Anatomía y fisiología del Aparato reproductor de la yegua

Aparato reproductor de la yegua.

El aparato reproductivo de la yegua esta suspendido por una lámina doble del peritoneo que sostiene los ovarios, los oviductos, el útero, el cérvix y la parte anterior de la vagina, este se denominada  ligamento ancho y se une a la pared abdominal de la yegua en la región sublumbar, dorsalmente a la vejiga. Igualmente el ligamento  ancho aloja el sistema vascular, el drenaje linfático y los nervios.

Aparato reproductor de la yegua.

Los órganos reproductivos de la yegua están constituidos por dos ovarios y el sistema de conductos femeninos que incluye los oviductos, útero, cérvix, vagina, vestíbulo vaginal y labios vulvares.

Los genitales internos están sostenidos por el ligamento ancho el cual se subdivide teóricamente en mesovario porque sostiene los ovarios, mesosalpinx porque sostiene los salpinges u oviductos y mesometrio porque sostiene el útero Los genitales externos están constituidos por los labios mayores que posee la vulva, cuya posición es vertical pero con la edad cambia a horizontal, lo cual también puede ocurrir en hembras preñadas por la tracción que ejerce el útero grávido.

Puedes leer también El Ciclo estral de la yegua

Así pues tenemos:

Ovarios de la yegua

 Ovarios de la yegua (1)

Son los órganos reproductores primarios en la hembra; son de forma arriñonada debido a la presencia de la fosa ovulatoria, 2 a 3 veces más grandes que los de la vaca. Mide aproximadamente 7.0 x 3.5 x 2.5, producen los gametos femeninos (el óvulo) y las hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progestágenos). La yegua es un animal MONOTOCO y paren normalmente un producto en cada periodo gestacional, por lo tanto se produce un óvulo en cada ciclo estral.

El ovario está compuesto por la médula y la corteza, en la yegua estas se encuentran invertidas, la medula externa constituye el tejido estructural mientras que los folículos se producen en la corteza central. La médula está compuesta de vasos sanguíneos, nervios y tejido conjuntivo. La corteza tiene las células y capas de tejido asociadas con el óvulo y la producción de hormonas; el parénquima, es conocido como la capa funcional porque contiene los folículos ováricos y las células que producen hormonas ováricas.

Un folículo primario es una célula germinal rodeada de una capa simple de células, algunos de éstos alcanzan la madurez y son liberados dentro del sistema de conductos para su posible fertilización y desarrollo del producto. La mayoría inician el desarrollo y no lo completan tomándose atrésicos (degenerados).

El folículo primario está en constante estado de crecimiento y maduración. Las células del folículo rodean al huevo potencial, dando origen al folículo secundario, cuando el folículo logra acumular líquido entre sus células se clasifica como terciario. Este, ya maduro, ejerce presión sobre la túnica albugínea tomando la apariencia de una vejiga llena de líquido en la superficie del ovario que se llama folículo de Graaf. El líquido en el antro del folículo terciario es rico en estrógenos y se llama líquido folicular. El cúmulos oophorus, es un montecillo de células, se localiza en un lado del antro. El huevo potencial descansa sobre los cúmulos oophorus protegido por la corona radiada.

Te puede interesar también Como saber si una yegua esta en celo

Al final del crecimiento folicular; el folículo dominante que es el que contiene una mayor cantidad de estrógenos que actuaran como indicador de la maduración; una secreción masiva de gonadotropina LH, conocida como pico de LH, activa la maduración final y la ovulación del folículo dominante; los folículos restantes son eliminados por atresia folicular, esto en animales monótonos como es el caso de la yeguas.

Una vez se ha producido la ovulación, los elementos residuales del folículo se reorganizan para formar un cuerpo lúteo con la función endocrina de secreción de progesterona. Como consecuencia de la ovulación, la lamina basal se rompe originando una pequeña hemorragia en la cavidad, producida por la ruptura de los vasos sanguíneos. El coagulo formado se denomina cuerpo hemorrágico.

