Reproducción Bovina

Fertilidad del toro

Fertilidad en el macho

En el macho, la pubertad es un proceso gradual con un incremento progresivo en la producción de esperma y la capacidad de monta.

Los becerros de muchas razas de clima templado mostrarán libido antes del año de edad, pero la fertilidad puede alcanzarse hasta los 14 o 16 meses de edad.

Generalmente, en bovinos, la pubertad se define como el tiempo en que un macho es capaz de dejar gestante a una vaca. Para lograr esto, se requiere la presencia de, al menos, 50 millones de espermatozoides por cada eyaculación, de estos, más de 10% deben mostrar motilidad precoz. Por lo que toca a la hembra, la pubertad está influenciada por el genotipo, la nutrición y muchos otros factores.

El volumen de semen producido por eyaculación varía de 2 a 5 ml en toros jóvenes y de 5 a 15 ml en algunos toros de mayor edad. Una muestra normal debe contener de 1 a 3 billones de espermatozoides por ml (10 a la 9), con más de 60% de los espermatozoides activos mostrando una motilidad vigorosa.

Están disponibles muchas pruebas especializadas para la evaluación de una muestra de semen, incluyendo la microscopía, pruebas bioquímicas y métodos computarizados.

El proceso de selección para la crianza y el uso de los toros reproductores es muy importante; se debe obtener una fertilidad óptima, de esto dependerá que un toro sea destinado a monta natural o a inseminación artificial.

Como quiera que sea el caso, los toros reproductores deben ser superiores, no sólo en su potencial genético, sino también en sus características reproductivas. Deben tener órganos reproductores normales bien desarrollados, producir semen de excelente calidad, mostrar buena libido y tener capacidad para montar y servir eficientemente a las hembras.

Fertilidad

No Pierda Dinero, evalué su toro




Examen de Fertilidad en toros:

Este examen consta de tres partes y fue descrito por el DR Carlos Martín Acuña que se describe acontinuacion

El examen de fertilidad del toro involucra tres aspectos importantes

  1. Examen Físico.
  2. Examen Sanitario. 
  3. Prueba de Capacidad de Servicio (C.S.).

 Examen Físico 

Una vez que el toro reúne las características fenotípicas buscadas en cuanto a su conformación, estructura y desarrollo (todas subjetivas y evaluadas por el ojo humano) y que se efectúe una revisión minuciosa de lo siguiente:

TESTÍCULOS: medición de la Circunferencia Escrotal (C.E.) y Tono Testicular (T.T.) ambas medidas objetivas que nos dan un altísimo grado de certeza de la cantidad y calidad de su semen sin necesidad de realizar un análisis del mismo, simplemente utilizando nuestras manos y nuestra mente.

Con respecto a los epidídimos, deberíamos tener en cuenta la forma y posición de sus colas, que es donde se almacena el semen.

Según los trabajos del Dr. Mike Blockey en Australia un toro debería tener como mínimo 30 cm de C.E. a los 20 meses de edad, para ser considerado apto para la reproducción y poder otorgarle 40 vacas, siempre y cuando su C.S. lo permita, con 32 cm podría ser utilizado en 60 vacas y con 34 cm sería con 80 vacas de acuerdo a su C.S.,  siempre tomando como base los 20 meses de edad.

El desarrollo testicular es rápido entre los 7 y 12 meses de edad, a razón de 1,8 cm. por mes, luego entre los 12 y 16 meses es más lento 1,2 cm. por mes. A los 24 meses de edad los testículos estarán  en un 90 % de su tamaño de animal maduro en toros bos taurus bien alimentados.

En razas cebuinas los testículos son más largos de forma acigarrada por lo tanto con 28 cm. de C.E. a los 24 meses de edad podría ser apto.

Esto es debido a que al medir la C.E. y tener una altísima correlación con el peso testicular, la menor C.E. de las razas índicas compensarían con el largo y en definitiva es el volumen testicular (V.T.) lo que nos interesa ya que 1 gramo de tejido testicular produce de 10 a 20 millones de espermatozoides por día. El Dr. Lunstra y col. en E.E.U.U. fijaron una fórmula para calcular el V.T. que se menciona a continuación:

V.T. de los testículos= 0.396 X largo prmedio de los testículos X C.E. al cuadrado

En este caso hay que determinar el V.T. de varios toros con una C.E. mínima y largo normal, para luego comparar dicho volumen con el de un toro con C.E. sub-mínima pero más largo; si el V.T. es igual el toro es apto. (Dr. Beckwith, com.personal).

