Reproducción Bovina

El parto de la vaca

El parto de la vaca

El parto de la vaca

El parto de la vaca

Que es el parto de una vaca

El parto de la vaca, también el llamado el nacimiento del ternero, es un evento fisiológico que da por terminada la gestación de la vaca después de más o menos 275 días desde la preñez o fecundación de la vaca. Constituye la expulsión del ternero luego de contracciones uterinas regulares, que aumentan en intensidad y frecuencia, acompañadas de cambios fisiológicos en el cuello uterino de la vaca. El parto de la vaca no solamente incluye el nacimiento de un ternero sino además la expulsión de la placenta

Es importante saber cuándo una vaca va a tener un becerro, de esta manera podrás dar una adecuada asistencia del parto que consiste primeramente en observar y solo en caso de ser necesario ayudar a la vaca durante el parto, solo si así lo requiere.

Hay varias maneras de predecir cuándo un becerro está por nacer. Siempre es mejor dejar a la vaca sola cuando tenga a su cría, pero estar cerca te permitirá llamar a un veterinario, si es necesario. También aumenta la probabilidad de que un becerro sobreviva a las primeras 24 horas críticas.

No olvide que durante el parto de la vaca Idealmente las hembras deberían parir en pasturas limpias, libres de aguas estancadas y provistas de sombra, de fácil acceso que permitan una eficaz supervisión y rápida asistencia tanto de día como de noche. También deberían presentar el máximo de facilidades para que las hembras al momento del parto puedan ser recogidas a corrales especiales para un pronto examen y asistencia. La sujeción en el parto asistido, es importante y no debe utilizarse un brete convencional ya que la vaca pare de cubito lateral.

Signos del parto de la vaca

Aumento de la ubre: El incremento de tamaño y el edema de la ubre de la vaca es uno de los signos más evidentes de parto inminente de la vaca. Es importante tener la fecha confiable del próximo parto de las hembras del lote de vacas secas y no olvidar que un aumento del tamaño de la ubre se presenta en forma prematura en las novillas a la mitad de la gestación, entre el 4-5 mes; sin embargo, en las vacas el aumento de la ubre se inicia de 2–3 semanas antes del parto. En este momento, la secreción de la ubre cambia de una sustancia pegajosa parecida al suero a una secreción densa, opaca y amarillenta conocida como calostro. La ubre se llenará de leche cerca de 3-7 días antes del parto.

En novillas es común observar el edema de la ubre, especialmente en novillas prontas a parir, que en muchos casos llega hasta el ombligo. Los pezones se ponen turgentes y pierden la elasticidad de la piel.

Órganos reproductivos: Los labios vulvares de la vacas se hacen más grandes, suaves y pierden sus pliegues. Mira a la vaca desde atrás y ve si su vulva se ve inflamada. Esto se llama salto. Se trata de una señal de que se está acercando a su fecha de parto. Esto puede ocurrir varias semanas antes del parto, pero si va acompañado por una secreción mucosa, es una señal de trabajo de parto inminente. Lee Aparato reproductor de la vaca

Signos en el cuerpo: Los ligamentos de la pelvis se van relajando, mostrando la vaca una apariencia de cadera o grupa caída. La base de la cola se presenta ahuecada y la cola levantada; esta relajación progresiva de los ligamentos coincide con el inicio de la relajación del cervix.

La relajación completa de los ligamentos del borde posterior de la pelvis, es seguida generalmente por el parto, el cual se produce dentro de las 12 horas siguientes. Los signos de inquietud, aparecen usualmente cuando el cervix se ha dilatado suficientemente y permite el paso de una mano en puño.

Registros reproductivos: No son signos pero pueden indicar fechas aproximadas del parto de las vacas. Si la vaca fue inseminada artificialmente o si tienes registros del último apareamiento, calcula la fecha del parto de la misma prevista en un calendario de gestación. La preñes o gestación es de aproximadamente 280 días, pero puede extenderse a 10 días en ambos sentidos. Supervisa la vaca 15 días antes de la fecha prevista de parto.

El proceso de parto en las vacas

Etapas del parto: Es importante conocer los aspectos normales del parto de la vaca para poder determinar si una hembra está experimentando una distocia. En la vaca el parto ocurre alrededor del día 280 de la gestación (con un rango de 10 días más o menos).

El feto es el responsable del inicio del parto, al originar una compleja cascada de eventos endocrinos, que promueven el inicio de las contracciones del miometrio y la dilatación del cérvix (primera etapa del parto), la expulsión del feto (segunda etapa del parto) y la expulsión de la placenta (tercera etapa del parto). En este sentido podemos decir que el Parto Natural de la vaca se divide en tres etapas: etapa preliminar, etapa de expulsión del feto y la expulsión de la placenta.

