Enfermedades de los Equinos

Encefalitis Equina

Encefalitis Equina

Encefalitis Equina

Encefalitis Equina

Por: Fabian Martinez Viloria; Zootecnista

Encefalitis Equina

Encefalitis Equina

La Encefalitis Equina o West Nile Virus (Fiebre del Nilo Occidental) es un virus originario de África, en donde ha existido desde hace muchos años, y se ha expandido a nivel mundial a través de aves migratorias. Se transmite a los mamíferos por la picadura de mosquitos Culex en la mayoría de los casos, una vez el mosquito transmite el virus al caballo, este viaja por el torrente sanguíneo hasta llegar al cerebro y la medula espinal inflamándolos, lo que genera graves síntomas neurológicos e incluso la muerte del animal. Se debe tener claro que esta enfermedad no tiene cura, pero se puede proteger a los animales mediante vacunación.

Síntomas de la Encefalitis Equina

Síntomas de la Encefalitis Equina

Síntomas de la Encefalitis Equina

Los síntomas de esta enfermedad pueden aparecer entre los 3-15 días posteriores a la infección del animal y puede estar acompañado de:

  • Gripe y fiebre
  • Depresión y el animal presentara pérdida del apetito.
  • Dificultad grave para deglutir.
  • Presentará una serie de trastornos en la visión.
  • Animales con la cabeza inclinada.
  • Tropiezos, debilidad en los músculos, tics nerviosos.
  • El animal no se puede mantener en pie.
  • Los animales pueden convulsionar y entrar en Coma.

Diagnosis de la Encefalitis Equina

Diagnosis de la Encefalitis Equina

Diagnosis de la Encefalitis Equina

Si un caballo presenta alguno o varios de los síntomas neurológicos descritos, se debe pensar en la infección por el West Nile Virus. Sospechar de WNV es especialmente importante, si el caballo no ha sido vacunado contra el virus y si existe una posible exposición al mosquito vector. Los casos potenciales se deben diagnosticar rápidamente para iniciar cuanto antes el tratamiento de apoyo necesario; por eso es muy importante solicitar asistencia veterinaria si el caballo presenta algún comportamiento anormal (ZOOETIS 2015).

El diagnóstico definitivo para descartar cualquier otra enfermedad neurológica (por ejemplo, rabia, herpes virus) sólo es posible mediante análisis de laboratorio; además es importante tener correctamente anotadas todas las vacunas que hayan sido administradas en el pasado al caballo, para ayudar al diagnóstico de esta enfermedad. Normalmente los análisis de laboratorio se hacen con muestras de sangre para identificar antígenos o anticuerpos del WNV existentes en el suero (ZOOETIS 2015).

Tratamiento de la Encefalitis Equina

En condiciones naturales los caballos producen anticuerpos específicos contra el West Nile Virus, lo que les permite superar los casos leves de la enfermedad provocada por este virus. Sin embargo, todos los casos diagnosticados requieren atención veterinaria. No existe ningún tratamiento específico que cure la Fiebre del Nilo Occidental: el tratamiento es “de apoyo”; se intenta controlar la enfermedad a la vez que se proporcionan los cuidados sanitarios necesarios. Si un caballo presenta síntomas neurológicos graves habrá que ingresarlo en un hospital. Estos caballos tienen que estar en un entorno seguro, con paredes acolchadas y cama abundante, e incluso pueden necesitar un protector para la cabeza para evitar que se hagan daño. Si no pueden permanecer de pie sin ayuda pueden requerir algún tipo de sujeción (ZOOETIS 2015).

Es importante garantizar una hidratación y nutrición adecuadas; si el caballo no puede ingerirlos voluntariamente, puede necesitar líquidos y nutrición intravenosos. Otros fármacos que pueden incorporarse al tratamiento son antiinflamatorios no esteroideos, sedantes y antivirales, aunque la utilidad de estos últimos todavía no está clara. La recuperación de estos casos clínicos puede necesitar varios meses. Aunque el caballo sobreviva a un cuadro grave de la enfermedad, puede haber sufrido lesiones permanentes en el sistema nervioso central (ZOOETIS 2015).

Prevención de la Encefalitis Equina

Como se mencionó anteriormente, si se desea prevenir esta enfermedad es de suma importancia vacunar a los caballos y realizar estrictos programas enfocados en controlar y erradicar a los mosquitos ya que estos actuaran como vectores.

Vacunación

La vacunación puede reducir mucho el riesgo de que los caballos sufran las consecuencias del WNV. Su eficacia se ha demostrado con gran éxito en Estados Unidos, donde el número de casos equinos ha ido descendiendo año tras año desde el gran brote de 2002, gracias a la utilización masiva de vacunas. Para proteger a los caballos contra el West Nile Virus el programa de vacunación debe haberse completado antes de la estación de los mosquitos (que puede variar mucho de un año a otro), para que el caballo esté perfectamente protegido cuando existe un riesgo real de ser picado (ZOOETIS 2015).

Control de los vectores (mosquitos)

Los insecticidas son un método simple y eficaz para reducir las poblaciones de mosquitos adultos. Para controlar la principal fuente de mosquitos es importante centrarse en eliminar los habitats donde crían, con el fin de reducir el número de sus larvas (ZOOETIS 2015).

  • Cambiar el agua de los bebederos a diario o mínimo cada 3 – 4 días.
  • Elimine cualquier recipiente que puedan almacenar agua y se debe mantener todo lo que este cerca al animal limpio y ordenado.
  • Periódicamente se debe limpiar y retirar todo tipo de residuos de desagüe y así evitar acumulación de agua.

Reduzca la exposición de los caballos a los mosquitos

  • En horas en las que los mosquitos están más activos, se debe encerrar a los animales.
  • Apague las luces para evitar que los mosquitos sean atraídos.
  • Colocar mosquiteras en las ventanas de las pesebreras.

Referencias Bibliográficas

ZOOETIS. 2015. West Nile Virus, encefalitis O Fiebre Del Nilo Occidental. Disponible en URL: https://www.zoetis.es/conditions/caballos/west-nile-virus.aspx 

Artículos relacionados 

Descargar el Articulo

Para descargar el Articulo solo debes hacer clic en la imagen que te dejaremos aquí debajo.

Suscribete gratis por correo

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.