Las células epiteliales que revisten la cavidad folicular, comienzan a multiplicarse bajo el influjo de la LH, desarrollando así el cuerpo amarillo o cuerpo lúteo que se proyecta a la superficie del ovario.

Si el ovulo ha sido fecundado y sigue el proceso de gestación, el cuerpo lúteo perdura, actuando como una glándula endocrina que secreta progesterona, esencial para mantener la gestación.

Por el contrario si la fecundación no se realiza, el cuerpo lúteo, involuciona y desaparece, desarrollándose en su lugar un proceso cicatrizal llamado cuerpo blanco.

Ovarios de la yegua (1)

 Oviductos de la yegua

 Oviductos de la yegua

Los oviductos (llamados también trompas de Falopio o salpinx) son un par de tubos enrollados que se extienden desde cerca de los ovarios hasta las puntas de los cuerpos uterinos, con los que se continúan, y están suspendidos por el mesosalpinx, pliegue peritoneal derivado del ligamento ancho, su longitud es de 25 cm. En sus funciones se incluye, el transporte de huevos y espermatozoides, además, son el sitio de fertilización y el lugar de las divisiones celulares primarias del embrión. Consta de tres capas: túnica serosa, túnica muscular y túnica mucosa.

El oviducto, se divide en tres segmentos. La abertura en forma de embudo cerca de los ovarios es el infundíbulo. En la yegua, el infundíbulo está separado del ovario, con numerosos pliegues en la mucosa. El ámpula es el segmento medio, tiene de 3 a 5 mm. de diámetro y forma casi la mitad de la longitud total del oviducto. El revestimiento mucoso del ámpula tiene de 20 a 40 pliegues longitudinales, lo cual aumenta considerablemente el área de la luz. El ámpula se une al istmo, el tercer segmento, a nivel de la unión ampular ístmica. Esta unión es difícil de situar anatómicamente, y se ha descrito como una estructura que retrasa al óvulo varias horas durante el transporte.

La fertilización ocurre en esta unión. El istmo es más pequeño que el ámpula, con un diámetro de 0.5 a 1 mm. El istmo se une con la punta del cuerno uterino a nivel de la unión uterotubaria. En general, la actividad del oviducto es estimulada por los estrógenos e inhibida por los progestágenos.

Oviductos de la yegua

El ámpula es el sitio donde ocurre la capacitación del espermatozoide y la fecundación del ovulo. El ovulo permanece en el oviducto durante varios días, siendo regulado su transporte por los movimientos peristálticos y antiperistálticos del oviducto.

El oviducto posee un fluido oviductal que favorece la capacitación del espermatozoide, dicho fluido esta constituido por trasudados del suero sanguíneo y productos de secreción de los gránulos de las células secretoras del epitelio oviductal. Contiene glucoproteinas como la albúmina y la prealbúmina.

Útero de la yegua

 Útero de la yegua

Es el sitio donde se desarrolla la placenta para la nutrición hematotrófica del feto permanece en reposo en la gestación y en el parto sufre contracción peristálticas que inducen la expulsión del feto y sus membranas, se extiende desde la unión uterotubaria del cérvix. En la yegua la longitud total varía de 35 a 50 cm. La principal función del útero es retener y nutrir al embrión o feto. Antes que el embrión se adhiera al útero, la alimentación proviene del vitelo que contiene el embrión y de la leche uterina secretada por las glándulas de la capa mucosa del útero.

Después de adherirse al útero, los nutrientes y productos de deshecho son conducidos por la red de circulación materno- fetal, a través de la placenta. La yegua posee un útero bipartido. Tiene un cuerpo uterino prominente anterior al conducto cervical y dos cuernos uterinos.