Como conclusión es muy importante la C.E. pero no debemos caer en una carrera desmedida por el tamaño dejando de lado estructuras muy importantes como ser las colas de los epidídimos que es el lugar de almacenamiento del semen.

La forma de esfera prolata de los testículos es importante, la posición de las colas recién mencionadas, con respecto a estas es muy importante poder visualizarlas como las clásicas “perillas”, es decir verlas sin necesidad de tocarlas para saber que existen.

Según Donald Lunstra, fisiólogo de la reproducción, de nacionalidad americana, dice que el 32 % de los toros llegan a la pubertad con una C.E. de 27 cm., con 28 cm. de C.E. lo hacen el 52 % de los toros, ya con 29 cm. el 74 % de los toros llegaron a la pubertad y al llegar a los 30 cm. de C.E. Lunstra afirma que el 97 % de los toros ya llegaron a la pubertad, por eso es importante que los toros pasen temprano la barrera de los 30 cm., si lo hacen entre los 8 y 10 meses serán de pubertad temprana, entre los 10 y 14 meses serán de pubertad mediana y si recién pasan por los 30 cm. luego de los 14/15 meses serán de pubertad lejana., según Mike Blockey, veterinario australiano (com. personal).

Según Cates (1981) toros de 1 año con testículos pequeños, seguirán siendo pequeños a los 2 años de edad. Pratt y col. demostraron que toros Angus deben tener 23 cm. de C.E. entre los 6 y 9 meses de edad para alcanzar los 30 cm. a los 12 meses de edad con una probabilidad del 100 %.

Entre los 13 y 16 meses los Brahman tienen testículos más pequeños que los toros Bos taurus, luego crecen más rápidamente y tienen un V.T. similar entre los 17 y 20 meses.

Es decir, con respecto a la C.E. podemos afirmar que hay un mínimo y que luego, por más grandes que sean los testículos, se entra en una meseta biológica y no se puede decir que un toro de 42 cm de C.E. tenga mejor semen que uno de 38 cm de C.E. Recordar que el exceso de preparación para exposiciones puede aumentar su C.E. en un 20%.

Como conclusión podemos decir que se deberían elegir toros que tengan más de 34 cm de C.E. y un tono testicular 1/1 muy firme o 2/2 firme.. El tono testicular está muy relacionado con la calidad seminal.

Es una medida más subjetiva que la C.E. y  se mide palpando con nuestras yemas de los dedos a los testículos en su posición normal colgando en el escroto.

No se debe ejercer ningún tipo de presión del cuello escrotal pues estaríamos aumentando el tono testicular. El 1/1 significa muy firme y hace referencia al testículo izquierdo y derecho, es muy raro que tengan distintos tonos ambos testículos, de ser así sería 1/2. El 95 % de los toros revisados tienen tono testicular muy firme 1/1 o firme 2/2.

Existen en el mercado aparatos llamados “tonómetros”, pero no se justifica su empleo en una revisación de rutina en toros que serán utilizados en servicio natural a campo.




Aparato Locomotor 

El aparato locomotor es fundamental para desenvolverse, especialmente por el potrero. Debemos tener en cuenta los aplomos con un buen ángulo ya que en el servicio todo el peso del toro caerá sobre los garrones; toros “parados de garrones” tendrán inconvenientes durante el servicio. El buen desgaste de las pezuñas en forma natural es muy importante.

OJOS: El sentido de la vista es fundamental para el toro en la detección del celo. Se debe buscar el toro que tenga los ojos bien ubicados dentro de la órbita y no de ojos saltones por la predisposición al cáncer de ojo (raza Hereford).

DIENTES: Se deben observar para relacionarlos con la edad teniendo en cuenta que en razas británicas un toro de 2 años debería tener 2 dientes o dientes de leche, a los 2 años y medio 4 dientes y 6 dientes a los 3 años aproximadamente.

ASPECTO EXTERIOR: Buscar un toro armónico, de buena musculatura y que tenga un buen “peleche”. Algunas de estas características fueron utilizadas por Bonsma en la selección por aptitud funcional.

