Enfermedades bovinas

Mastitis bovina

Mastitis bovina

Mastitis bovina

Que es la Mastitis bovina

Por: Kevin Gonzalez Martinez (Zootecnista, Especialista en Gerencia de Proyectos, Magister en Administración)

La mastitis es una inflamación o irritación de la glándula mamaria producida por diversos agentes, principalmente de tipo infeccioso, caracterizándose por cambios físicos y químicos en la composición de la leche y ocasionando alteraciones patológicas localizadas en la glándula mamaria, puede presentarse en diferentes formas aguda, subaguda y crónica (Magariños, 2000), sin embargo el tipo mas frecuente e importante es la forma subclínica (Blanco, 2001; Harmon, 1994 y Kitchen, 1981 Citados por Faria et al., 2005).

Esta genera grandes pérdidas económicas representadas en la disminución de la producción, alteración de la calidad de la leche, fuente de contaminación para otros animales, altos costos por tratamiento y los descartes, y por el riesgo potencial que presentan para la salud humana donde su importancia se debe a ausencia de síntomas visibles lo que la convierten un enemigo peligrosa en la ganadería  (Cerón et al., 2007).

Fotografia: jairoserrano.com

La mastitis es una de las causas importantes de las pérdidas económicas en los sistemas lecheros ya que representa aproximadamente el 26% del costo total de las enfermedades.

El daño económico causado por la mastitis, puede ser directo o indirecto. El directo se expresa por la baja productividad y el deterioro en la calidad de la leche (reducción del 30%), por el costo de los antibióticos empleados, por el sacrificio obligado del animal, y por los servicios veterinarios (Pech et al., 2007).

Otras perdidas estan dadas por el desecho de la leche contaminada (14%), el costo empleado en el tratamiento de los casos clínicos (9%), al incremento en gastos por concepto de reemplazos (13% – 25%) anual, por las pérdidas en el potencial genético, la disminución de leche por cuarto afectado (9 – 30%) y la reducción en el precio de venta (5%) (Pech et al., 2007).

Es particularmente significativo el hecho de que estas pérdidas sean el doble de altas que las pérdidas por infertilidad y problemas reproductivos (philpot, 1996). Aunque estas pérdidas están bien documentadas por múltiples investigaciones, el problema no es aún comprendido en toda su magnitud por muchos ganaderos.

El consejo nacional de mastitis de estados unidos (national mastitis council, 1996) estimó que las pérdidas en este país y canadá suman dos mil y mil millones de dólares al año, respectivamente y un promedio de 200 dólares/vaca/año.

Estos valores confirman que del 70-80% de todas las pérdidas son asociadas con la mastitis subclínica y sólo del 20-30% se deben a mastitis clínica. en cuba, estudios llevados a cabo en la década del 80 indican pérdidas del 12% de la producción total y de $ 129.04/vaca/año (fustes et al., 1983).

Imagen relacionada

Síntomas de la mastitis

Los síntomas de la enfermedad se reducen a los siguientes aspectos:

  • Un aumento de leucocitos en la leche. Esto se detecta con pruebas sencillas que pueden efectuar los ganaderos en el establo.
  • Pezones duros e inflamados.
  • Molestia de las vacas al ordeñarlas.
  • Reducción de la producción de leche.

Resultado de imagen para mastitis bovino

Causas principales de la Mastitis 

Los estudios indican que entre el 10 y el 15% de la mastitis es de carácter genético, es decir que es heredada del padre o la madre.

De acuerdo con Philipot, no existen razas más susceptibles que otras a ser afectadas por la enfermedad. Sin embargo, con trabajo genético se pueden obtener animales más resistentes al mal.

Las condiciones ambientales son determinantes a la hora de prevenir la enfermedad. Cuando los animales son manipulados en barriales y lodazales existen mayores posibilidades de ser afectados por la denominada mastitis ambiental.

Asimismo, en regiones con altas temperaturas es mayor el riesgo de la enfermedad, debido al aumento del estrés de las vacas.

Como prevenir y controlar la Mastitis bovina

Deberá seguir los siguientes pasos para controlar la mastitis.

1) Cuidados del equipo de ordeño

  • Se deberá de tomar en cuenta las recomendaciones del fabricante para el buen funcionamiento del equipo.
  • Asegúrese de que el equipo de ordeño tenga el tamaño adecuado para manejar el número de vacas que se tiene en la explotación.
  • Esterilice o desinfecte el equipo de ordeño con cloro al 1% antes de cada ordeño y lave el equipo al final de cada tarea.
  • Cambie las mamilas cada 1,200 ordeños.

