como a una gallina o un ratón de laboratorio por cualquier vía: digestiva, subcutánea, peritoneal, intramuscular, endovenosa, etc. Entonces concluimos que, si el animal de prueba enferma y muere por el cuadro de parálisis característico, entonces el diagnóstico es positivo.

Prevención de Botulismo Bovino

La prevención se basa en suministrar a los animales el alimento fresco, recién preparado, cuyas materias primas hayan sido almacenadas convenientemente en bodegas, amplias, limpias y bien ventiladas, ya que el Clostridium puede desarrollarse a temperaturas entre 20 y 30°C, el calor y humedad favorecen la producción de la toxina. Ratas, moscas y pájaros contaminan el alimento; por lo tanto, hay que combatirlos. Cuando se suministra alimento preparado, debe rotarse, es decir, suministrar alimento que haya llegado primero. Los sacos que hayan permanecido olvidados en el fondo de la bodega mucho tiempo no deben suministrarse a los animales. Los comederos y bebederos deben limpiarse y desinfectarse frecuentemente. Para que las vacas no enfermen debe dárseles minerales a voluntad.

Tratamiento Contra Botulismo Bovino

El tratamiento adecuado es que una vez diagnosticada la presencia del patógeno se debe implementar el saneamiento de los potreros, eliminando la mayor cantidad de heces y de pasto en descomposición.

  • Aplicar la antitoxina boltulínica.
  • El tratamiento con clorhidrato de guanidina ayuda a contrarrestar los efectos de la toxina.

Referencias Bibliográficas

  • Acha, P. N. y Szyfres. (1986) Zoonosis y Enfermedades Transmisibles Comunes al Hombre y a los Animales. 2da Ed. Edit. Organización Panamericana de la Salud. México, D.F.
  • Blood, D.C., Henderson, J.A. Y Radostits, O.M. (1988) Medicina Veterinaria. 5ta Ed. Edit. Interamericana. México.
  • De Buen de A. N. (2001) Citología Diagnostica Veterinaria 1ra Ed. Edit. El Manual Moderno. México.
  • Frappe, M. R. C. (1982) Manual de Infectología Veterinaria. (Enfermedades Bacterianas y Micóticas). 1ra Ed. Editor: Francisco Méndez Oteo. México.
  • Heidrich, H. D. (1976) Manual de Patología Bovina. 1ra Ed. Ed. Acribia. España.
  • Peñate, D. 2008. Botulismo. Enfermedades Del Ganado Bovino.

Autor: Fabian Martinez Viloria; Zootecnista

Más Artículos sobre Enfermedades Bovinas 

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta información, no se podrá difundir en ninguna forma y por ningún medio ni virtual ni impreso excepto para uso privado.

Kevin Gonzalez

Zootecnista, Magíster en Administración, Docente Universitario.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.