Examen sanitario  

La sanidad de un toro debe estar perfectamente controlada pues al entrar en un rodeo sano corremos el riesgo que si el toro es portador de una enfermedad venérea contagie a otros toros y los resultados de preñez sean bajos.

La brucelosis, no es una enfermedad venérea, de todas maneras se deberá extraer sangre en los toros para su diagnóstico. Hoy contamos con pruebas de laboratorio para realizar y debemos hacerlo como control.

El toro es malo como “detector” de la enfermedad y es la vaca la principal difusora a través del aborto y todas las descargas del mismo que infectan los potreros.

En el servicio natural el toro deposita el semen en la vagina y en el supuesto de tener brucelas el ph vaginal las destruirá y no pasarán por el cuello uterino. Mientras que el semen congelado que se utiliza en Inseminación Artificial (I.A.) en el supuesto de tener brucelosis que resisten a la congelación, contagiaría a la vaca ya que es depositado en el cuello uterino, pasando la barrera natural que este ofrece.

También es importante recordar que en el momento de máxima contaminación que es el aborto, los toros, en un rodeo organizado están solos y por lo tanto no se contagian.

En el examen sanitario de un toro también aplicamos la tuberculina en el pliegue anocaudal y leemos y medimos con calibre la intradermo reacción.

Con respecto a las enfermedades venéreas (trichomoniasis y campylobacteriosis) se considera prioritario expresar algunos conceptos, sobre todo teniendo en cuenta que luego del examen sanitario, que es el segundo item dentro del examen de fertilidad de un toro continuamos con la Prueba de Capacidad de Servicio (C.S.), que sería el tercer y último paso del examen.

En nuestro país estas enfermedades si bien en muchos establecimientos de cría están controladas, en otros sigue siendo una limitante muy importante en los resultados de preñez obtenidos.

Por lo tanto antes de implementar la Prueba de C.S., en un establecimiento de cría o cabaña, se debe tener un control total de los toros y las vacas a utilizar. Esto significa que deben ser rodeos sanos y con buenos porcentajes de preñez al tacto.

El criterio que se utiliza en un rodeo de toros es el de obtener el doble muestreo negativo del 100 % de los toros del establecimiento. Esto significa que si en el primer muestreo aparecen algunos toros positivos a trichomoniasis, estos serán eliminados con destino a faena y volverán a rasparse todos los negativos, si en este segundo raspaje sale otro positivo también será eliminado quedando para realizar el tercer raspaje todos los negativos en los dos primeros, si resultan todos negativos en el tercer diagnóstico se vuelven a muestrear por cuarta vez y si resultan negativos estaríamos logrando el doble muestreo del 100 % de los toros.

Si bien estos que están en condiciones de entrar a servicio tienen cuatro diagnósticos negativos como en los dos primeros hubo toros positivos en el rodeo se considera recién que el tercer y cuarto raspaje corresponden al doble muestreo negativo. En aquellos rodeos con muy buenos índices de preñez no deberían aparecer “toros enfermos”, por lo tanto con dos muestreos negativos de todos los toros es suficiente para echarlos a servicio.

Es conveniente dejar un espacio mínimo de 10 días entre los muestreos. Se insiste en que debido a la resistencia que logró la trichomona a las drogas utilizadas para combatirla todo toro positivo se debe eliminar con destino a faena.

La mayoría de las hembras infectadas luego de un descanso sexual de 4 a 6 meses logran una inmunidad (protección) muy importante, por lo tanto en muchos rodeo infectados con preñeces bajas (70%) hemos guardado las vacas vacías y en el próximo servicio entoradas como vacas secas logran índices de preñez superiores al 90 %, siempre y cuando tengan ese descanso sexual mencionado.

Por lo tanto una vez detectado el problema no sería aconsejable darles servicio inmediatamente sin el descanso sexual recomendado para que la inmunidad de las hembras se haga presente. Pero la biología no es una ciencia exacta y es posible también que la trichoma foetus se mantenga en vagina, no interfiriendo en la gestación, y se logre un ternero normal.