Como en el oviducto, la túnica serosa es la capa externa del útero. El miometrio, la capa intermedia, está compuesto de dos capas longitudinales delgadas de músculo liso, con una capa circular más gruesa comprimida entre ellas. Los estrógenos aumentan el tono del miometrio, proporcionando al útero una consistencia “erecta Los progestágenos disminuyen el tono del miometrio causando que el útero se torne más flácido.

El endometrio, es la mucosa que recubre al útero, es más complejo que el resto del sistema de conductos y posee glándulas simples. Los estrógenos aumentan la irrigación causando engrosamiento del endometrio y estimulan el crecimiento de las glándulas endometriales. Los progestágenos causan que las glándulas endometriales se enrosquen, se ramifiquen y secreten la leche uterina. Las acciones sinergistas de los estrógenos y progestágenos en el endometrio preparan al útero para la preñez.

El endometrio proporciona un mecanismo para la adhesión de las membranas extraembrionarias o fetales. Esta unión forma la placenta, y al proceso se le denomina placentación. Con la formación de la placenta, los nutrientes de la sangre materna pueden ser transferidos a la sangre embrionaria o fetal y los productos de deshecho de la sangre embrionaria se pueden eliminar a través de los sistemas maternos.

La yegua posee una adhesión placentaria difusa superficial, clasificándose como epiteliocoriónica. Esto significa que no ocurre erosión de los tejidos de las membranas extraembrionarias ni en el endometrio durante la formación de la placenta. Los nutrientes y gases de la sangre materna deben pasar a través de las capas de tejidos maternos, extraembrionarios para alcanzar la sangre embrionaria y viceversa.

Sus funciones son:

  • Por las contracciones del miometrio durante el estro, se facilita el transporte de los espermatozoides desde el cuerpo uterino hasta el oviducto.
  • Produce las secreciones necesarias para iniciar la capacitación espermática.
  • Interviene en la regulación de la vida funcional del cuerpo loteó.
  • Secreta los carbohidratos y las proteínas necesarias para la nutrición histotrófica del embrión y los factores y los factores para la subsecuente implantación.
  • Es el sitio donde se desarrolla la placenta para la nutrición hemetotrófica del feto.
  • Cambia de tamaño, estructura y posición para acomodar al prenato a medida que este crece.
  • Permanece en reposo durante la gestación, y en el parto sufre contracciones peristálticas que inducen a la expulsión del feto y sus membranas.

Cérvix o cuello uterino de la yegua

Es una estructura esfinteriana que se proyecta caudalmente en la vagina Aunque técnicamente es una parte del útero, el cérvix se describe como un órgano distinto. Posee una pared gruesa y rígida, la terminación anterior se continúa con el cuerpo del útero, en tanto que la Terminal posterior se orienta hacia la vagina. La longitud varía de 5 a 10 cm., con un diámetro externo de 2 a 5 cm. Se define como un conducto que se abre en el útero. La función primaria del cérvix es prevenir la contaminación microbiana del útero; sin embargo, también puede servir como reservorio para el esperma después del apareamiento. El semen se deposita en el cérvix durante la monta natural en las yeguas.

Altos niveles de estrógenos hacen que el conducto cervical se dilate durante el estro (celó). El sinergismo entre los grandes niveles de estrógenos y la relaxina causa una mayor dilatación un poco antes del parto. Esta dilatación del conducto al parecer hace al útero más vulnerable a los organismos invasores. Sin embargo, los estrógenos causan que las células epiteliales del cérvix secreten moco, el cual posee propiedades antibacterianas, con lo cual se protege al útero. Durante la preñez, el moco se engruesa y forma un tapón gelatinoso que sella y protege al útero. La eliminación del tapón mucoso incrementa las posibilidades de aborto.

El tapón mucoso o moco cervical varia en su composición con el ciclo estral de la yegua y esta formado por macromoléculas de mucina de origen epitelial, o sea compuesto de glicoproteinas que contienen cerca del 25 % de proteínas y 75 % de carbohidratos. También contiene enzimas como la glucoronidasa, amilasa, fosforilasa, fosfatasa y esteraza.