Primera etapa del parto de la vaca

Inicia con las contracciones del miometrio y la dilatación del cérvix, también se le denomina etapa de preparación. El feto entra al canal materno debido a las contracciones del miometrio, mientras que la presión que ejerce el feto y sus membranas favorece la dilatación del cérvix, estas contracciones desplazan a la cría y a las membranas fetales hacia cervix, esto marca el comienzo del parto cuando el cuello uterino alcanza entre 8 y 15 centímetros de diámetro.

En esta primera etapa el animal presenta signos de inquietud, mueve la cola constantemente, y de vez en cuando trata de patear su vientre. Las vaquillas (novillas) son más sensibles a las contracciones iniciales del parto. Las vacas adultas casi no presentan signos durante la etapa preliminar.

La membrana corioalantoidea, comúnmente llamada “bolsa de las aguas”, penetra y dilata el cuello uterino. En éste momento se nota mayor inquietud en el animal, arqueamiento del lomo y cola extendida. Finalmente el dolor de las contracciones obliga al animal a recostarse. Al finalizar esta etapa aparece una porción más grande de la primera “bolsa de las aguas” en la parte exterior dela vagina.

La primera etapa o etapa preliminar tiene una duración entre 2 a 3 horas en vacas y 4 a 6 horas en novillas primerizas.

Figura 1: Vaca en fase de preparación, en la que se puede distinguir la presencia del amnios que envuelve el producto.

Segunda etapa del parto de vaca: expulsión del feto

También se le conoce como etapa de labor, La expulsión exitosa del feto requiere fuertes contracciones del miometrio y de los músculos abdominales de la madre. El feto, una vez que se ubica en el canal materno, entra en un estado de hipoxia; la hipoxia fetal incrementa los movimientos del canal, lo cual estimula la ocurrencia de contracciones adicionales del miometrio.

La presencia del feto en el canal materno desencadena un reflejo para la contracción de los músculos abdominales de la madre (pujo); de esta manera, las contracciones coordinadas de los músculos del abdomen y el miometrio, junto con un canal materno preparado, permiten la expulsión del feto (figura 2).

Figura 2. La segunda etapa del parto se caracteriza por la expulsión del producto.




Hay que tomar en cuenta que ésta etapa dura de 2 a 4 horas en vacas con varios partos, y entre 3 y 6 horas en novillas primerizas. Además hay que considerar que si el la cría viene muy grande, entonces ésta etapa puede prolongarse por más de 6 horas. Al inicio de la segunda etapa, el cuello cervical está abierto 3/4 partes.

Tenga presente que tanto la bolsa de las aguas como y las manos de la cría sirven como cuña para abrir el cuello uterino de la vaca. Nunca rompa la bolsa de las aguas, porque estaría reteniendo el proceso de parto, estas se rompen naturalmente. En ésta misma etapa de expulsión, después de más de un adocena de intensas contracciones, generalmente la cría por nacer gira 1/4 de círculo en dirección contraria a las manecillas del reloj. En éste momento la cabeza de la cría por nacer comienza a ejercer presión constante sobre la parte superior del cuello uterino.

Después del rompimiento de la bolsa de las aguas, El fluido amarillento, denso, resbaladizo y viscoso contenido en esta bolsa, provee la lubricación apropiada que permitirá el paso del becerro a través del canal de parto. El tiempo promedio entre la ruptura de la primera y segunda bolsa varia de 20 a 60 minutos, puede presentarse debilitamiento temporal en la vaca o cese de esfuerzos abdominales que vuelven a comenzar al acercase a la vulva de la vagina una segunda bolsa llamada Amnios o segundo sacro que es blanquecino y sin venas.

Como un acto reflejo se va a secretar una gran cantidad de oxitocina del hipotálamo a través de la hipófisis posterior de la vaca, aumentando las contracciones del miometrio.

Esta bolsa blanquecina que suele venir junto con los miembros anteriores de la cría por nacer, contiene elementos lubricantes para un mejor desplazamiento de la cría por nacer a través del canal obstétrico. Una vez que sale la cabeza, seguirá rápidamente el resto del cuerpo.

Cuando la cría es expulsada de manera natural, el cordón umbilical se rompe a una altura de 10 a 20 centímetros de la pared abdominal, y cuando la cría por nacer es jalada por la fuerza, el cordón umbilical se rompe a nivel de la pared abdominal, lo cual predispone a hernias e infecciones del ombligo.

En ocasiones el parto precisa de asistencia. Una decisión inteligente es no perder la calma y hacerlo con cuidado y paciencia. Los casos más sencillos de ayuda se limitan a colocar correctamente el ternero y ejercer una tracción complementaria a mano o con una trócola.


Figura 3. Expulsión de la cría.

Tercera etapa del parto de vaca: expulsión de las membranas fetales

En la mayoría de las especies la expulsión de las membranas fetales ocurre inmediatamente después de la expulsión del feto (figura 3). Aunque en las especies politocas (que paren varias crías) o con gestaciones gemelares (oveja, cabra) es muy difícil separar la segunda y la tercera etapa del parto, normalmente las membranas son expulsadas con los fetos. 