2) Técnicas y rutina de Ordeño 

La mastitis está intirnamente relacionada con el proceso de ordeño por lo tanto el método o la rutina de ordeño debe estar enfocada a la conservación de la salud de la ubre.

  1. Revisar a la vaca para detectar señales o signos visibles de mastitis.
  2. Limpiar la suciedad excesiva de los pezones, preferentemente en seco o en caso necesario con agua a baja presión (únicamente el pezón) y secarlo con toallas individuales limpias.
  3. Aplicar el presellador y dejarlo actuar 30 segundos.
  4. Despuntar y revisar 105 2 primeros chorros sobre el tazón de fondo oscuro buscando la presencia de coágulos o secreciones anormales
  5. Secar los pezones con toallas individuales preferentemente de papel.
  6.  Colocar las unidades del ordeño entre los 60-90 segundos posteriores al inicio de la estimulación o iniciar el ordeño manual con las manos limpias y desinfectadas.
  7. Al finalizar, retirar la unidad de ordeño cerrando previamente la fuente de vacío.
  8. Aplicar el sellador de pezones.
  9. Evitar que las vacas se echen en lugares húmedos o sucios al menos durante los primeros 15 minutos posteriores al ordeño
  10. Use siempre una solución desinfectante tibia para lavar cada ubre y preselle con cloro al 0.5% durante 30 segundos.
  11. Seque perfectamente bien los pezones y ubre, utilizando toallas de papel.
  12. Despunte los primeros chorros de leche en un tazón de fondo obscuro y cheque la presencia o no de grumos. Evite los deslizamientos o rechinidos, ajustando o lo alineando el equipo de ordeño.
  13. Utilice un sellador efectivo inmediatamente después de quitar la maquina.

3) Adecuado Manajo de la vaca escotera 

Es el momento más adecuado para dar tratamiento antibiótico a las vacas con mastitis sub-clínica con el propósito de evitar secar vacas enfermas. se sugiere seguir el siguiente protocolo:

  • Hacer prueba de california 8 a 15 días antes de la fecha tentativa de secado, así mismo dar tratamiento con antibióticos a todas las vacas que resulten positivas (Clínica o sub Clinica). Repetir la prueba de california y una vez que resulta negativa, proceder a secarla.
  • Disminuya la producción de leche hasta menos de 15 a 20 It por día, antes de secarla.
  • Utilice el método de secado súbito y un tubo secador comercial por cuarto después de la última ordeña.
  • Primero selle y después desinfecte la punta del pezón con un algodón mojado en alcohol.
  • Como medida de prevención, durante una semana, diariamente selle los pezones después del secado y antes del parto.
  • Si tiene vacas que su secado dure más de 90 días, use tubos secadores cada 45 días.
  • Si su hato tuviera mastitis clínica en vaquillas de primer parto, utilice tubos secadores 15 días antes del parto.

La alimentación de la vaca durante este periodo es importante Suspender el concentrado durante el día previo al secado ayuda a inhibir la síntesis y secreción de leche. Debe alimentarse a la vaca durante dos días exclusivamente con forraje y con agua a libre acceso y después incorporarla a la dieta de vaca seca

4. Descartar vacas crónicas

  • Cuando en su hato existan vacas que han sido tratadas por períodos largos y no respondan al medicamento es preferible desecharlas.
  • Si al hacer un análisis clínico detecta que su explotación tiene vacas con conteo de células somáticas por arriba de 500,000 células por mililitro de leche, deséchelas.
  • – Cuando decida introducir nuevas vacas al establo, revise en lo posible la información individual de mastitis y sepárelo del hato y realice un muestreo de laboratorio.

Existen estudios que han detectado que cerca del 40% de los casos clínicos de mastitis son presentados por el 7% de las vacas, que el 50%, de la leche descartada proviene del 6% de las vacas y que el 64% de las vacas que han tenido dos episodios de mastitis clínica en la actual lactancia tendrán otro antes de finalizar la lactancia.

Las vacas con mastitis crónica con episodios frecuentes de mastitis clínica son un reservorio de microorganismos que pueden diseminarse a otras vacas, por lo tanto deben ser identificadas y eliminadas del hato.