Luego del parto, los protozoarios inician la infestación  del tracto reproductor implantando la enfermedad. Aunque esto no es frecuente, si se presenta en algún animal del rodeo , dificultará la erradicación de la enfermedad. Esta vaca la denominamos  “vaca portadora”.

Si bien se han desarrollado vacunas contra esta enfermedad las mismas por el momento no han dado resultado y no se recomiendan.

Con respecto a la campylobacteriosis el criterio del doble muestreo es el mismo pero no  siempre se eliminan los toros positivos ya que pueden ser tratados con antibiótico. También en algunas oportunidades se puede aplicar la vacunación tanto en los toros como en las vacas o vaquillonas.

El agente causal de esta enfermedad es una bacteria mientras que la trichomona es un protozoario.

Considero a la presencia de enfermedades venéreas como la única limitante para poder realizar la Prueba de C.S., por lo tanto los que se inicien en este tema deben tomar todas las precauciones necesarias para no cometer errores.

Una vaca enferma o un toro podría ser suficiente para que al finalizar la Prueba de C.S., muchos se hayan contagiado.

Nunca realizar la C.S. en toros negativos a los raspajes prepuciales que provengan de rodeos positivos.




CAPACIDAD DE SERVICIO (C.S.)

A fin de profundizar el tema de la C.S. tuve oportunidad de trabajar, en febrero de 1987, con el Dr. Mike Blockey quien desde 1975 desarrolla esta técnica de manejo de toros para rodeos de cría, en Hamilton, Estado de Victoria, Australia.

En esa oportunidad pude comprobar de manera cabal como la gran mayoría de los cabañeros y criadores de ese Estado han adoptado la Prueba de C.S.

Sin duda es importante la experiencia adquirida en Argentina desde 1985 hasta el momento con la evaluación de 20.500 toritos vírgenes y más de 5.000 adultos, esta cantidad importante de toros probados nos hacen muy confiable la prueba de C.Sy hoy podemos decir que la C.S. en Bos taurus es una realidad y un veterinario que trabaje en manejo de rodeos de cría, debería implementarla para completar el examen de fertilidad de los toros antes del servicio.

Sin lugar a dudas nuestros comienzos fueron difíciles, encontramos reparos en cabañeros y colegas, los criadores fueron los más convencidos en un primer momento, hoy en día muchos cabañeros la están realizando, y muy pocos veterinarios la discuten. Es común que toda nueva tecnología que uno incorpora al medio produce reacciones de todo tipo, la C.S. no ha sido la excepción a la regla.

Soy un convencido que muchos que discuten la C.S. y tienen una falsa impresión de ella es porque no la comprenden y cuando la gente no comprende algo, la cuestiona.

Lee Efecto del estrés calórico en la reproducción bovina




Definición.

C.S. se define como “el número de servicios que un toro realiza durante un período de entore a campo de 21 días y puede predecirse con más de un 90% de exactitud por el número de servicios que un toro realiza en una sencilla prueba a corral durante un lapso de tiempo determinado”.

Inicialmente esta prueba se realizaba durante 40 minutos y desde 1984 se comenzó a realizar en 20 minutos, actualmente se hace en 10 minutos en toros vírgenes y en menos tiempo en toros adultos.

Por medio de esta prueba evaluamos a los toros y establecemos su agresividad sexual que es la libido y su habilidad de servicio.

Podríamos decir que la libido es el “querer” y la C.S. es el “poder”. Un toro no sólo debe querer servir a una vaca en celo sino que debe poder hacerlo.

Esta prueba de C.S. nos permite también observar patologías de pene no detectables en el examen  clínico, como por ejemplo la desviación en espiral del pene, adherencias, desviaciones ventrales o “en arco iris”, pérdida del glande, persistencia del frenillo, entre otras.

Puedes leer Causas de infertilidad en bovinos lecheros

5 Comentarios

  1. HIDALGO JOSE GONZALEZ PEREZ

    excelente publicación aquí tenemos la oportunidad de refrescar, afianzar y aprender mas aun a cerca de las actividades del agro. Espero se mantengan ofreciéndonos toda esta información tan valiosa.

  2. luis miguel

    muy bueno todas las cosas que e visto sobre la ganaderia y muy interesantes

  3. Jorge Hidalgo Fajardo

    excelente información

Deja un comentario

Desarrollado Por OzunaSoft