El parto termina cuando se produce la expulsión de la placenta, en las vacas se produce por efecto de las contracciones. Cuando se tiene la certeza de que no se ha expulsado a partir de 8 horas se deberá extraer manualmente y realizar un tratamiento antibioterapia.

Figura 4: Expulsión de placenta

El siguiente periodo del postparto consiste en la reducción del tamaño del útero y posteriormente entre 20 y 30 días la recuperación de la ciclicidad del ciclo estral de la vaca.


Fisiología o endocrinología del parto de la vaca

En los rumiantes domésticos, a medida que la gestación avanza, la corteza adrenal del feto se vuelve más sensible a la hormona adenocorticotrópica (ACTH).

Este proceso de maduración es esencial para el inicio del parto, pues al final de la gestación, un estado de estrés en el feto originará que su hipotálamo secrete la hormona liberadora de la ACTH, que a su vez va a desencadenar la liberación de la ACTH por la adenohipófisis, la cual estimula la corteza adrenal del feto para producir cortisol (figura 5).

El cortisol fetal activa los sistemas enzimáticos de la placenta, con lo cual se origina un incremento en la producción de estrógenos, a expensas de la progesterona. La disminución de progesterona permite el cese del bloqueo provocado en el miometrio, que hasta entonces se encuentra en un estado pasivo, mientras que el incremento de los estrógenos favorece la síntesis de prostaglandinas y oxitocina, hormonas que estimulan la actividad de la musculatura uterina.

En los animales domésticos y los primates, la síntesis y liberación acelerada de la PGF2α inician el proceso final del parto. En general, esto ocurre de 24 a 36 horas antes del término, en los animales domésticos. Probablemente, los estrógenos son importantes para el inicio de la oleada de la PGF2α  en ciertas especies, mientras que en otras, la oxitocina puede ser el factor que estimula la liberación de la PGF2α.

Por ejemplo, en la yegua, la administración intravenosa de pequeñas cantidades de oxitocina cerca del término produce una liberación masiva de la PGF2α en pocos minutos y con ello, el inicio del trabajo de parto.

Figura 5: Resumen de la cadena de procesos endocrinos que desencadenan el parto




A medida que el estradiol y la prostaglandina se elevan, el miometrio incrementa notablemente su contractilidad. La PGF2α tiene un efecto directo en la musculatura uterina al aumentar su estado contráctil; este incremento es importante para el inicio de la primera etapa del parto, y permite que el feto logre su estática normal en el canal materno.

Las prostaglandinas (PGE 2 y la PGF2α) hacen posible la relajación y la dilatación del cérvix, lo que favorece el paso del producto. Otra hormona involucrada en este proceso de formación del canal materno es la relaxina, que causa un reblandecimiento del tejido conectivo en el cérvix y promueve la elasticidad de los ligamentos pélvicos; su síntesis es estimulada por la PGF2α.

Al incrementarse las contracciones uterinas, la presión estimula las neuronas sensitivas del cérvix; en seguida se establecen sinapsis con las del cordón espinal y finalmente con las neuronas hipotalámicas productoras de oxitocina. La oxitocina que se libera a la circulación sistémica actúa facilitando las contracciones del miometrio iniciadas por el estradiol y la PGF2α (figura 6).

A medida que la presión contra  el cérvix continúa incrementándose, la fuerza de contracción de la musculatura alcanza un pico; cuando esto ocurre, el feto entra en el canal cervical y la primera etapa del parto se completa.   

La expulsión exitosa del feto requiere de fuertes contracciones del miometrio y de los músculos abdominales de la madre. La presencia del feto en el canal materno desencadena un reflejo para la contracciónde los músculos abdominales de la madre (pujo), de esta manera, las contracciones coordinadas de los músculos del abdomen y el miometrio, y un canal materno preparado, permiten la expulsión del feto. 

La expulsión de las membranas fetales en la mayoría de las especies ocurre inmediatamente después de la expulsión del feto; para ello se requiere que las vellosidades coriónicas se separen de sus criptas en el lado materno de la placenta; esta separación es provocada por una poderosa vasoconstricción de las arterias en las vellosidades.

Figura 6: Reflejo neuroendocrino (reflejo de Ferguson) que desencadena la secreción de oxitocina durante el parto. La oxitocina causa la contracción de la musculatura uterina




Para mayor profundidad les dejos estos dos vídeos

Parte 2

Descarga el articulo: El parto de la vaca

Articulos relacionados

No olvides suscribirte por correo gratis aqui

2 Comentarios

  1. Lore

    Tendrás algún artículo que hable de la relación de la fertilidad baja con la grasa de la leche baja y alta la proteína de la leche

  2. richard

    EXCELENTE ARTICULO KEVIN GRACIAS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Revisa Política de Privacidad

Revisa Política de cookies

Tema creado por Anders Norén