5) Analizar la información en registros sanitarios 

  • Realice la prueba de California semanalmente y registre la información.
  • Lleve los registros por vaca, anotando número de vaca, tratamiento, cuarto afectado, fecha, producto utilizado, vía de administración, días de tratamiento y tipo de mastitis.

Sin título

6) Manejar buena higiene del lugar

Las bacterias abundan en los lugares donde las vacas descansan y son la principal fuente de infección Buenas prácticas de mantenimiento de los echaderos evita en gran medida la penetración de microorganismos al interior de la ubre.

Mover diariamente la tierra en los lugares donde descansan la svacas y mantener el lugar libre de humedad ha demostrado ser muy Otil en el control de la mastitis clínica y sub clínica.

El efecto benéfico de esta práctica puede evaluarse directamente en la disminución del contenido de células somáticas y el mejoramiento de la calidad de la leche.

En resumen se debe:

  • Cuide de que donde las vacas descansan esté limpio.
  • Desinfecte y limpie las áreas de descanso, utilizando cal.
  • Evite tener una sobre población de animales en los corrales.

7) Monitoriar la salud de la ubre

  • Revise el pezón, principalmente la punta, diariamente, durante la ordeña, para detectar alguna lesión
  • Tome pruebas de leche y enviélas al laboratorio para su análisis de vacas sospechosas.
  • Utilice la prueba de California para monitorear vacas sospechosas.
  • Revise o palpe con frecuencia los cuartos de manera individual.

8) Revisión programa de control de la enfermedad 

  • Designe a una persona para que realice las pruebas de California.
  • Capacite de manera periódica a los ordeñadores en el cuidado y manejo de la ubre.
  • Analice los registros de manera individual, por cuarto de manera periódica.

9) Determinar metas del manejo

  • Revise mensualmente los registros que cada ordeñador lleva para las pruebas de mastitis y establezca objetivos para disminuirla.
  • Determine que tan efectivos fueron los tratamientos y el porcentaje de curación.

vídeo como identificar la Mastitis. 

Tratamiento adecuado de la Mastitis

Los tratamientos para los animales afectados por mastitis, deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Desinfecte la punta de cada pezón con algodón y benzal, antes de aplicar cualquier infusión dentro de la ubre.
  • Utilice jeringas para tratamientos individuales, en lugar de las multidósis, así mismo la introducción de la punta de la jeringa en el pezón deberá de ser parcial. Tenga cuidado en el uso de los productos, revisando fechas de almacenamiento y caducidad.

Someter a tratamiento a las vacas que presentan síntomas de mastitis no severa. Este trabajo se debe hacer con la orientación de un Veterinario, ya que, además de las prácticas culturales, es necesario aplicar droga que contribuya a detener el avance del mal. También hay que identificar los animales con mastitis crónica y retirarlos del hato debido a la imposibilidad de ser recuperados. Sin embargo, hay que aclarar que la mastitis no es una enfermedad contagiosa, aunque un porcentaje de su presencia se debe causas hereditarias.

Tratar durante la lactancia, sólo las vacas con mastitis clínica, de acuerdo con las recomendaciones del médico veterinario y concluir con la aplicación de productos para vacas secas, lo que previene la aparición de la enfermedad en la siguiente lactancia.

A los animales con mastitis subclínica, se les debe tratar sólo en el momento de secarse, con un producto para vacas secas.

Usar sólo la droga indicada por el médico veterinario, de acuerdo con el resultado del antibiograma, que determina cual es la más efectiva.

Leer cuidadosamente el rótulo del producto, especialmente en lo relacionado con el “tiempo de retiro” de la droga, que hace referencia al número de días que deben transcurrir entre la aplicación y el momento de enviar la leche para el consumo.

Durante este período, la leche de los animales tratados debe desecharse.

Al aplicar los productos para vacas secas, hay que desinfectar el pezón e introducir menos de 1 centímetro de la cánula

7 Comentarios

  1. Jose luis najera chuc

    Exelente . Explicacion las observaciones en los animales es importante sobre todo cuando tenemos una explotacion intensiva .

    • Kevin Gonzalez

      Tienes toda la razón amigo Jose, Saludos

  2. Alejandro

    Gracias por compartir tan importante tema, en relación al manejo y la sanidad en el hato.

  3. Pablo Pozo

    Buena la informacio para las personas q manejamos un hato lechero

  4. Pablo Pozo

    Amigo esta informacion es buena como pude decargarla o subala en pdf

No se admiten más comentarios

Desarrollado Por OzunaSoft