Vagina de la yegua

La vagina es un órgano muscular dilatable que facilita la copula y el paso del feto durante el parto, tiene forma tubular, es de paredes delgadas y completamente elástica, es un órgano muscular dilatable que facilita la copula y el paso del feto durante el parto además de ser el conducto escretor de las secreciones del cervix, del endometrio y del oviducto Tiene 25 a 30 cm. de longitud. Es el órgano femenino para la cópula.

Las células epiteliales de la vagina se cornifican (se vuelven células sin núcleo) bajo la influencia de los estrógenos. En la yegua no observan cambios notorios en le epitelio a través del ciclo estral los frotis vaginales se pueden utilizar como ayuda para detectar el estro, aunque este procedimiento es más útil en animales de laboratorio, no obstante durante el diestro y el anestro el epitelio vaginal está cubierto por una secreción de color pardo pegajosa bajo la influencia de la progesterona, la cubierta epitelial se regenera. La vagina sirve como conducto excretor de las secreciones del cervix, del endometrio y del oviducto. También es el canal del nacimiento durante el parto. Durante el diestro y el anestro el epitelio vaginal está cubierto por una secreción de color pardo, pegajosa.

Vulva de la yegua

 

La vulva u órgano genital externo consta del vestíbulo con sus anexos y labios. El vestíbulo es la parte del sistema de conductos femeninos que es común tanto al sistema reproductor como al urinario. Tiene 10 a 12 cm. de longitud, uniéndose a la vagina en el orificio uretral externo. En este punto el himen se encuentra bien definido en la yegua. Posterior al orificio uretral externo, se localiza el divertículo suburetral (bolsa cerrada). El labio consta de labio menor, pliegues internos o labios de la vulva y labio mayor, pliegues externos o labios de la vulva.

El clítoris, homólogo del glande del pene en el macho, se localiza ventralmente un cm. dentro del labio. Contiene tejido eréctil con abundantes nervios sensoriales y se le encuentra erecto durante el estro. En la yegua es la excepción. Durante el estro en la yegua, las contracciones frecuentes del labio exponen al clítoris erecto. Las glándulas vestibulares, localizadas en la parte posterior del vestíbulo, son activas durante el estro y secretan un moco lubricante para la cópula.

Aunque el sistema reproductor femenino descansa parcialmente en el piso de la pelvis, el ligamento ancho se considera como la principal estructura de sostén. Este ligamento sostiene a los-ovarios, oviductos y útero de ambos lados de la pared dorsal de la pelvis. Los vasos sanguíneos y nervios pasan a través del ligamento ancho del sistema reproductor femenino. Este sistema está inervado principalmente por nervios autónomos, sin embargo, se encuentran nervios sensoriales en la región de la vulva, en especial en la región del clítoris.

Las arterias ováricas, también llamadas arterias uteroováricas, se ramifican e irrigan a los ovarios, oviductos y parte de los cuernos uterinos. Estas arterias son más grandes en el lado del ovario que posee un cuerpo lúteo activo. La arteria uterina media proporciona sangre al resto de los cuernos uterinos y al cuerpo del útero. Este aumenta durante las fases media y final de la preñez y se puede palpar como ayuda en el diagnóstico de preñez en yeguas. La arteria hipogástrica se ramifica para irrigar el cervix, la vagina y la vulva.

Glándula mamaria de la yegua

Glándula mamaria de la yegua

Se encuentra ubicada en la región inguinal, en la parte más alta entre las extremidades traseras, rozando con el borde interno de estas. Consta de dos complejos glandulares independientes que se unen externamente, cada uno de los cuales terminando en un pezón proyectado hacia abajo y levemente hacia delante. Cada pezón posee entre 2 y 5 agujeros por donde se secreta la leche por el reflejo de la succión producida por el potro al momento de alimentarse.

Mas artículos 

No olvides suscribirte por correo aqui

Mas Información 

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star